No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad nobleza y polémica

Una princesa japonesa renunció a su título para casarse con su novio plebeyo

La sobrina del emperador Naruhito y ahora exprincesa formalizó su unión con un compañero de la universidad y quedó oficialmente fuera de la familia imperial de Japón

Una princesa japonesa renunció a su título para casarse con su novio plebeyo

Una princesa japonesa renunció a su título para casarse con su novio plebeyo

La princesa Mako, sobrina del emperador de Japón Naruhito, revolucionó a la dinastía imperial japonesa al casarse con su novio plebeyo Kei Komuro lo que representa formalmente su salida de la familia real.

Komuro y Mako se conocieron en la Universidad de Gakushuin. Su relación comenzó en 2012. El joven de 30 años no pertenece a la alta sociedad japonesa sino que se desempeña como abogado en un buffet de la ciudad de Nueva York.

Mako de Akishino ahora se llama Mako Komuro

La pareja planeaba casarse en el 2018 pero solo pudieron concretar la boda cuatro años después, en primer lugar, a raíz de un escándalo financiero que salpicó a la familia real y en particular a la madre de Komuro y también por la enorme desaprobación que generó el compromiso de la princesa.

Finalmente los novios formalizaron su unión este martes por la mañana en una ceremonia discreta. Ahora se espera que los recién casados se muden a la ciudad de Nueva York para iniciar su nueva vida lejos de los focos mediáticos nipones.

Mako es la sobrina mayor del actual emperador de Japón Naruhito y hermana mayor del príncipe Hisahito, segundo en el orden de sucesión.

Para apaciguar la polémica Mako, que cumplió sus 30 años este sábado, rechazó un pago único de un millón de dólares que otorga el gobierno al que tenía derecho como miembro de la realeza saliente.

De todas formas, como sobrina del emperador, Mako no estaba en la línea del trono ya que la ley de sucesión masculina de Japón evita que eso suceda. Además, según la ley japonesa, las mujeres miembros de la casa real deben renunciar a sus títulos y abandonar el palacio si se casan con un plebeyo.

Mako, que ya no será princesa, no es la primera mujer en dejar la familia real japonesa. La última integrante de la realeza en hacerlo fue su tía, Sayako, la única hija del emperador Akihito, cuando se casó con el urbanista Yoshiki Kuroda en 2005.

Mako es la primogénita del príncipe heredero Fumihito, hermano del emperador Naruhito y hermana mayor del príncipe Hisahito, segundo en la línea sucesoria.

Comentarios