No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Autonexo

De película: el Mercedes-Benz que se inspira en el mundo de Avatar

En el CES de Las Vegas, la marca alemana dio a conocer a un prototipo ecológico de cuatro motores eléctricos

De película: el Mercedes-Benz que se inspira en el mundo de Avatar

De película: el Mercedes-Benz que se inspira en el mundo de Avatar

Mercedes-Benz arribó al CES de Las Vegas con un prototipo inspirado en la saga cinematográfica Avatar con el que busca una interacción avanzada entre el vehículo, el ser humano y la naturaleza.

Su nombre es Mercedes-Benz Vision AVTR Concept y fue desarrollado en conjunto con los creadores de la taquillera película. Es un prototipo comprometido con el medioambiente, ya que incluye materiales renovables, mecánica eléctrica y un diseño orgánico.

La estética toma como referencia a las criaturas que aparecen en Avatar. Los diseñadores buscaron transmitir la sensación de que el vehículo estuviese vivo, lo que se materializa en las 33 aletas biónicas que se asimilan a las escamas de un reptil.

También se destacan sus llantas integradas al conjuntos e iluminadas en azul como las ópticas delanteras.

No conformes con el llamativo diseño exterior, el habitáculo es digno de ciencia ficción. Un elemento de control multifuncional reconoce al conductor a través de sus datos biométricos con solo apoyar su mano, al estilo Na’Vi cuando se conectan con su mundo en la película.

Una enorme pantalla central permite viajar virtualmente a una tierra lejana, como lo es Pandora, el planeta ficticio de Avatar. Son paisajes que pueden ser explorados mediante proyecciones y no suponen una distracción ya que es completamente autónomo.

El Mercedes-Benz Vision AVTR Concept cuenta con cuatro motores eléctricos, uno para cada rueda, que entregan una potencia total de 476 caballos.

Cada rueda puede actuar por separado. De esta manera, pueden girar a la par o de manera opuesta, permitiéndolo moverse lateralmente al mejor estilo cangrejo a un máximo de 30 grados.

La energía para desplazarse es alojada en unas baterías de células orgánicas a base de grafeno, sin la necesidad de utilizar metales y tierras raras. Según la firma alemana, su carga completa se consigue en apenas 15 minutos y declara una autonomía de 700 kilómetros.

Avatar está ambientada en el año 2154 y el auto de Mercedes-Benz es completamente futurista, aunque posiblemente antes de esa fecha haya más novedades acerca de una potencial a la producción.

En esta nota:
  • Mercedes-Benz

Comentarios