Autonexo

Carsharing: cómo disponer de un auto sin tener que comprarlo

Se empieza a implementar este nuevo mecanismo para alquilar automóviles en Argentina. En esta nota te contamos cómo funciona.

Nueva modalidad de alquiler de autos y de compartirlos para uso temporal

Nueva modalidad de alquiler de autos y de compartirlos para uso temporal

¿Qué es el carsharing?

Es un nuevo método ya empleado en otros países que de a poco empieza a verse en las calles locales.

Se trata de una modalidad de alquiler de autos o de compartirlos para uso temporal (horas, días o semanas) mediante la utilización de aplicaciones en los smartphones.

En una empresa de alquiler tradicional de auto, la contratación se hace por día, mientra que con esta modalidad se puede pagar por hora e inclusive se puede fraccionar por minutos.

En un servicio muy similar al del alquiler de bicicletas, el vehículo se puede retirar en un punto establecido y devolverlo en otro sitio estipulado.

El usuario debe crearse una cuenta y el precio del servicio será debitado en la correspondiente tarjeta de crédito que esté asociada la cuenta.

La enorme ventaja que tiene este tipo de servicio es que al contratarlo, el costo del combustible y del seguro están incluidos en el precio. La única exigencia que piden algunos es devolver el vehículo con al menos un cuarto de tanque de combustible.

En la Argentina existen una serie de opciones para poder utilizar un auto compartido, con una concentración en la ciudad de Buenos Aires y GBA.

MyKeego es una empresa que ofrece este servicio con diversos vehículos entre los que pueden figurar el Renault Sandero o los Toyota Etios de cuatro o cinco puertas, con precios que oscilan entre los $260 hasta los $316 por cada hora de uso.

Por otro lado, Toyota Mobility Services cuenta con su propia flota de vehículos, entre los que aparecen el Etios, desde $483 la horao el Yaris ($795).

Lo interesante de la propuesta de la empresa japonesa es que también pone a disposición vehículos especiales o distintos. De ese modo se puede alquilar una Hilux (desde $ 1.019), un modelo híbrido como el Prius ($876) o hasta algún modelo de Lexus, la marca de lujo de Toyota.

A diferencia de un servicio de carsharing convencional, el de Toyota hay que reservar con cierto tiempo de antelación y los puntos de entrega y devolución están en los concesionarios de la marca. De todos modos, es el único que ofrece opciones en el interior del país.

Otra compañía japonesa también se suma a esta movida del carsharing. En este caso Nissan, propone a través de su alianza con Awto para que los clientes puedan comapartir autos.

Los modelos disponibles son el compacto March o el SUV Kicks, que tienen un costo de $440 por hora y $570, respectivamente. Se anunció que más adelante aparecerán opciones de vehículos de trabajo.

Las estaciones de Awto no están en la vía pública, sino que se puede retirarlos y devolverlos en centros comerciales, aeropuertos, hipermercados y cadenas de estacionamientos.

Por el momento estas son las propuestas en el mercado local, pero más marcas de autos se estarán sumando con propuestas similares para ofrecer otras opciones de movilidad.

Comentarios