No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad INSEGURIDAD

Joven denuncia que un chofer de colectivo la quiso secuestrar y que se salvó porque saltó por la ventana

Camila Ortiz tiene 18 años. Salió de trabajar el miércoles por la noche, se tomó un interno de la línea 501 para volver a su casa en Monte Grande y el viaje se convirtió en una pesadilla.

Denuncia que se salvó de un secuestro porque saltó por la ventana

Denuncia que se salvó de un secuestro porque saltó por la ventana

Camila Ortiz tiene 18 años y trabaja como moza en un local. El miércoles a la noche, a las 22:04, salió de allí y se tomó un colectivo de la línea 501 (Ramal 8A) para volver a su casa en Monte Grande. 

Leonardo Recalde, de 29 años, era quien manejaba. El vehículo iba sin pasajeros. "Subí, le digo que me cobre $18 a lo que me responde 'a vos te llevo gratis'. Me quedé apoyando la SUBE para que me cobrará...y me marcó $0,10 centavos". Este fue el primer episodio de la pesadilla que estaba por comenzar.

"Me siento atrás, voy prestando atención al recorrido y me doy cuenta que no le paró a la gente que le hizo señas en la parada de Alem. Al llegar a la estación tampoco le para a las personas que estaban esperando para subir. Ahí me agarró mucho miedo y le aviso a mi mamá".

"Mientras le mando mensajes escucho que me decía cosas pero estaba tan nerviosa que no llegaba a escuchar bien. Le aviso a mi mamá que por favor me esperara en la parada porque tenía mucho miedo. Cuando estoy por Fair y Malvinas me pregunta dónde me bajaba a lo que respondí 'todavía falta', por miedo a que agarrara otro camino. A una cuadra de llegar a la parada de Vernet y Álvaros Barros, me paro, tocó timbre y digo '¡parada!'", relata la víctima en su cuenta de Facebook. 

Cuando quiso bajar, el chofer apagó las luces del colectivo y siguió de largo:  "Vos no te bajás de acá", la amenazó. 

"Veo que mi mamá y mis tres hermanos estaban esperándome. Ellos le hacen seña de que paré y él apaga las luces y hace seña con la mano que 'no'".

"Este es el hijo de puta que intento secuestrarme" publica Camila.

"Mi hermano le tira un piedrazo en el vidrio, en ese momento me dio tanto miedo que me tiré por la ventana y caí sobre la calle en medio de todos los autos, a lo que mi familia me ve y vienen corriendo a ayudarme ya que no me podía mover ni levantarme por cuenta propia", detalla.

El colectivero aceleró la marcha. Uno de los hermanos de Camila se subió a un auto de un chico que estaba trabajando de remisero y le pidió que siguiera al interno de la línea 501. Una chica que pasa en otro vehículo con su papá dio el aviso a la Policía que estaba haciendo guardia en la zona y comenzó la persecución.

Finalmente Leonardo Recalde fue detenido y la víctima realizó la denuncia.

"Tengo fotos, testigos y la denuncia, pero se que ni así me alcanza para encerrar a esta basura. Pero no voy a parar hasta lograrlo. Hoy me tocó a mi y lo puedo contar, pero mañana puede ser tu hija, tu mamá, tu hermana, tu novia", concluyó. 

Comentarios