No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Robótica

Una compañía vende clones robóticos de personas reales

La empresa rusa Promobot lanzó la producción en masa de robots que se parecen a humanos.

 

Una compañía vende clones robóticos de personas reales

Una compañía vende clones robóticos de personas reales

Promobot, una compañía rusa fundada en 2015 que fabrica robots autónomos para empresas, está vendiendo ahora androides "con la apariencia de cualquier persona". Viene en dos versiones: una para uso personal, capaz de comunicarse con las personas y responder preguntas, reconocer rostros y actuar como interlocutor; y otra para uso profesional, que además puede mostrar cosas en una pantalla, integrarse con sistemas de terceros y actuar como consultor, administrador, promotor o azafata.

Robot para uso profesional.

Estos antropomorfos, llamados "Robo-C", no pueden caminar pero pueden mover su cuello y torso. Además, son capaces de copiar las expresiones faciales: pueden mover sus ojos, cejas, labios y otros "músculos" creando más de 600 semblantes que le permiten imitar la apariencia humana.

"¿Te imaginás una réplica de Michael Jordan vendiendo uniformes de básquetbol y a William Shakespeare leyendo sus propios textos en un museo?", dijo Aleksei Iuzhakov, presidente de la junta directiva de Promobot.

Desde la compañía afirman que ya recibieron —y están empezando a construir— cuatro clones robóticos. Uno de ellos para uso profesional que estará en un centro de servicios del gobierno escaneándo pasaportes y un clon de Albert Einstein para una exposición de robots.

Los otros dos, clones de robots del padre y la madre en una familia del Medio Oriente que quiere los robots con el propósito de "saludar a los invitados".

 Robo-C Einstein | Promobot

La compañía rusa es actualmente el mayor fabricante de robots de servicio autónomo en el norte y este de Europa y tiene "Promobots" trabajando en 35 países; pudiéndolos encontrar en lugares como el metro de Moscú, el aeropuerto de Baltimore, el Dubai Mall y las tiendas IKEA.

Un Promobot en Kuwait.

Comentarios