No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Huele a espíritu adolescente

Análisis | Stargirl, la heroína adolescente de DC

DC estrena una nueva aventura televisiva, esta vez, encabezada por una joven heroína que debe recoger el manto de sus experimentados colegas justicieros. 

No hay edad para los superhéroes(DC Universe)

No hay edad para los superhéroes | DC Universe

Por: Jessica Blady

Las cosas están cambiando en DC Universe, la plataforma de streaming exclusiva de la editorial, responsable de series como “Titans”, “Doom Patrol”, la cancelada “Swamp Thing” y la animada “Harley Quinn”, entre otras producciones comiqueras. Su estilo más ‘adulto y oscuro’ da un giro con “Stargirl”, nueva aventura live action desarrollada por Geoff Johns y basada en su propia creación (junto a Lee Moder), Courtney Elizabeth Whitmore/Stargirl, jovencita justiciera modelada sobre la apariencia y personalidad de Courtney Johns, hermana del guionista, fallecida en el accidente aéreo del vuelo 800 de TWA en 1996.

El nacimiento de Whitmore puede haber sido el producto de una tragedia, pero el homenaje rebalsa de heroísmo y espíritu adolescente. La serie tuvo su estreno simultaneo en el sistema on demand y en la cadena The CW, hogar del Arrowverse, donde quedó establecido que la chica y su grupo superheroico existían en una Tierra paralela, tras los eventos de “Crisis on Infinite Earths”. Por su parte, el personaje ya había aparecido en varios episodios de “Smallville” (2001-2011), interpretada por Britt Irvin, y en “DC’s Legends of Tomorrow”, como parte de la Justice Society of America, modelo 1942.

“Stargirl” -que se corre del formato de 22 episodios para conformarse con tan solo 13- arranca con este primer capítulo escrito por el propio Johns y dirigido por Glen Winter, responsable de casi todos los pilotos televisivos de DC. La historia nos lleva diez años atrás cuando, en la ciudad de California, la JSA (o Sociedad de la Justicia de América) es derrotada por la Sociedad de la Injusticia (Injustice Society), dejando trunco al grupo superheroico, incluyendo la muerte de Starman (Joel McHale), miembro fundador que deja su báculo cósmico en manos de su sidekick, Pat Dugan (Luke Wilson), con la esperanza de que alguien suficientemente digno pueda levantar este testigo justiciero.

Por aquel entonces, la pequeña Courtney (Brec Bassinger) tenía apenas cinco años y anhelaba la visita de su padre ausente para Navidad. Una década después, mamá Barbara (Amy Smart) decide seguir adelante, casarse con Pat Dugan y mudarse a Blue Valley, Nebraska, en busca de un mejor empleo. Tanto cambio no le cae nada bien a la adolescente que, ahora, debe dejar su vida y a sus amigos atrás, además de aprender a convivir con su nueva familia, incluyendo a su pequeño hermanastro Mike (Trae Romano) y un padrastro que se esfuerza, pero no logra ocupar el lugar de esa figura paterna tan necesaria.

Volver a empezar... en Nebraska

Nebraska no se parece en nada a la frívola California. Este pueblito tan amigable esconde más de un secreto, al igual que Pat, quien sigue aferrado a la idea de encontrar a cada uno de los villanos responsables de la destrucción de la JSA. Sus planes se complican cuando Courtney tropieza con el temperamental báculo de Starman, quien decide que la jovencita bien podría ser apta para seguir los pasos de su antiguo dueño. Embelesada y aterrorizada por el hallazgo, Whitmore sale en busca de aventuras y respuestas, sobre todo del pasado de Pat -también conocido como Stripesy- y la posibilidad de que Starman haya sido su verdadero padre.

Ante ella se abre un nuevo mundo de posibilidades, frustraciones y los primeros peligros, cuando los miembros de la Sociedad de la Injusticia descubren que el bastón cósmico está haciendo de las suyas. Así arranca Stargirl”, una aventura mucho más ingenua y juvenil, pero cargada de acción y corazón, gracias a su protagonista, una jovencita en busca de su lugar en el mundo y cierta estabilidad familiar, que no logra ver aunque la tenga delante de sus ojos.   

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

La nueva serie de DC sigue los estándares de producción (y calidad) de sus compañeras: nada muy elaborado, ni profundo, pero entretenido y bien sostenido gracias al carisma de sus protagonistas. A “Stargirl” todavía le falta presentar a gran parte del elenco, esos otros adolescentes que van a juntarse con Whitmore, e inspirados por los héroes del pasado, recrear su propia versión de la Justice Society of America. También los villanos de turno que, en apariencia, no se conmueven ante la presencia de estos traviesos pequeñuelos.

Hay mucho de “Súper Escuela de Héroes” (Sky High, 2005) y el material original de Johns y Moder, pero sobre todo una historia bien marcada para un público más joven que puede verse reflejado en las disyuntivas cotidianas del personaje. Después vienen las acrobacias, la lucha del bien contra el mal y los poderes sobrehumanos, pero la idea principal del show es centrarse en su joven protagonista y esa búsqueda individual para encontrar su propio rumbo… y su heroína interna.     

En esta nota:

Comentarios