Chegusan Nueva obsesión: fotos de platos de los años 70 y 80

Nueva obsesión: fotos de platos de los años 70 y 80

Un viaje en el tiempo hacia el reinado de las gelatinas, las comidas brillantes y los adornos grotescos.

Nueva obsesión: fotos de platos de los años 70 y 80

Nueva obsesión: fotos de platos de los años 70 y 80

Por: Abril Correa Leveratto

Internet es una fuente interminable de felicidad. Todos lo sabemos. Uno puede abrir una pestaña nueva, tipear algo tan simple como "retro food" y adentrarse en una dimensión para algunos desconocida y para otros, muy familiar: la bizarra presentación de los platos de los libros de recetas de la década del setenta y del ochenta. 

Es difícil no volverse loco contemplando las figuras estrafalarias, las superficies plásticas y brillantes, los colores saturados y los adornos siempre excesivos de esas comidas que tanto habrán visto la generación de los baby boomers y sus padres. Lo que podría ser una ensalada fresca se convierte en una escultura de mayonesa y frutas, y todo es suceptible de convertirse en una terrina con ayuda de mucha gelatina. 

La búsqueda de estas maravillas en Google o Pinterest arroja muchos resultados satisfactorios, pero de todas formas hay varios usuarios en las redes y en la web que están recopilando las imágenes para compartir con el universo.

Uno de ellos está en Twitter: la cuenta @70s_party reúne hallazgos propios y ajenos, con algunos comentarios muy graciosos (todo en inglés). Bad and Ugly of Retro Food, en Facebook, es otra buena fuente de deleite sin fin. 

La página vintagerecipecards.com, que recoge recetas de libros canadienses y estadounidenses, tiene un valor agregado: las fotos se acompañan con sus procedimientos originales, por si acaso algún valiente se quiere animar a replicar el plato en su casa.

De Argentina no hay mucho, pero sí se pueden encontrar algunas perlitas con un poco de paciencia. Un ejemplo: estos extractos de la obra de una reconocida marca de harinas que tuvo su propia publicación. El brillo de esas empanadas, amigos. ¿Y la torta que dice "telegrama"? Un sueño.

Comentarios