Autonexo PRESENTACIÓN

Nace una bestia: el Ford Mustang más potente de la historia

La marca del óvalo ha presentado en el Salón de Detroit al Ford Mustang con más potencia hasta el momento, superando todo lo que han desarrollado.

El clásico superdeportivo de Ford supera los 700 caballos de fuerza en esta nueva entrega.

El clásico superdeportivo de Ford supera los 700 caballos de fuerza en esta nueva entrega.

Ford escribe un hito en la historia de su icónico superdeportivo Mustang, que se convierte en una de las principales atracciones de la cita estadounidense.

Ha sido bautizado como Ford Mustang Shelby GT500. Su corazón, lo que hace rugir a esta verdadera bestia, es un motor 5.2 litros V8 de aluminio que entrega una potencia de más de 700 caballos de fuerza, una cifra inédita hasta el momento.

El Ford Mustang se convierte en un misil. Ahora es capaz alcanzar los 100 km/h en poco más de tres segundos y de recorrer 400 metros en 11 segundos.

No sólo es revolucionario desde el aspecto de la potencia, sino que además ha dejado atrás la transmisión manual. Los más puristas quizás no tomen de buena manera esta noticia.

Se venderá únicamente con una caja automática de doble embrague y siete velocidades, capaz de realizar los cambios de marcha en menos de 100 milisegundos.

De serie el Ford Mustang equipa panel de instrumentos digital de 12 pulgadas y pantalla multimedia de 8 pulgadas

“El nuevo Shelby GT500 sorprenderá a los propietarios de superdeportivos con su tecnología de carreras, obra de Ford Performance, así como con su potente motor sobrealimentado y su aspecto imponente", comunicó Jim Farley, presidente de Ford para mercados globales.

Otro de los elementos que marcan la deportividad en el nuevo Mustang Shelby son las llantas de carbono de 20 pulgadas, los asientos de competición o los frenos especiales Brembo, además de diferentes soluciones aerodinámicas y en la suspensión.

La historia se renueva con un nuevo protagonista. Ford Performance desarrolló una nueva fiera. El Mustang Shelby GT500 es una realidad con una fuerza sin precedentes.

Comentarios