No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Al infinito y más allá

10 películas existenciales de astronautas para ver antes de Ad Astra

Las películas del espacio no son un género per se, pero sus historias siempre nos fascinan por diferentes motivos. ¿Quién no soñó con convertirse en astronauta? 

El espacio, la última frontera

El espacio, la última frontera

Por: Jessica Blady

La fascinación del hombre por el espacio es tan antigua como la civilización misma. Desde los comienzos del séptimo arte, virtuosos como Georges Méliès y su “Viaje a la Luna” (Le voyage dans la lune, 1902) nos llevaron de paseo por la imaginación y los avances científicos, a medida que el ser humano se iba acercando al sueño estelar. Aprovechamos el estreno de “Ad Astra: Hacia las Estrellas” (Ad Astra, 2019) para sumergirnos en las profundidades del cosmos y esas historias introspectivas donde el hombre intenta buscar respuestas (o soluciones), incluso más allá de nuestro sistema solar.

  • CONTACTO (CONTACT, ROBERT ZEMECKIS, 1997)

    Después de un par de comedias fantásticas y dramas, Robert Zemeckis vuelve a la ciencia ficción, pero se mete con asuntos más “discutibles” al adaptar la novela homónima de Carl Sagan, publicada en 1985. La ciencia y la religión, o mejor dicho la fe, chocan inevitablemente en esta odisea espacial (o no tanto) que tiene a la científica Eleanor “Ellie” Arroway (Jodie Foster) como protagonista. Con todo su raciocinio a cuestas, la chica se embarca en la misión más esperada de todos los tiempos: el primer contacto con ‘vida extraterrestre’, pero lo que encuentra del “otro lado” no puede ser explicado (ni por ella, ni por nadie) tan fácilmente. A pesar de su éxito moderado, “Contacto” pasó bastante desapercibida, más allá de ser una gran exponente del género.
    Jodie in the sky with diamonds
  • SOLARIS (ANDRÉI TARKOVSKI, 1972)

    Sombría, minimalista y simbólica. Una vez más, Andréi Tarkovski se explaya sobre las complicadas relaciones humanas y la materialización de los deseos más profundos, además de volver a recalcar la eterna cuestión del miedo ante lo extraño y desconocido. Un científico es enviado a una estación espacial que orbita un distante planeta -el cual podría albergar algún tipo de vida extraterrestre- para averiguar qué le pasó a la tripulación que, al parecer, quedó medio chapita. Lo que no se esperaba encontrar era a su difunta esposa. ¿Lo que? Esta no es la primera, ni la última vez que la novela de Stanisław Lem llega a la pantalla. Ya lo había hecho en 1968 para la TV y, claro, Steven Soderbergh hizo lo propio en el año 2002 de la mano de George Clooney.
    Veo gente muerta
  • 2001: ODISEA DEL ESPACIO (2001: A SPACE ODYSSEY, STANLEY KUBRICK, 1968)

    Stanley Kubrick hace gala de toda su meticulosidad, obsesiones y talento, y nos ofrece una visión del futuro (no tan lejana) que pone la piel de gallina. Este análisis contemplativo de la evolución humana, sus aciertos y sus errores, se mezcla con un increíble (y verosímil) escenario espacial, incluso antes de la llegada del hombre a la Luna. Un extraño monolito aparece enterrado en la superficie del satélite terrestre. Cuando se confirma que la procedencia de esta “cosa” tiene su fuente en el planeta Júpiter, una misión comanda por humanos -con la ayuda de una Inteligencia Artificial- se encargara de resolver el misterio de su verdadero origen (¿alienígenas?). Los problemas no se hacen esperar, pero tampoco los interrogantes. Una obra maestra indiscutida, tan adelantada a su tiempo que todavía existen incautos que la desestiman.
    Cuidado en quién confiás
  • MISIÓN RESCATE (THE MARTIAN, RIDLEY SCOTT, 2015)

    Entre Lunas Rojas y agua que aparece en Marte, de vez en cuando, Ridley Scott nos trae una nueva aventura de ciencia ficción que poco y nada tiene que ver con sus queridos xenomorfos. La adaptación de la exitosa novela homónima de Andy Weir, publicada en 2012, se centra en Mark Watney (Matt Damon), un corajudo astronauta que queda varado y abandonado a su suerte en el Planeta Rojo tras una terrible tormenta. Ahora, debe poner toda su experiencia y conocimientos científicos al servicio de la supervivencia, y a la espera de ser rescatado algún día por la NASA. A Damon se le suman Jessica Chastain, Michael Peña, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Kate Mara, Sean Bean, Chiwetel Ejiofor y Sebastian Stan porque no es bueno que Matt esté solo… otra vez.
    No es bueno que Matt esté solo
  • INTERESTELAR (INTERSTELLAR, CHRISTOPHER NOLAN, 2014)

    Christopher Nolan plantea un futuro (cercano) bastante jodido para la raza humana y nuestro planeta. La solución está más allá de esta galaxia, y un grupo de intrépidos aventureros se adentrará en los confines del espacio para tratar de encontrarla. La película -basada en las hipótesis científicas de Kip Thorne, contemporáneo y amigo de Stephen Hawking- se acerca a la ciencia ficción como sólo su director sabe hacerlo: por el lado del hiperrealismo, una trama que da vueltas sobre sí misma y esconde unos cuantos giros narrativos, y un arsenal de efectos especiales “naturalistas” que rozan más lo artístico que el espectáculo. Una verdadera experiencia cinéfila llena de tensión, críticas al consumismo, culpas parentales y viajes a través de agujeros de gusano.
    El agujerito sin fin
  • EN LA LUNA (MOON, DUNCAN JONES, 2009)

    El hijo del Duque Blanco debuta tras las cámaras con este drama espacial existencialista y claustrofóbico, pero bien anclado en una realidad científica. Sam Bell (el oscarizado Sam Rockwell) está llegando al final de su contrato de tres años en la Luna, donde se encarga de enviar recursos naturales que ayudan a aliviar los problemas energéticos de la Tierra (cuando no). Su solitaria estadía ya está haciendo estragos en su subconsciente y no ve la hora de retornar a su hogar junto con su familia. Pronto descubrirá que el fin de sus tareas implica algo más que abandonar la base y, de repente, ser “humano” significa (y cuesta) mucho más de lo que pensaba.
    *suena Space Oddity
  • GRAVEDAD (GRAVITY, ALFONSO CUARÓN, 2013)

    Más minimalismo y contundencia cortesía del mexicano Alfonso Cuarón. La odisea de la doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) es una de las más “realistas” y tensas que nos mostró el séptimo arte en los últimos años. Un astronauta veterano (George Clooney) y una ingeniera quedan varados en el espacio tras un accidente, y las posibilidades de sobrevivir se van acortando a medida que se internan cada vez más en el infinito cósmico. El instinto de supervivencia y las ganas de volver al hogar son las claves de esta aventura que, tal vez, carezca un poco de trama, pero es una gran experiencia para los sentidos, en gran parte, gracias a la fotografía del magnánimo Emmanuel Lubezki.
    Todo lo que sube...
  • HIGH LIFE (CLAIRE DENIS, 2018)

    Una que nos llegó hace poquito, un poco tarde pero seguro, es la primera obra en inglés de la realizadora francesa Claire Denis. La responsable de “Un Bello Sol Interior” (2017) nos lleva a los confines del espacio donde Monte (Robert Pattinson) tiene la tarea de cuidar a la pequeña Willow, aparentemente, los dos únicos seres con vida dentro de una nave que viaja sin rumbo. ¿Cómo llegamos hasta acá? A través de diferentes flashbacks, la realizadora nos cuenta la odisea de un grupo de jóvenes criminales que se prestan para una travesía hasta los confines de la galaxia y un agujero negro que podría resolver todos los problemas energéticos en la Tierra. Pero dentro de la nave también se llevan a cabo extraños experimentos de reproducción humana, cortesía de la doctora Dibs (Juliette Binoche).
    Hay un Batman suelto en el espacio
  • EL PLANETA DESCONOCIDO (FORBIDDEN PLANET, FRED M. WILCOX, 1956)

    Esta pequeña maravilla sci-fi de la década del cincuenta es una precursora de todo lo que vino después relacionado con el género ‘espacial’, además de ser la primera película donde los humanos viajan a través del cosmos y viven sus aventuras en un lugar alejadísimo de la Tierra. El guión de Cyril Hume tiene como base a “La Tempestad” de William Shakespeare para describir a los personajes y la ambientación, pero su trama puede relacionarse con ciertos aspectos de nuestra historia y el inconsciente colectivo planteado por la teoría de Carl Jung. Ni hablar de que es el debut en pantalla de Robby, el robot.
    Pioneros de los viajes interestelares
  • EL PRIMER HOMBRE EN LA LUNA (FIRST MAN, DAMIEN CHAZELLE, 2018)

    Después de ganar el Oscar y dejar a todos cantando con “La La Land” (2016), Damien Chazelle cambia de registro y se mete de lleno con un drama biográfico basado en la vida del astronauta Neil Armstrong (Ryan Gosling), obviamente, el primer hombre en caminar sobre la superficie lunar, el 20 de julio de 1969 (salvo que ustedes sean de esos conspiranoicos que creen que esto NUNCA ocurrió). Claire Foy (Janet Armstrong), Jon Bernthal (Dave Scott), Pablo Schreiber (Jim Lovell), Jason Clarke, Patrick Fugit, Kyle Chandler y Corey Stoll, entre otros, completan el impresionante elenco de esta biopic basada en el libro de James R. Hansen, que se quedó cortita durante la temporada de premios, pero nos regaló una particular y emocionante visión de este ‘héroe’ norteamericano.

    Un pequeño paso para el hombre
En esta nota:
  • astronautas

Comentarios