No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Protón polémica

"Las Brandoni de la ciencia": amplio repudio a un artículo periodístico

Un físico argentino publicó una nota de opinión que cosechó un rechazo muy fuerte en las redes sociales. 

 

"Las Brandoni de la ciencia": amplio repudio a un artículo periodístico

"Las Brandoni de la ciencia": amplio repudio a un artículo periodístico

Por: Nicolas Olszevicki

Un artículo de opinión publicado hoy en el diario Página/12 por un físico argentino residente en México generó una ola de críticas por parte de muchos científicos y científicas en Twitter.

En la nota, Oliverio Jitrik, físico argentino exiliado en México, critica a Sandra Pitta y Marina Simian, las dos científicas que se hicieron conocidas por defender el gobierno de Mauricio Macri, acusándolas de ser las "Brandoni y Casero" de la ciencia argentina

Con una ironía muy mal lograda, el autor de la nota sugiere estudiar a esos "dos especímenes" para comprender "las patologías sociomentales de los argentinos" puesto que,  "a causa de su alto nivel académico y su posiblemente elevada cota intelectual", son "más interesantes" que un macrista arquetípico. 

Tal vez lo más grave del texto es que niega que Simian y Pitta puedan tener otra identificación política que la propia y, en consecuencia, cuestiona que sean capaces de pensar. "Sienten, y mucho", dice el autor, incapaz de reconocer que otras personas tengan ideas diversas. 

Marina Simian durante su participación en "¿Quién quiere ser millonario?"

Miembros de la comunidad científica de diversas orientaciones políticas salieron a condenar la nota en Twitter, incluso muchos que se habían ocupado de criticar lapidariamente las declaraciones falsas y maliciosas de Pitta sobre la inversión en ciencia y tecnología en la historia argentina y el apoyo de Simian al gobierno que terminó por obligarla a participar de un concurso televisivo para financiar su laboratorio.

Más allá de las diferencias ideológicas con Pitta y Simian (que yo personalmente también tengo, como explicité en numerosas oportunidades), el texto es lamentable por, al menos, dos motivos: su escaso nivel argumentativo y su altísimo nivel de agresividad directa hacia las involucradas.

Era, si uno es exageradamente generoso, un mal posteo para una red social donde todos los seguidores piensan lo mismo que uno, no una nota para publicarse en un medio masivo de comunicación. 

En esta nota:

Comentarios