No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series #QuedateEnCasa

Análisis | Homemade: el arte cinematográfico en tiempos de la pandemia

Los cineasta también tuvieron que quedarse en casa durante la cuarentena y aprovecharon los recursos a la mano para realizar este conjunto de cortometrajes. 

Cine casero(Netflix)

Cine casero | Netflix

Por: Jessica Blady

Celulares, computadoras, cámaras digitales, cámaras de 8 mm, todo es valedero en “Homemade” (2020), la primera “serie antológica” creada en medio del aislamiento social y la pandemia de COVID-19. Los productores Juan de Dios Larraín y Lorenzo Mieli, y el director chileno Pablo Larraín (“Jackie”) son los impulsores de este proyecto de Netflix que reúne a 17 realizadores y sus pequeñas historias de cuarentena. O mejor dicho, filmadas en cuarentena, cuando este virus que no le da tregua a la industria cinematográfica obligó a frenar las actividades y a quedarse en casa hasta previo aviso.

Al mejor estilo de “Love, Death & Robots”, “Homemade” nos presenta 17 cortometrajes -de entre cinco y doce minutos de duración- de diferentes cineastas, regiones, estilos y géneros que, desde la comodidad de su hogar y alrededores, y con los recursos a la mano (en algunos casos, un poquito más), plasmaron sus experiencias durante la cuarentena. Otros fueron un poco más allá e imaginaron relatos de ciencia ficción, como Maggie Gyllenhaal y su “Penélope”, donde nos muestra el día a día de la supervivencia de Frank (Peter Sarsgaard), lidiando con la soledad de Vermont, en un escenario natural y post-apocalíptico.

Natalia Beristáin, Naomi Kawase, el mismo Larraín convocando a nuestra Mercedes Morán para contar “La Última Llamada” (Last Call) -por Skype- de un viejito mujeriego que, ante la posibilidad de la muerte, intenta contactar con un lejano amor abandonado; son algunos de los realizadores que se prestaron para este pseudo experimento que podría convertirse en la nueva “normalidad” o paradigma de trabajo si el Coronavirus no cede.

Por su parte, Ladj Ly vuelve a los terrenos (literales e ideológicos) de “Los Miserables” (Les Miserables, 2019) para recorrer París con su drone y la minimalista historia del joven Buzz, un adolescente que quiere ir un poco más allá de las cuatro paredes de su casa. Paolo Sorrentino (“La Grande Belleza”), desde Roma, suma un poco de humor y ‘animación’, imaginando una historia de amor entre muñequitos del papa Francisco y la reina Elizabeth II, confinados en el Vaticano al comienzo de la cuarentena. O Rachel Morrison, más conocida en su papel de directora de fotografía nominada al Oscar, que nos entrega una carta de amor a sus pequeños hijos, quienes atraviesan una situación que no logran comprender del todo. “Los Afortunados” conecta su maternidad con sus experiencias en la niñez, donde su mamá también hizo todo lo posible para mantener la constancia cuando sufría de cáncer.

Kristen Stewart, una de las tantas realizadoras en este proyecto

Rungano Nyoni juega con su celular y una pareja que decide separarse en medio de la pandemia, pero debe seguir compartiendo el minúsculo departamento que habitan. Beristáin, desde México, se para desde el punto de vista de Jacinta, su pequeña hija, que hace hasta lo imposible para ocupar sus tediosos días con todo tipo de actividades, y poco contacto humano.    

Homemade” es un abanico de posibilidades para estos realizadores y los espectadores que pueden conectarse con algunas historias más que con otras. Varios, como Kawase o Kristen Stewart lo hacen desde un lugar más personal y contemplativo sobre el momento que atraviesa la humanidad y como encajamos en los planes de este destino. Otros lo toman con más humor - Sebastian Schipper y su doppelgangers-, mezclando su realidad con la ficción, casi siempre dejando en claro que el suyo es un lugar de privilegio. Su aislamiento contempla (muchas veces) casas con piletas, bosques y playas cercanas, la posibilidad de trasladarse evitando el contagio y otras ventajas de las que carecemos gran parte de los acuarentenados.           

Lo bueno y breve...

Los 17 cortos de esta primera entrega (tranquilamente podría haber muchas más) son un reflejo de la industria del entretenimiento en medio de la pandemia, en busca de nuevos formatos y plataformas de expresión, cosa que ya se ve todos los días de la mano de aficionados que comparten sus ideas desde Youtube, Instagram o Tik-Tok. O sea, Hollywood no está inventando nada, sino adaptándose a la economía de recursos. En la mayoría de los casos funciona mejor como “experimento” que como producto acabado, pero entendemos que estos realizadores también tienen que ocupar sus  días de aislamiento y falta de trabajo.    

En esta nota:

Comentarios