No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad POLÍTICA INTERNACIONAL

Video: ¿qué hay detrás del estallido social en los Estados Unidos?

El asesinato de Floyd generó una ola de protestas de Norte a Sur en el país, evidenciando problemas históricos y planteando la necesidad de reformular, de una vez por todas, el supremacismo blanco que estructura a la sociedad norteamericana. En Filo.Mundo te contamos lo explicamos. 

En el día de hoy los Estados Unidos conmemora “Juneteeh”

En el día de hoy los Estados Unidos conmemora “Juneteeh”

Por: Daniel Maffey

En el día de hoy Estados Unidos conmemora “Juneteenth” (de "junio" y "diecinueve"), jornada  en que para 1865 un grupo de personas esclavizadas en Texas, se enteró de que quedaban liberadas de esa institución, marcando así los primeros antecedentes sobre la abolición de la esclavitud sancionada dos años antes. 

Se trata de un aniversario especial contemplando que el asesinato de George Floyd generó una ola de protestas de Norte a Sur en los Estados Unidos, evidenciando problemas históricos y planteando la necesidad de reformular, de una vez por todas, el supremacismo blanco que estructura a la sociedad norteamericana.

A partir de ahí y seguramente también estés el tanto, la gente salió a las calles, reclamando las desigualdades acumuladas por siglos, así como también como por la brutalidad policial, a la que la policía, claro, respondió, con brutalidad. 

El Fiscal General de Minnesota, Keith Ellison, acusó a los tres ex oficiales de ayudar e incitar al asesinato y elevó los cargos contra el ex oficial Derek Chauvin de asesinato en tercer grado a segundo grado, lo que quiere decir que se piensa que el acusado tuvo la intención de matar a su víctima y podría recibir una pena máxima de hasta 40 años.

Los cargos y tiempos de la Fiscalía lógicamente fueron bien recibidos pero, incluso en plena pandemia la gente ya está en marcha y no parece próxima a parar, porque de nuevo, lo que se está evidenciando es la crisis de todo el sistema, no solo del gobierno de Trump que claro fomentó este supremacismo blanco y hará lo necesario desde su lógica de odio para ser reelecto pero que también tiene presente ese pasado profundo que dio y da forma a la Nación de los Estados Unidos, que tanto desde el bando republicano como demócrata, no quiso, no supo o no pudo encontrar solución a esa hegemonía pactada entre la élite blanca desde el siglo 18 en adelante. 

Un presente histórico

Desde antes del proceso independentista, en la población blanca se creó una relación de complicidad entre la clase dominante y las subordinadas en el sentido de que, si bien los blancos de la clases medias iban a estar dominados por esta élite, siempre se les garantizó una posición de privilegio por encima de las minorías. 

Tanto a indios como a negros se los despojó de sus tierras durante un largo proceso genocida, que en el caso de los nativos americanos redundó en la apropiación de sus tierras, y en el de los negros, en esclavitud, muertes y mutilaciones. 

Movilizaciones  en la ciudad de Washington,1968

Los colonos arrebataban tierras a los indios a punta de fusiles y escopetas y de la misma manera sometían a los negros al trabajo esclavo, luego servil, y también les robaban tierras. Ese, es el saqueo del que hablaba Talika Malory.

De acá en parte podemos pensar esa adicción a las armas, especialmente en las áreas rurales. Algo que persiste hasta el día de hoy y que plantea una  suerte de simbiosis entre la “democracia estadounidense” por un lado y la segunda enmienda por el otro. 

Así, un documento escrito en 1787 sigue siendo un argumento al día de hoy y la posesión de armas es una expresión de la democracia que defienden tanto Trump como Biden.

La Policía

En la década de los 90 se priorizó una suerte de doctrina conocida como la “cero tolerancia policial” que planteaba algo así como que si los crímenes menores no se atendían, iban a derivar en otros más serios. 

A partir de ahí se comienza a observar una suerte de saturación sobre la gente de menores recursos, presionando y profundizando estadísticas que suponen a Floy como un indicador más. 

La Policía y su desfinanciamiento está en agenda nacional

Lo cual no solo evidencia que las problemáticas a resolver no se lograron y que la Policía quizás no era la institución más apta para esto, sino que el proceso de financiamiento sobre las fuerzas de orden tuvo su correlato en la brutalidad policial. 

No queda muy lejos en el tiempo la imagen de la policía con el equipo de guerra utilizado en Irak para reprimir las movilizaciones en Ferguson, cuando mataron a Michael Brown, algo particularmente peligroso porque pareció en aquel entonces dar el mensaje de que la policía estaba en guerra contra su propia población.

Y además, si la estructuración condena de antemano a las minorías de los Estados Unidos, el sistema legal otorga una figura para la Policía de la que pocas veces se habla, que es la de inmunidad calificada.

La inmunidad calificada significa que los oficiales están protegidos de responsabilidad civil en la medida en que su conducta no viole derechos legales de los cuales tenían que estar al tanto.

Por lo pronto desfinanciar la policía parece un reclamo presente, y no para que no haya más oficiales y reine la anarquía, sino para cambiar ese enfoque que hasta ahora parece más preocupado en como reaccionar a la violencia policial y no en responder porque ocurre y como pararla. 

Comentarios