No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series

Charlamos con Mariano Hueter, el director de cine más joven de Argentina que triunfa en Colombia

El creador de El Mundo de Mateo, entre otras habló de su trayectoria, sus gustos a la hora de hacer ficción y de su nuevo proyecto en el país latinoamericano donde se encuentra filmando la historia de las hermanas Mirabal.

Charlamos con Mariano Hueter, el director de cine más joven de Argentina que triunfa en Colombia

Charlamos con Mariano Hueter, el director de cine más joven de Argentina que triunfa en Colombia

Por: Natalia Basualdo

Vivimos en el furor de las series, nos involucramos con historias a diario y maratoneamos sin importarnos el clima. Y gracias a esa fascinación, es que tuve la oportunidad de ir al núcleo de esta nueva pasión de multitudes, para charlar con un director de cine argentino que es hacedor, y protagonista, de muchas de estas historias que nos captan por completo.

Mariano Hueter, es el director de cine más joven de nuestro país con repercusión internacional. Cuando  tenía 21 años y tras realizar varios cortos que ganaron diversos premios, llegó a crear Inconsciente colectivo, una serie que se emitió por la televisión pública y que hoy podes disfrutar por Amazon Prime. Además realizó las dos temporadas de El Mundo de Mateo, Inconvivencia, El Legado y tantos otros proyectos en tan solo una década.

Pero qué mejor que él, que es un creador de historias nato, para que nos cuente la vorágine que fue encontrar su vocación, perseguir un sueño y materializarlo, en exclusiva para Filo.News.

¿Cómo fue llegar a dirigir Inconsciente Colectivo a los 21 años?

Desde que terminé la secundaria, supe que me quería dedicar al cine, y de hecho, me dedique de lleno a eso. Tuve la suerte de hacer un par de cortometrajes en mi época universitaria, que por suerte recorrieron muchos festivales de Argentina y del mundo. Puntualmente, el primero de ellos, que se llamó Utopía, viajó por todos lados y me dio cierto prestigio como joven realizador”. Comienza describiendo Mariano en una charla telefónica desde Colombia.

Y continúa: “Después hice otro cortometraje que se llamó Aula Magna con el que gane el premio al mejor cortometraje del bicentenario  en el 2010. Y recuerdo que el premio era dinero en efectivo que en su momento yo usé para hacer el piloto de una serie que tenía muchas ganas de hacer que se llamaba Inconsciente Colectivo. Entonces junté a mis amigos con los que veníamos haciendo cortos,  en la universidad me prestaron los equipos, invertí  todos mis ahorros, y el premio de ese festival, para hacer el primer capítulo cuando tenía 20 años”, describió sobre su incursión en el mundo de las series.

Y continuó contándome: “Ahí empecé a recorrer las productoras y los canales con este piloto,  al cual se habían sumado unos actores espectaculares que después, algunos no estuvieron en la serie por problemas de agenda.Pero finalmente nos presentamos con ese piloto a un concurso del  Incaa y éramos los únicos que teníamos un capítulo entero hecho”, cuenta y sigue ” Y al jurado básicamente le encantó el proyecto y nos dieron parte de los fondos que necesitábamos para hacer la serie”.

“A partir de ahí empecé a buscar un poco la inversión privada que hacía falta para terminar de hacerla, y la hicimos. Muy a pulmón, embarcándonos en un proyecto que no sabíamos si a mitad de camino nos iba a salir mal, si íbamos a llegar, o no con el dinero.  Una primera experiencia muy intensa, muy loca de filmar muchas horas de más y cosas así”, rememora de aquella experiencia.

 “Después a la serie le fue increíblemente bien, se estrenó en la TV Pública y en el Festival de Cannes la eligieron como una de las 20 mejores series del mundo .Y a partir de ahí empezamos a hacer otros proyectos”, explicó.

Mientras lo escuchaba a través del teléfono pensaba lo surrealista que habrá sido vivir toda esa experiencia a esa edad, y le pregunté si para él también había sido así. Afirmativamente me respondió, que no solo fue una experiencia tremenda, sino que tuvo que aprender cuestiones burocráticas muy rápidamente para poder llevar adelante el proyecto.

“Fue tremendo porque por un lado estaba la parte creativa, pero por otro lado, estaba toda la parte de las responsabilidades que a veces son muy granes para afrontar a los 21 años. Yo tuve que armar una sociedad, y una productora para llevar adelante ese proyecto y pagarle a todo el equipo, y estar ok con los sindicatos y cargas sociales y firmar todos los cheques. Y siempre digo que el valor más importante de toda esa  experiencia, fue como el empezar a entender toda la otra parte que conlleva hacer estos proyectos, todo lo burocrático”, puntualizó.

Hoy con 31 años, Mariano se encuentra en Colombia al frente de una serie que contará la historia de las hermanas Mirabal, de la que ya hablaremos más adelante. Pero como joven cineasta, quise saber, si como sus colegas de antaño, él tiene sus reticencias a la hora de hacer series, por sobre los largometrajes. Y cuál es su opinión con respecto al furor de las plataformas digitales.

La verdad que no, porque yo soy justo de la generación que creció con esta explosión de las series, cuando yo estaba estudiando cine estábamos todos obsesionados con Lost o Prision Break o Dr House”, reconoce y suma: “Aparecieron las primeras series que fueron emblemáticas y que eran diferentes y la verdad es que la posibilidad de hacer una serie para mi generación era muy atractiva.  Yo siempre sentí que un poco el futuro venía por ese lado”, afirma.

“Lo que pasaba en el momento en el que yo estaba empezando a hacer Inconsciente Colectivo  es que todavía no  estaba Netflix afianzado en Argentina, y había una necesidad muy grande de contar historias súper interesantes en ese formato, pero no teníamos la banda ancha ni  los sistemas de streaming. Íbamos al video club y alquilábamos los dvd”, recuerda.

“Entonces cuando la tecnología permitió que 50 megas y con Netflix y los Smart tv ese contenido te llegue más fácil,  buen pasó lo que tenía que pasar, que es que explotaron todas los contenidos y todos los que estábamos ansiosos por crear series salimos a la cancha y empezamos a laburar”, y ejemplo de eso es su trayectoria, que no paró de crecer en muy poco tiempo.

Analizando un poco sus proyectos más recientes, sacando Inconvivencia (protagonizada por Laurita Fernández y Tomás Fonzi) Hueter parecería tener una preponderancia a contar thrillers, de eso también hablamos un poco, y de cuáles fueron las películas que lo formaron a él como cineasta.

Si la verdad es que yo soy un fanático del cine policial, quizá más que la películas, siempre me gustó mucho la literatura policial, muy fanático de Sherlock Holmes y Agatha Christie e incluso de Edgar Allan Poe, todo lo tenga que ver con la criminalística y después obviamente que eso me llevó a consumir mucho de ese cine, Martin Scorsese con sus gánster o de David Fincher con sus tramas rebuscadas, incluso cuando las series no son policiales quizás 100% siempre trato de jugar mucho con la intriga y el suspenso que son como dos elementos así claves de ese género”, aseguró.

Y ejemplo de eso es que vemos los tintes de su fascinación en ciertos personajes de su creación, como el Lic. Francisco Villegas interpretado por Nicolás Pauls en su opera prima que siempre parecería estar un paso delante de todos, gracias a su poder de observación e inteligencia emocional.

Pero Mariano sabe cómo contarnos estas historias que nos atrapan desde el momento cero, y nos mantiene expectante  para ver si junto a sus personajes, podemos desentrañar el conflicto, tal cual sucede con El Mundo de Matheo, de la que nos dijo.

“Puntualmente en el Mundo de Matheo, yo cuento un thriller donde nos vamos metiendo, de a poco, en la cabeza del personaje. Donde no importa la línea sino que hay que armar el rompecabezas, que está todo desarmado, y la serie lo que va haciendo es armar”, dice y lo enlaza con su proyecto actual que también es un thriller.

Ahora por ejemplo la serie que estoy filmando en el Caribe, que es una historia política pero que tiene mucho de thriller porque es sobre el asesinato de las hermanas Mirabal. También jugamos mucho con eso, desde donde lo contamos, desde donde empezamos,  Y en esta caso arrancamos desde el asesinato para después ir  descubriéndolas  a ellas y meternos de lleno en la problemática que había en República Dominicana en los años 40-50-60”.

¿Es tu primer trabajo de época?

“En realidad yo estuve bastante vinculado con la época, porque yo hice una serie que se llamaba Tierra de Rufianes, con Pablo Rago, Alejandro Awada y Julieta Ortega que es una serie para adultos que habla de Rosario en 1920 en la época de las pandillas y los gansters comenta.

Y agrega: "Después hice una serie que se llamó El Legado, que  es sobre Giuseppe Garibaldi  en el siglo XIX,  también un gran elenco como Luis Machin, está Pablo Rago, una serie hermosa que es de época también y ahora me meto en esto que también es muy interesante que está situado en los años 30-40-60 pero en pleno caribe latinoamericano, en el medio de una feroz dictadura por parte de un régimen militar. Así que es súper interesante”.

¿Cómo es filmar en el exterior, es tu primera experiencia?

“Si, a nivel series es mi primera experiencia, ya había hecho comerciales en el exterior. Pero si es la primera serie internacional que hago, lo cual es una mezcla de cosas porque es como que jugar en River y después pasar a jugar en el Barcelona, es hermoso por un lado, porque trabajo con actores internacionales y el nivel de producción es espectacular, pero también el nivel de stress y de presiones que tienen estas plataformas es tremendo”, reconoció sobre esta nueva serie que se encuentra realizando en Colombia y que se podrá ver por Star Plus.

Y hablando un poco de las plataformas y el mercado, quise saber cuál era su opinión al respecto de los cortes que se le dan a las series, y si los lapsos de tiempo entre una temporada y la siguiente no perjudicaban al producto.

“Lo que creo es que a veces hay un tratamiento del tiempo que se le da  a las series que es el adecuado, más o menos una temporada por año por lo que cuesta hacerlo y demás. Y una serie que tenga 2-3-4 temporadas  y termine su historia es interesante y yo la vería y esperaría. Pero también, me parece que hay un abuso de esa tendencia y de estirar algo al punto que se pierde la historia, como por ejemplo The Walking Dead, que ya lleva  7 años. Y como esas hay muchos ejemplos donde te das cuenta de que es un negocio muy grande para la plataforma, y necesitan alargarlo y se pierde todo ese atractivo inicial que cautivaba al espectador”, comenta.

“De hecho me parece que está surgiendo una nueva tendencia ahora de ver series que empiezan y terminan. Al estilo de True Detective, o The Sinner, o The Killing, donde por ahí hay varias temporadas pero de casos distintos”.

Ya para ir cerrando la nota, y porque tiene que volver al set de filmación, quise saber todo lo que me pudiera contar sobre El Grito de las Mariposas.

“La estamos rodando durante este año y hasta a fin de año. Es una serie que está hecha para Star Plus que es la plataforma de Fox Disney y es un estreno mundial, que  se va a estrenar el año que viene. Tiene la verdad un elenco internacional impresionante, es una producción España-Argentina, y que cuenta una historia que todavía no se contó, más allá de que Vargas Llosa escribió un libro y hay material sobre eso. Pero es una historia impresionante de la lucha de unas mujeres para lograr la igualdad de oportunidades y de género en unos años en los que parecía imposible”.

Explayándose un poco más nos adentra en la trágica historia de estas mujeres que lucharon y sentaron bases de los movimientos actuales feministas hasta perder la vida “Ahí había un grupo de mujeres increíbles que estaban luchando por sus derechos con un nivel de actualidad  absoluto y que vivieron una historia trágica y terrible pero que fueron el puntapié para que muchos colectivos, incluso feministas de hoy tengan una base sobre la cual empezar. Así que es una historia que  tiene unos condimentos políticos, y criminales muy fuertes.  Todos los días estamos haciendo escenas muy fuertes y yo muero de ganas de que se estrene porque creo que va a ser un furor”, advierte.

"En los últimos años empecé a ver mucho cine realizado por directoras porque me parece que las mujeres están en el centro de la escena, y hablar de ellas también porque si no siempre estamos hablando de directores hombres"

Con más ganas que antes por ver ya esta nueva producción, hablamos de la importancia de contar historias que arrastren el peso y la importancia de las luchas feministas,  y que desmitifiquen que de sexo débil, las mujeres nada. Y asintiendo  Hueter nos agregó:

“En muchos movimientos en el mundo hay colectivos que se llaman Las Mariposas y son en realidad reminiscencias a las hermanas Mirabal de hecho el 25 de noviembre se conmemora el Día de la lucha contra la violencia de género, que lo fijó la ONU  en honor al día en que murieron estas hermanas. La historia de hecho empieza con eso, con el día en que la ONU  en Nueva York  decide conmemorar la lucha contra la violencia de género homenajeando a las hermanas Mirabal que empezaron a luchar en una villa en el medio del Caribe contra un dictador y lograron cosas increíbles”.

Ahora sí, para cerrar no pude evitar el cliché de preguntarle ¿qué director de cine era su favorito?

Y coherente con lo que veníamos hablando dijo: “En los últimos años empecé a ver mucho cine realizado por directoras porque me parece que las mujeres están en el centro de la escena, y hablar de ellas también porque si no siempre estamos hablando de directores hombres, de estos ya renombrados como Steven Spielberg,  Martin Scorsese etc.  Y estoy fanatizado con Sofía Coppola,  y volver a ver sus películas. Así que si tuviese que elegir a alguien aprovecho y la elijo a ella”, cerró.

En esta nota:

Comentarios