No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón

¿Por qué cuando consumimos alcohol vemos a las personas más atractivas?

Investigadores exploran la causa del efecto conocido como "gafas de cerveza".

¿Por qué cuando consumimos alcohol vemos a las personas más atractivas?

¿Por qué cuando consumimos alcohol vemos a las personas más atractivas?

El efecto de "las gafas de la cerveza" se refiere a esa alteración de la percepción que provocan las bebidas alcohólicas y que hace que veamos a las personas más atractivas de lo que usualmente nos parecerían.

Hasta ahora, las investigaciones en este tema eran ambiguas y daban resultados mixtos. Pero una nueva investigación sugiere que este fenómeno tiene relación con cómo varía nuestra atención bajo los efectos del alcohol.

Para explorar esto, los psicólogos de la Universidad Edge Hill (Inglaterra) llevaron a cabo un experimento en pubs y bares ubicados en los alrededores del campus y les pidieron a más de 120 participantes heterosexuales que respondieran a un estímulo (en este caso, indicar en una notebook si la letra "T" era la correcta o invertida) y a su vez ignorar la serie de rostros que se mostraban en la pantalla al mismo tiempo. 

Mientras estudios previos se limitaban a las respuestas de los participantes sobre cuán atractivos encuentran a los otros, este es el primero que utiliza medidas indirectas de atención, superando algunas de las limitaciones del otro enfoque.

Los resultados, publicados en la revista Psychology of Addictive Behaviors, mostraron que mientras las personas sobrias se distraían más con los rostros más "atractivos", la atención en aquellas que habían tomado se distraían igualmente con las fotos de rostros atractivos y no tanto.

“Sabemos que los rostros atractivos pueden desviar la atención de la tarea en cuestión, pero nuestra investigación sugiere que el alcohol tiene la capacidad de disminuir este efecto; para nivelar el campo de juego", explica el Dr. Monk, autor principal del estudio.

Algo notable fue, además, que este efecto estaba presente también en aquellos participantes levemente intoxicados; lo que sugiere que no se necesita mucho alcohol para que las personas se pongan sus "gafas de cerveza".

"La mayoría de la gente ha escuchado hablar del efecto de las gafas de cerveza, y nuestra investigación aporta evidencia que muestra que hay algo de verdad en esta sabiduría anecdótica", finalizó el profesor Derek Heim.

Comentarios