No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series

Pablo Escobar murió hace 26 años, inspirando a Netflix y a los Redondos

El capo narco que inspiró incontables series, películas y documentales murió hace 26 años pero su legado continúa vigente.

Pablo Escobar murió hace 26 años, inspirando a Netflix y a los Redondos

Pablo Escobar murió hace 26 años, inspirando a Netflix y a los Redondos

El 2 de diciembre de 1993, tras una cacería que duró 16 meses, Pablo Emilio Escobar Gaviria fue asesinado por el “Bloque de Búsqueda”, un equipo integrado por agentes militares colombianos y estadounidenses dándole fin a la era del narcotraficante más poderoso de la década del ochenta, y la de la figura que se convirtió en el ícono de la guerra de los Estados Unidos contra las drogas, y décadas después inspiró una decena de producciones originales.

Pablo Escobar nació en Rionegro y se crió en Medellín, donde comenzó su carrera criminal de adolescente con delitos menores. Cuando la industria de la cocaína comenzó a desarrollarse en Colombia, Escobar se involucró de inmediato hasta fundar lo que se conocería en todo el mundo como el Cartel de Medellín.

La historia del colombiano ya es de público conocimiento, por supuesto, gracias a las incontables series, películas y documentales que se produjeron después de su muerte. Y aunque los documentales Pablo de Medellín (Jorge Granier, 2007), Pecados de mi padre (Nicolas Entel, 2009), la película Escobar: Paradise Lost (2014) y la serie Pablo Escobar: El Patrón del Mal (2012) la preceden, sin dudas fue Narcos, la producción original de Netflix de 2015 la que revivió el mito del hombre que era comparado con Robin Hood en su comunidad por sus varios proyectos de asistencia a los sectores más bajos de la sociedad.

El brasileño Wagner Moura se puso en la piel de Pablo Escobar en la creación del trío Chris Brancanato, Carlo Bernad y Doug Miro, que se convirtió en un éxito de inmediato y fue renovada por tres temporadas adicionales. Dado que la primera se extiende desde los comienzos del Cartel hasta el escape de Escobar de la prisión de lujo conocida como La Catedral en 1992 (un año antes de su muerte), los espectadores se mostraron preocupado que los guionistas extendieran demasiado los últimos eventos para explotar el fenómeno. 

Por fortuna el equipo creativo no pecó de ambicioso y la historia de Pablo terminó con su muerte en el final de la segunda temporada. Los nuevos episodios, emitidos en 2017 se enfocaron en el Cartel de Calí, mientra que la cuarta temporada fue rebautizada Narcos: Mexico y exploró el nacimiento del Cartel de Guadalajara dirigido por Félix Gallardo (interpretado por Diego Luna).

El éxito de Narcos no fue ignorado por Hollywood, que en los siguientes años estrenó El Infiltrado (“The Infiltrator”, 2015) y Barry Seal: Sólo en América (“American Made”, 2017), dos películas ambientadas durante la guerra contra el narcotráfico en la década del ochenta.

Pero lo que no hubiéramos anticipado es que el Indio Solari y Skay Bellinson encontraría inspiración en la historia de Escobar (en particular en su muerte) para escribir la letra de una de las canciones de Luzbelito, el disco de 1996. “Me matan, limón!”, la octava canción del disco, es una crónica de las últimas horas de Pablo Escobar antes de ser abatido por los agentes.

“Limón” era el apodo de Álvaro de Jesús Aguelod, la mano derecha de Escobar, que lo acompañó en su fuga y murió a su lado. “Me matan, Limón” es el narco diciéndole a su compañero que ha sido alcanzado por las balas — de igual manera que “por los techos viene el bloque, otra vez” se refiere al Bloque de Búsqueda, que lo alcanzó mientras escapaba por los techos de su ciudad natal.

Pablo Escobar murió a un día después de cumplir 44 años, dejando atrás un legado que continúa siendo debatido más de dos décadas después.

En esta nota:
  • pablo escobar

Comentarios