No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series

Luisito Rey, padre de Luis Miguel y villano de Netflix, murió hace 27 años

Una figura que para muchos era desconocida se ganó el rencor de todo el mundo y eclipsó al propio protagonista de la serie.

Luisito Rey junto a un joven Luis Miguel

Luisito Rey junto a un joven Luis Miguel

Por: Leon Valle

En 2018 Netflix nos presentó a uno de los grandes villanos de la década cuando debutó en la serie de Luis Miguel su padre, el infame Luisito Rey. Rey, interpretado de forma magistral por el español Óscar Jaenada (sí, el mismo que hizo de “Cougar” en la adaptación de The Losers de 2010), se ganó el odio del mundo entero cuando los maltratos que sufrió “Luismi” de niño se volvieron de público conocimiento.

Luis Rey, nacido en España en el seno de una familia de artistas en 1945, comenzó sus carrera como cantante de muy joven, pero abandonó el país para instalarse en México alegando que los españoles no apreciaban su talento. Por desgracia para su ego se encontró con una respuesta similar en la nueva tierra, donde no consiguió destacarse dentro del circuito. 

Cuando se percató del talento de su hijo Luis abandonó su propio sueño y convirtió la frustración en maltrato y presión que tuvo como objetivo el joven. La fama llegó acompañada del descontrol y los excesos, en los que participó el propio “Luismi” — que, según ha declarado el ex-director del Festival de Viña del Mar Sergio Riesengberg, consumía cocaína desde (por lo menos) los 14 años.

Luisito Rey fue la nube negra que acompañó la meteórica carrera del cantante marcada por la disciplina y los abusos. A punto tal que cuando cumplió la mayoría de edad, Luis Miguel decidió cortar cualquier vínculo con su padre y alejarse completamente. De hecho, ni siquiera estuvo a su lado cuando murió en su España natal, en Barcelona, el 9 de diciembre de 1992.

Pero parece que todo el amor que le negó a su hijo el frustrado artista lo reservó para su nieta Michelle Salas, hija de Stephanie Salas, con quien Luis Miguel tuvo una relación fugaz en 1989. Aunque el cantante no reconoció legalmente a Michelle hasta 2007, según contó la cuñada de Rey cada vez que el representante regresaba a México se encontraba con Michelle. Un dato de color en una vida marcada por la oscuridad.

Sin embargo el tiempo, que todo lo cura, le ofreció al astro latino una nueva perspectiva de su vida con Rey, “una de las experiencias más duras y difíciles” que le tocó vivir, en sus palabras.

Fue él quién inició todo esto y aunque no era una persona perfecta, y creo que nadie lo es,” dijo. “Él fue una persona que me inculcó una gran disciplina.”

En esta nota:
  • luis miguel
  • luisito rey

Comentarios