No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series HISTORIA DE VIDA - ENTREVISTA

Julio Macat: el argentino que llegó a Hollywood para convertirse en un prestigioso director de fotografía

Nació en Rosario, provincia de Santa Fe pero la decisión de sus padres marcaría su historia en el norte del hemisferio. En Filo.News, te contamos la trayectoria del hombre que alcanzó la fama con films como "Mi pobre angelito" y que ahora regresó a las carteleras con una nueva película.

Julio Macat, el director de fotografía argentino que triunfó en Estados Unidos

Julio Macat, el director de fotografía argentino que triunfó en Estados Unidos

Por: Antonella Morello

"La fotografía siempre me encantó", cuenta Julio Macat a través de una conversación telefónica. Tiene 62 años y pese a que es argentino vivió la mayor parte de su vida (cincuenta años) en Estados Unidos, en la otra punta del continente.

Estaba por comenzar su adolescencia cuando la decisión de sus padres dio un giro de 180 grados a su rutina, que transcurría sin alteraciones en una provincia del sur de América. "Mis viejos siempre fueron aventureros. Querían viajar, empezar de nuevo", recuerda en diálogo con Filo.News

Macat nació un 20 de junio (de 1957), nada menos que en Rosario -ciudad de Santa Fe- donde muchos saben, se halla el Monumento Histórico Nacional a la Bandera, en el sitio donde el prócer Maunuel Belgrano, mantuvo en alto el símbolo patrio, a orillas del Río Paraná.

Julio Macat, el argentino que triunfó como director de fotografía

Sin embargo, a sus doce años, su presente cambió por completo al llegar a Estados Unidos, un país que le ofrecía un nuevo y próspero mercado laboral a su padre, en aquel entonces de 1969. "Mi papá era relojero y en ese momento había mucha demanda, como la de panaderos y sastres", menciona Macat.

El padre de Julio fue contratado en Beverly Hills, cuidad en la que la familia se asentó, y donde el por entonces adolescente realizó sus estudios, hasta dar sus primeros pasos en el arte de la fotografía, al que se dedicaría hasta el presente, el mismo que lo llevó hasta Hollywood.

Julio Macat, el argentino que triunfó como director de fotografía

"Empecé a estudiar cinematografía pero inmediatamente me di cuenta que la teoría no era para mí, así que conseguí un trabajo en una compañía que alquilaba equipos de cámara. Estuve allí como cinco años a cargo de un camarógrafo italiano, Mario Tosi (figura célebre en la industria), quien me tomó como aprendiz. Así empecé", recuerda.

Tenía 19 años y su carrera comenzaba a desplegar y a ir en asenso. Se desempeñó como técnico, y más tarde como operador de cámara. Además de Tosi, Macat contó con el apoyo y la formación de distinguidas personalidades como ASC, John Alcott, BSC y Chris Menges, BSC; siendo estos dos últimos cineastas
ganadores del premio de la Academia.

Julio Macat con el actor Will Ferrell

A sus 26 años, una vez finalizados sus estudios en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Macat tuvo una de sus primeras grandes oportunidades: colaboró como operador de cámara con el director ruso Andrei Konchalovsky en cuatro películas: "Runaway Train", "Shy People" y "Tango and Cash".

"Warner Bros vio que yo tenía capacidad y me dieron una película bien chica y para niños: 'Mi pobre Angelito' ('Home Alone', 1991)", menciona y de ahí su inevitable salto a la fama. Siguieron "Home Alone II", "Ace", "Ventura: Pet Detective", "The Nutty Professor", "The Wedding Planner", "Cats and Dogs", "Bringing Down the House" y "Wedding Crashers", todas aquellas -en las que Macat trabajó ya como director de fotografía- que consiguieron el primer puesto en Estados Unidos, con un ingreso total que superó los 1.7 mil millones de dólares.

Julio Macat: su primer trabajo como director de fotografía fue "Mi pobre angelito"

"El éxito de 'Mi pobre angelito' me llevó en un camino de hacer comedias durante muchos años", asegura Macat. Su extensa lista de créditos incluye también los films"So, I Married an Axe Murderer", "My Fellow Americans", la nueva versión de "Miracle on 34th Street", "Because I Said So" y "Smother" (ambas con la actriz Diane Keaton), "Ballistic: Ecks vs. Sever" (film de acción).

Además, sus primeros trabajos como director de fotografía fueron videoclips de prestigiosas figuras como Peter Gabriel, Melissa Etheridge, Phil Collins, Hall & Oats, Van Halen y Alanis Morrisette.

"Eso me ayudó porque cobraba muy bien, tenía una familia muy numerosa, pero en cierta medida eso también me perjudicó porque a uno lo categorizan, por lo que no me tomaban para películas dramáticas", reconoce el director de fotografía. 

"Llegué a un punto en mi carrera en el que quería especializarme en otro género, por lo que estuve casi un año sin trabajar (rechazando propuestas laborales), dejando abierta la oportunidad de realizar un drama", recuerda Julio Macat.

"Tuve que hacer mucho esfuerzo para hacer películas como 'Crazy in Alabama' con Antonio Banderas", recuerda Macat. Con esa película debutó en la realización de films dramáticos, que continuó con "A walk to remember" (de Adam Shankman), "Moonlight and Valentino", "Only the Lonely" y el protagonizado por Morgan Freeman, "The Code", dirigido por Mimi Leder.

La trayectoria de films de Macat se amplía con "Blended" (protagonizada por Drew Barrymore y Adam Sandler), "Daddy’s Home" (con Mark Wahlberg y Will Ferrell), "The Boss", "Life of the Party" (ambas protagonizadas por Melissa McCarthy), "Middle School", "Daddy’s Home 2" y más.

Julio Macat, el argentino que triunfó como director de fotografía | Foto: Genileza de Julio Macat

Se desempeñó también como consultor visual de Walt Disney Studios, trabajando en películas animadas como "Ralph el demoledor" y "Winnie the Pooh", y más recientemente para "Sherlock Gnomes" (Paramount).

Su fotografía trascendió las fronteras norteamericanas para hacerse un lugar en Europa, América del Sur y Sudáfrica.

"El pasado que nos une": Animarse a girar el timón y la posibilidad de regresar a la cartelera

"No me conocían como alguien que pudiera hacer dramas", cuenta hoy Julio Macat, quien se obligó a tomar una drástica decisión para no encasillarse en la comedia. "Llegué a un punto en mi carrera en el que quería especializarme en otro género, por lo que estuve casi un año sin trabajar (rechazando propuestas laborales), dejando abierta la oportunidad de realizar un drama", añade.

Su objetivo se cumplió de la mano de uno de sus amigos más entrañables, el director Bart Freundlich, con quien mantiene un vínculo hace veinte años. "Llegó a posibilidad de trabajar con Bart, un muy buen tipo, de mis personas favoritas. Nos juntamos y reunimos todo el esfuerzo y los recursos para elevar la película y que de un presupuesto chico, saliera algo bueno", comenta.

Bart Freundlich y Julio Macat trabajando para "El pasado que nos une" | Foto: Genileza de Julio Macat

Se trata de "El pasado que nos une", remake de la danesa "After the wedding" (de Susanne Bier), nominada a los Premios Oscar como Mejor Película Extranjera. La película 2019, cuenta con un elenco encabezado por Michelle Williams, Julianne Moore (esposa del director) y Billy Crudup.

  • ¿Cómo fue el trabajo para la película?

La idea era hacer la película con mucho corazón. Tenía un presupuesto muy bajo y era para nosotros muy ambicioso lo que tratábamos de hacer. Grabamos durante cuatro días en la India y veintiseis en New York. Contábamos con pocos recursos de iluminación. 

Yo pedí muchos favores a la compañía de cámara, como la que se utilizó para grabar la película "Roma", de Alfonso Cuarón, una que permitía captar la película en 70 mm. 

Por la abundancia de diálogos en la película, opté por abrir los campos, y que fueran impactantes. Por ejemplo: cuando (Michelle) está en el balcón, o las tomas en la India. La decisión -de abrir la película visualmente- permite que el público no se sienta claustrofóbico con tanto diálogos. También fueron importantes los primeros planos también, con iluminación y otros trucos de cámaras.

Esta película es muy especial para mí. Fuimos a lo opuesto completamente que se hizo en 2006 para no compararla con una película que ya había sido muy buena. Quisimos hacerla nuevamente pero de una manera única.

El guión fue adaptado. Creo que el director quería hacer algo que su mujer también lo pudiera actuar (Julianne Moore). Nosotros somos amigos desde hace veinte años, hicimos una película de chicos. Yo me casé con una actriz también (Elizabeth Perkins), tenemos mucho en común. Queríamos hacer un film en el que las actuaciones fueran lo más importantes, y usar la cámara como un testigo que ayude en lugar de estar en el camino de la historia.

  • ¿Viste la película? ¿Qué sentiste en el lugar de espectador?  

Cuando uno ya vio el guión y trabajó en la película es difícil verla como espectador pero me gusta, sobre todo las actuaciones. Me parece que los actores están muy elevados. Es interesante todo lo que Michelle logra a través de sus ojos, de su mirada, su expresión sin diálogos. 

La película te toca el corazón. El tema que durante la vida uno comete errores y cómo puede hacer para corregirlos, que muchas veces no es culpa de nadie y que al final uno trata de hacer lo mejor que puede para que las cosas estén bien.

Me gustó el resultado final. Todas las decisiones que tomamos estuvieron bien, aunque uno siempre piensa si se podrían haber hecho cosas diferentes pero teniendo en cuenta las circunstancias, considero que estuvo bien.

La reacción de las mujeres es diferente a la reacción de los hombres cuando miran la película. También se suma el hecho de que el film le da poder a las mujeres, lo que normalmente no pasa en el cine. Al adaptar la historia, el director hizo que los dos papeles importantes que los interpretaron dos hombres, estuvieran a cargo de dos actrices mujeres. Eso cambió la dinámica de toda la historia y me pareció muy interesante que en cierta manera.

Michelle Williams en "El pasado que nos une"
  • ¿Creés que estos protagónicos mujeres llegan en tiempos de explosión del feminismo tanto en Estados Unidos, como acá en Argentina?

Es muy importante promover el movimiento. Mi mujer, Elizabeth Perkins, también está muy envuelta en eso. El péndulo se inclinó tanto de una manera (hacia los hombres), que ahora hay que equilibrarlo. Siempre trato de emplear más mujeres en el equipo de teatro. 

Hace más de veinticinco años en mi primera película "Mi pobre angelito", yo tenía dos asistentes de cámara mujeres. Hay un desequilibrio de la cantidad de mujeres que están en la industria, por lo que es necesario hacer todo lo que esté a nuestro alcance.

  • También hay una diferencia en los salarios...

También, que por suerte eso se contempla y protege al tener un gremio. De todos modos es un problema grande, como se ve que sucede con muchos actores y actrices, como Robert Downey Jr. y Michelle Williams.

Julianne Moore, promueve el movimiento feminista en Estados Unidos
  • ¿Cuál fue la opinión de Julianne Moore?

A ella le gustó mucho la película, en la que trabajó en parte como productora. Optó por desempeñar el rol co-protagonista, ya que le pareció que ese personaje era muy interesante. Julianne está muy involucrada en el movimiento feminista y está orgullosa de que pudimos hacer una película que muestra el poder de la mujer. 

  • ¿Proyectos a futuro?

Me gustaría hacer otro drama. Estamos preparando un proyecto con el esposo de Amy Adams, Darren Le Gallo, quien escribió un guión muy lindo, que parece que lo va a hacer Dustin Hoffman.

Mi mujer, Elizabeth Perkins, trabajó con Amy en un show de televisión para HBO ("Sharp Objects"). Ahí nos conocimos, nos llevamos muy bien y posteriormente surgió esta propuesta. Estamos esperando la confirmación.

Julio Macat, un argentino que viajó a Estados Unidos en su adolescencia para convertirse en uno de los más destacados directores de fotografía, quien realizó decenas de películas, entre ellas el éxito taquillero de "Mi pobre angelito". El cineasta presentó "El pasado que nos une", la remake de "After the wedding" (2006), que se encuentra en la cartelera de los cines. 

Comentarios