No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Movilidad

Toyota empieza a vivir en el futuro y arranca la construcción de su ciudad conectada

Solo podrán circular allí vehículos con energías renovables. 

Toyota empieza a vivir en el futuro y arranca la construcción de su ciudad conectada

Toyota empieza a vivir en el futuro y arranca la construcción de su ciudad conectada

Una ciudad conectada y centrada en el ser humano donde la movilidad es eléctrica y autónoma puede sonar a película futurista. Sin embargo, esas características definen al ecosistema de Toyota denominado Woven City que ya comenzó su construcción.

Las obras para hacerla realidad se iniciaron en estos últimos días y se ubica en la antigua planta de Toyota de Higashi-Fuji, en la ciudad de Susono (Shizuoka) y a los pies del Monte Fuji.

No es la única marca que afronta este tipo de proyectos. Toyota se suma a Smart City de Nissan, que es para autos eléctricos y autónomos, basada en un uso racional de la energía y tecnología Vehicle-to-Grid de carga bidireccional.

Woven City se extiende en 71 hectáreas. Estará preparada para recibir unos 360 residentes, que en su mayoría serán jubilados o familias con niños o empleados de Toyota. Eventualmente, podría llegar a tener hasta 2.000 personas viviendo en ella.

Con las personas como epicentro, la ciudad se enfoca en el desarrollo comunitario. Allí solo podrán circular vehículos de movilidad sustentable. 

Woven City se traduce del inglés como "ciudad tejida", teniendo a las personas como epicentro y enfocada al desarrollo comunitario. Y en ella solo podrán circular vehículos eléctricos, además de autónomos.

Se articulará en tres tipos de calles entrelazas entre sí: una exclusiva para los peatones, otra para patines eléctricos y otra para vehículos autónomos. Mientras que una ruta subterránea estará dedicada al transporte de mercadería.

La definen como “un laboratorio viviente” porque también contará con soluciones de robótica e inteligencia artificial. Los edificios estarán construidos en base a técnicas tradicionales japonesas y en madera, para reducir la contaminación.

Comentarios