No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Chegusan Café

Laurina: conocé el café más caro que se sirve en Argentina

Cuesta más de $400 la taza. ¿Dónde se toma y qué tiene de especial?

Laurina: conocé el café más caro que se sirve en Argentina(Foto: Coffee Town)

Laurina: conocé el café más caro que se sirve en Argentina | Foto: Coffee Town

Por: Abril Correa Leveratto

Entrás a una cafetería, mirás la carta y te sorprende un número: hay una variedad que cuesta más de $400 por taza. Estás en Coffee Town y lo que estás viendo es el café Laurina, un varietal bastante raro y, como tal, muy exclusivo. 

¿Qué tiene de especial el café más caro de la Argentina? "Es un varietal muy antiguo de un lugar específico, de una isla del Océano Índico, que se trajo recién hace 13 años a un laboratorio de Brasil y se trabajó, se plantó y se desarrolló un cultivo en pequeñísima escala", explica Analía Álvarez, propietaria de Coffee Town, mentora en el Centro de Estudios del Café y primera Q Grader del país (una credencial que la certifica como especialista en cafés de muy alta calidad, con reconocimiento a nivel internacional). El Laurina es experimental, escaso y llamativo. No tiene cafeína; esto no quiere decir que exista una intervención para volverlo descafeinado, como ocurre en muchos procesos industriales, sino que es el grano mismo el que no tiene rastros de esta sustancia. 

Frutos de Laurina / Foto: Adrien Chatenay

Coffee Town ofrece este café en copa de vidrio, similar a la del cognac, y preparado con el método de filtrado de preferencia del cliente. No se hace espresso. "Es muy dulce. Particularmente este Laurina tiene una acidez bastante moderada y cambia mucho cuando cambia la temperatura. La primera vez que lo probás, cuando todavía está un poco caliente, no te parece demasiado diferente excepto por el dulzor. Cuando empieza a bajar la temperatura, se transforma en uva: parece una uva moscatel rosada. Toma notas muy afrutadas. A la vista es clarito, eso tiene que ver con la forma de tostarse", indica Analía, que suele viajar en busca de cafés de especialidad por fincas de todos los continentes. Sin embargo, a este varietal no se llega subido a un avión. Todo lo contrario: "Solamente se compra en subastas internacionales por internet, que son cerradas. Es carísimo. Hay muy poquito. Además, es una planta muy frágil, muy susceptible a las plagas, hay que cuidarla mucho". Eso, claro, explica el precio. "Nosotros compramos los granos verdes al vacío en lotes de 10 kilos o 20 kilos". 

Foto: Coffee Town

Como es lógico, no se comercializa en paquetes para llevar a casa, aunque a algunos le gustaría: los brasileros, curiosamente compatriotas de aquellos que cultivan el café, figuran entre los más interesados. "La gente lo pide muchísimo. Al turista brasilero le gusta experimentar. Como el Laurina es un café muy caro, el mismo brasilero no lo conoce; muchas veces lo descubren acá", relata Analía. Y sí: cuesta $425 la experiencia, que a los visitantes de nuestro país vecino les representa alrededor de 30 reales. Una ganga.

Para probarlo, podés ir al Mercado de San Telmo (Bolívar 976) y hacer una parada en la isla de Coffee Town en el corazón del emblemático edificio. Ahí tiene magia por partida doble. Si no, podés enfilar para la sucursal palermitana y conocer otra novedad: un espacio cafetero adentro de un banco (en este caso, el Nación). La dirección es Jorge Luis Borges 1660. 

En esta nota:

Comentarios