Protón SALUD

La contaminación del aire mataría más gente que el cigarrillo

Según los investigadores, el número de muertes por la polución del aire es aproximadamente el doble de lo que se pensaba hasta ahora.

La contaminación del aire mataría más gente que el cigarrillo

La contaminación del aire mataría más gente que el cigarrillo

   A diferencia del tabaco, cuya inhalación es hasta cierto punto voluntaria, no podemos evitar respirar: del mismo modo que tomar líquidos o comer, es una de las condiciones de posibilidad para nuestra supervivencia. Por eso, resulta especialmente preocupante la conclusión a la que llega un nuevo estudio publicado en el European Hearth Journal, según el cual  la contaminación del aire mata prematuramente, a nivel mundial, alrededor de 9 millones de personas al año, unas 1,5 millones más que el cigarrillo.  

De este modo, los investigadores aseguran que el número de muertes atribuibles a la polución del aire es aproximadamente el doble de lo que se pensaba hasta ahora.

Las pequeñísimas partículas contaminantes (PM 2.5) son expulsadas a la atmósfera especialmente por la quema de combustibles fósiles, por la agricultura y por operaciones industriales. En primer lugar, estas partículas impactan a nivel respiratorio, en los pulmones, pero luego se trasladan por el torrente sanguíneo y terminan afectando el corazón.

 A pesar de que a menudo la contaminación es minimizada como factor de riesgo para la salud, se sabe que la exposición crónica a estas pequeñas partículas contaminantes dificulta la función vascular y puede conducir a infartos, hipertensión arterial y paros cardíacos. Vale recordar, en este punto, que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. 

Los investigadores sostienen que la cantidad de muertes debidas a la polución en Europa podría reducirse a la mitad si se evitaran las emisiones provenientes de la quema de combustibles fósiles, de modo que la esperanza de vida aumentaría más de un año. Por eso, concluyen que "mejorar la calidad del aire europeo es una intervención alcanzable, altamente efectiva y, por tanto, necesaria". La recomendación es, por supuesto, extensible al resto del mundo. 

En esta nota:
  • Contaminación
  • Cigarrillo

Comentarios