Chegusan Comida

Finde vegano: 3 lugares para comer rico sin ingredientes de origen animal

Se puede ser feliz sin carne, sin huevos y sin lácteos: hacé la prueba.

Finde vegano: 3 lugares para comer rico sin ingredientes de origen animal

Finde vegano: 3 lugares para comer rico sin ingredientes de origen animal

Por: Abril Correa Leveratto

Después de la conmoción de principios de esta semana en La Rural, generada por el enfrentamiento entre activistas veganos y un grupo de "gauchos" a caballo que los "desalojaron" a los golpes, el veganismo volvió al centro de la escena mediática. Si la alimentación libre de ingredientes de origen animal es más saludable, más justa, más rentable o más ecoloógica todavía no está claro: hay un sinfín de argumentos que permiten posicionarse de un lado o del otro de la grieta de la carne. Y aunque a muchos nos cueste defender la explotación de los animales para el consumo humano, tampoco estamos decididos a eliminar el asado, las milanesas, los huevos y los lácteos de nuestra dieta. 

Sin embargo, la oferta porteña de restaurantes veganos es cada vez más interesante y facilita la experimentación de los paladares carnívoros que, hasta hace diez años, ni siquiera se hubieran acercado a un plato con tofu. Aprovechando el debate y el abanico de opciones, te recomendamos tres lugares para que pruebes durante el fin de semana y te sorprendas:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de SACRO (@sacroresto) el

Sábado a la noche: Sacro

Cuando hablamos de sorpresa no estamos mintiendo. Contra todo prejuicio -muchos se imaginan los locales vegetarianos y veganos como antros hippies-, Sacro es un restaurante de alta gama que seduce en cada detalle: con un diseño elegante y actual, un patio selvático y una carta de platos que se luce por su creatividad, es el lugar perfecto para una cita romántica, para una cena formal, para invitar a padres excépticos o para darse un gusto high class. Conviven sabores de todo el mundo en preparaciones como el milhojas de alcaucil de Jerusalem con salsa romesco y hoja cítrica, los dumplings de kimchi con espuma de jengibre y cilantro o los ravioles de boniato con trufa y gírgolas. Placer garantizado (y gasto también). La dirección es Costa Rica 6038, Palermo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Estilo Veggie (@estiloveggie) el

Domingo al mediodía: Estilo Veggie

Para una salida más fresca y relajada, Estilo Veggie la rompe: es una suerte de fast food con un servicio mejor que el de las hamburgueserías y una comida decididamente más natural. Los domingos ofrecen brunch entre las 12 y las 16 horas, con café y té libre, plato principal, granola o torta y cerveza o jugo. Los precios en general son accesibles, acordes a la propuesta, rápida y cumplidora. ¿Qué se puede comer? Hamburguesas (obvio), panchos (por ejemplo, de salchicha vegetal con salsa ranch, tomates secos, verdeo, "panceta" y papas pay), wraps (muy bueno el de falafel con lechuga, veganesa, palta, cebolla morada y tomates asados), sándwiches varios, bowls (tentador el de hongos portobello rellenos de crema de castañas de cajú con probióticos y brotes), tapas y más. La dirección es Fitz Roy 1941, Palermo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de La Reverde (Parrillita Vegana) (@lareverdebsas) el

Domingo a la noche: La Reverde

Si ya visitaste los anteriores lugares y te sentís más en confianza con la cocina vegan, mandate a una de las experiencias más radicales de Buenos Aires: La Reverde es una "parrilla" que trabaja casi todo su menú con seitán, una especie de "carne" elaborada a base de gluten de trigo. Acá hay matambrito, vacío, choripán (su icónico "chorisaurio" es un sándwich gigante de chorizo vegetal bien logrado), milanesas y la lista sigue. Entre lo que más recomendamos están las empanadas de carne, que no son de seitán sino de soja texturizada, pero tienen un sabor muy similar a las versiones caseras de toda la vida. Conviene ir temprano por dos motivos: se suele llenar muy rápido porque es chico y tiene alta demanda, pero además la comida es un poco pesada y hay que dejar margen para la digestión. Es bueno, bonito, barato y una verdadera rareza. La dirección es Montevideo 40, Congreso.

En esta nota:
  • veganismo
  • cocina vegana
  • restaurantes veganos
  • veganos
  • Chegusan

Comentarios