No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Oscar 2019

El discurso de los Oscars que enfureció a Donald Trump

El legendario director Spike Lee ganó su primer Oscar competitivo en la ceremonia del domingo y el presidente de los Estados Unidos se sintió aludido por su discurso

Spike Lee festeja su Oscar abrazando a Samuel L. Jackson, protagonista de varias de sus películas

Spike Lee festeja su Oscar abrazando a Samuel L. Jackson, protagonista de varias de sus películas

Avatar del

Por: Ignacio Esains

Spike Lee es un revolucionario del cine norteamericano. Este director neoyorquino y afroamericano de 61 años hizo su debut en 1986 con “She’s Gotta Have It”, una comedia en blanco y negro que filmó en dos semanas y recaudó 7 millones de dólares. En las décadas siguientes se convirtió en un ícono del cine independiente con obras maestras como “Haz lo Correcto”, “Malcolm X” y “La Hora 25”.

A pesar de esta notable carrera, la Academia sólo lo nominó dos veces al Oscar y nunca lo había reconocido con un premio competitivo (en 2015 recibió un premio honorario por sus contribuciones al cine).

En sus últimos minutos la película de Spike Lee hace referencia a la aparente defensa de Trump a los supremacistas blancos que marcharon en Charlottesville en 2017

En la noche del domingo Lee subió al escenario a recibir su primer Oscar, a mejor guión adaptado por “El Infiltrado del Kkklan”. A pesar de que el premio fue compartido con los otros tres guionistas, Lee fue el elegido para hablar, y su discurso tuvo toda la carga social de un artista que nunca ha ocultado su activismo político, en especial en sus palabras finales.

“Vamos a recuperar el amor y la sabiduría, a recobrar nuestra humanidad. Será un momento poderoso. Las elecciones de 2020 están a la vuelta de la esquina. Tenemos que movernos. Estemos en el lado correcto de la historia. Hagamos la elección moral entre el amor y el odio ¡Hagamos lo correcto! Tenía que decirlo.”

El discurso de Lee, y el reconocimiento tardío pero merecido a sus logros, provocaron una ovación en el teatro. Al día siguiente, el presidente Donald Trump increpó al director a través de Twitter - a pesar de que Lee ni siquiera lo había nombrado.

“Sería bueno que Spike Lee pudiera leer sus anotaciones, o que mejor no tuviera que usar ninguna anotación, antes de este ataque racista hacia su presidente, que ha hecho más por los afroamericanos (reforma al código penal, desempleo más bajo de la historia, recortes impositivos) que cualquier otro presidente.”

No es el primer enfrentamiento de Trump con una leyenda de Hollywood. El año pasado Robert DeNiro lo insultó en los premios Tony y el presidente respondió con palabras de grueso tenor. En 2017 respondió a críticas de Meryl Streep diciendo que “es la actriz más sobrevaluada de Hollywood.”

En esta nota:

Comentarios