No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Protón

UVR-bot: un robot argentino para la esterilizacion de ambientes mediante luz ultravioleta

La empresa argentina UV Robotics esta desarrollando un robot que mediante tecnologia de rayos UV esteriliza completamente cualquier espacio u objeto

UVR-bot: un robot argentino para la esterilizacion de ambientes mediante luz ultravioleta

UVR-bot: un robot argentino para la esterilizacion de ambientes mediante luz ultravioleta

Por: Fernando Tarnogol

Los métodos de limpieza químicos utilizados actualmente en hospitales tienen, de acuerdo a la OMS, una efectividad máxima del 60% debido a errores de aplicación y la propia naturaleza del método sumado al efecto secundario de la generación de virus y bacterias resistentes. Esto significa que al no eliminarse la totalidad de los patógenos, los que persisten luego del saneamiento de un objeto o ambiente generan resistencia a los químicos que pretenden eliminarlos. Esto es una de las principales fuentes de lo que se conoce como infecciones intra-hospitalarias. Los métodos químicos no son sólo cuestionablemente eficaces sino que también dependen del error humano, donde el personal de limpieza puede omitir superficies u objetos.

La solución propuesta por la empresa argentina UV Robotics, propone eliminar mediante radiación UV-C el 100% de los patógenos destruyendo el ADN y ARN de virus y bacterias sin generar resistencia en las mismas, dado que las elimina en su totalidad sin darles oportunidad de mutar.

La esterilización por rayos ultravioleta (UV) desinfecta alterando el ADN de los microorganismos e impidiendo su reproducción, por tanto es un medio no-químico que inactiva bacterias, esporas, protozoos, levaduras y virus.

La idea original es de Martín González, CEO de la compañía, quien una vez comenzada la pandemia comenzó a investigar potenciales soluciones que se adecuaran a las capacidades técnicas y de fabricación de su equipo. Investigó los esfuerzos actuales de la comunidad maker y open source, que principalmente se enfocan en la producción de máscaras y ventiladores de soporte vital (respiradores. Para fabricar estos últimos, es preciso contar con permiso y homologación de la ANMAT para que puedan ser utilizados. Al ser una empresa que incursionaría en la construcción de respiradores por primera vez, eso llevaría sus tiempos lógicos y no respondería con urgencia a la problemática de Coronavirus.

Es así que en lugar de tratar a los enfermos, podían ayudar desde la prevención del contagio. Indagando, encontró un paper sobre el uso de la tecnología en China, donde se explicaba cómo se utilizan los rayos UV-C para combatir la pandemia de COVID-19.

Los rayos UV-C en la dosis adecuada garantizan la aniquilación total de los microorganismos destruyendo su ADN, por lo que pueden eliminar hongos, virus y bacterias. 

Conversando con un médico amigo suyo, González se enteró que en los quirófanos se utilizan tubos UV que se encienden al terminar una operación con un patógeno y se dejan prendidos durante 3 horas. Esto lo inspiró a perseguir una solución que incorporara tecnologías de última generación en la identificación de geometrías espaciales, navegación autónoma y escaneo en 3D. 

Sabrina Lecam, ingeniera ambiental miembro del equipo, se encargó de la investigación para identificar las dosis y tiempos necesarios de luz UV-C para eliminar efectivamente los patógenos. No solo el tiempo de exposición es importante sino que cada superficie reciba la cantidad de luz adecuada. "Uno puede agarrar 4 tubos UV y meterlos en una habitación, pero esto no garantiza que todos los espacios sean cubiertos por lo que se corre el riesgo de desaprovechar las ventajas que otorga esta tecnología", concluye Martín Gonzalez.

Por estas razones, el equipo de UV Robotics decidió incorporar tecnología de escaneo 3D mediante LIDAR (el sistema láser que utilizan los autos autónomos) en conjunto con software de localización simultánea y mapeo (SLAM) desarrollado especialmente para UVR-bot. Así, el robot escanea el entorno y define el tiempo y las posiciones donde debe ubicarse en una habitación para garantizar la dosis adecuada y el tiempo pertinente. 

El robot es propulsado y se controla a control remoto. Cuenta también con una cámara PoV (de punto de vista), lo que permite ingresar a espacios donde hubo gente contagiada y evitar así exponer innecesariamente a personal que de otra manera requeriría vestimenta especial y el uso de insumos que hoy en día escasea en el mundo, como máscaras N95 y trajes herméticos. UVR-bot también está equipado con sensores de movimiento para detenerse si detecta el ingreso de personas a un espacio para no exponerlas a los rayos UV. 

Pese a las restricciones de circulación y limitaciones actuales que dificultaron el poder conseguir los insumos para producirlo, la empresa  planea tener el primer prototipo para el final de esta semana y contar con las primeras unidades comerciales dentro de 1 mes.

UV Robotics también está diseñando versiones más simples sin motor o control remoto. "Para desinfectar un cajero automático no es necesario que el robot se pueda mover", señala González. 

En una segunda fase, los robots estarán en una estación de carga fija y podrán ser dirigidos remotamente vía internet a ubicaciones previamente definidas, automatizando así el proceso de inoculación de espacios.

UV Robotics

Hoy por hoy, debido al costo de producción y la tecnología que involucra, el producto está apuntado a usos corporativos e institucionales como hospitales, escuelas, bancos, medios de transporte, fábricas, oficinas y consorcios de edificios.

En simultáneo, están desarrollando una versión hogareña llamada UV-box, una caja hermética con lámparas UV-C donde pueden colocarse, entre otras cosas, ropa, celulares, llaves, barbijos y  máscaras para su esterilización.

En cuanto a la posibilidad de producir unidades masivamente, González confía en que podrán descentralizar y escalar la producción de UV-bots de una manera sencilla dado que mecánicamente el robot no es difícil de ensamblar, sino que su valor agregado reside en el software de control.

El equipo de UV Robotics está trabajando actualmente "casi sin dormir" dada la urgencia de la situación y por el convencimiento que tienen del impacto potencial para disminuír la tasa de contagios que posee la solución que están desarrollando.

Se puede seguir el progreso de esta iniciativa de UV Robotics desde sus redes: Twitter, Instagram y Facebook

En esta nota:

Comentarios