No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Chegusan Bazar

Guía para comprar cubiertos, sorbetes y más chiches culinarios eco-friendly

El Amazonas está en llamas y la urgencia de cambiar nuestros hábitos vuelve a ser un tema en agenda. Te pasamos algunos datos gastronómicos para convertirte en un ser humano menos perjudicial para la salud del planeta. 

Guía para comprar cubiertos, sorbetes y más chiches culinarios eco-friendly

Guía para comprar cubiertos, sorbetes y más chiches culinarios eco-friendly

Por: Abril Correa Leveratto

Hace más de dos semanas que el Amazonas, el inmenso pulmón verde de Brasil -y del mundo-, está sufriendo el avance del fuego producido por acción del hombre. Aunque de forma acallada al principio, la enorme devastación que sufre la selva llegó a todos los medios, a las redes sociales y a las agendas de algunos de los líderes más relevantes de la política internacional. Según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, en lo que va de 2019 fueron detectados 71.497 incendios forestales en la zona, todos ellos como resultado de una actividad humana que no aminora su marcha: por culpa de la deforestación, principalmente, el número de episodios aumentó un 82% en comparación al mismo período de 2018. 

El enorme peligro que enfrenta la fuente del 20% del oxígeno que respiramos conmovió a la comunidad digital, que, como suele ocurrir, demostró su preocupación con un hashtag (#PrayforAmazonia) y con cientos de posteos de recomendaciones para disminuir nuestra responsabilidad en la profunda crisis que atraviesa el planeta. Sí, ya lo sabemos: si las grandes corporaciones y los estados no se comprometen a hacer cambios drásticos, que los argentinos nos ocupemos de reciclar no va a lograr detener la extinción de la Tierra. Pero lo cierto es que la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente cada vez ganan más terreno en nuestros hábitos y costumbres, y es algo que vale la pena celebrar. Si nos volvemos ciudadanos conscientes, podemos exigir más y mejor a nuestros gobernantes. 

Así las cosas, entre la catarata de información de estos días, decidimos hacer un pequeño relevamiento por las tiendas ecológicas locales para descubrir qué podemos sumar a la vida diaria a fin de contaminar menos desde nuestra cocina y nuestra mesa. Son detalles que pueden mejorar tu presente y, quién sabe, quizás tu futuro. A saber:

  • Cubiertos para llevar. En los mediodías laborales, en las ferias gastronómicas, en los picnics, cuando estás de viaje: dejá de usar esos cubiertos de plástico que no se degradan nunca y que, encima, suelen terminar invadiendo los océanos. Salvá la vida de un pez, abandoná tus desechos plásticos y llevá con vos un set de cubiertos reutilizables, como estos de madera de reforestación autóctona de la marca Segundas Oportunidades. 
  • Sorbete sustentable. Desde hace unos meses, las pajitas de plástico están prohibidas en los bares de la Ciudad de Buenos Aires, un verdadero hito en la industria gastronómica. Aunque salgas de los límites porteños, no renuncies a tus principios y tené encima tu propio sorbete. ¿Cuál? Se venden varios, pero puede ser este de acero inoxidable (viene con cepillo para limpiarlo y estuche) de la marca Azore +Vida. 
  • Reemplazo del film. Ya lo dijimos antes, pero te volvemos a avivar: no hace falta que uses plástico para envolver los restos de comida que metés en la heladera. Existe una alternativa biodegradable que se llama bee wrap: un envoltorio fabricado con cera de abeja, algodón orgánico y resina de árbol que se puede reutilizar y ayuda a conservar lo que quieras. Son especialmente lindos los de la marca BeeGreen
  • Té en saquitos de tela. Ni lo pensás, pero si tomás té en saquitos, estás tirando a la basura algo que bien podría permanecer dentro de tu cocina. ¿Cómo? Reemplazando los de paquete por esta versión de tela de algodón que, seguramente, también puede funcionarte como filtro. El plus: es un detalle simpático para regalar. 
  • Servilletas lavables. El rollo de cocina es tu mejor amigo, lo sabemos, es difícil hacerlo a un lado. No es tan grave porque es reciclable, pero podés sustituir ese producto industrial y descartable por unas servilletas que podés lavar cada tanto y disfrutar por muchísimo más tiempo. Por ejemplo, estas de Timo Cotton o estas otras de Apron.
  • Bolsas para el súper. No, las de tela que usás para cargar las compras no: las que son realmente complicadas de reemplazar son todas esas que te dan con verduras y otros productos al peso. Los supermercados argentinos están bastante lejos de eliminar el plástico de sus góndolas, pero podés aportar tu granito de arena con estas bolsas de MyMeshBag, de origen vegetal, biodegradables y compostables. 
En esta nota:
  • medio ambiente
  • ecología
  • sustentabilidad
  • bazar
  • Chegusan

Comentarios