No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Comida CULTURA

¿Qué es el vermú y por qué de golpe está en todos lados?

No es novedad: el vermut fue y es una bebida nacional y popular estrella, pero en el último tiempo, empezó a aparecer en más y más lugares. Después de mucho análisis, entendimos por qué. Spoiler: no es solo por ser muy rico.  

¿Qué es el vermú y por qué de golpe está en todos lados?

¿Qué es el vermú y por qué de golpe está en todos lados?

Por: Celina Bartolome

Primero lo primero. Vamos a explicar cortito y al pie qué es el vermut (o vermú para fines prácticos). Si sos una persona de menos de 30 años, podrías pensar que el vermú apareció en góndolas e stories de influencers de un día para el otro, sin embargo es una bebida clásica que tomaron nuestros abuelos a lo largo de su vida, porque sus abuelos lo tomaron, y así. 

El vermú es una bebida a base de vino, fortificada con alcohol y azúcar e infusionada con muchas hierbas aromáticas, especies y hasta flores. El origen es un poco incierto, y las versiones son varias. Todo indica que la bebida nace en Italia, y por eso fue tan popular en nuestro país durante los primeros tres cuartos del siglo XX: inmigrantes italianos. 

Es una bebida que se tomaba mucho al mediodía o a la hora del aperitivo, al ser fresca, ligera en cuanto a graduación alcohólica y, antes que nada, accesible. 

Hoy en día la tradición sigue viva, y hasta los números lo avalan: Argentina sigue siendo el principal consumidor de Cinzano (la marca de vermú clásica por excelencia), por delante de Rusia y hasta la mismísima Italia.

Ok, hasta acá todo muy lindo. Pero, ¿cómo pasamos de bebida de abuelo a bebida de jóvenes cancheros en San Telmo y Chacarita? Porque tomar vermut hoy tiene sentido en un auténtico @bardeviejes pero también tiene sentido que sea parte del maridaje de I Latina, uno de los mejores y más exclusivos restaurantes por pasos de Buenos Aires. 

Después de preguntar y analizar la situación cultural/social/de instagram, vamos con nuestra propia hipótesis: dicho así rápido, tiene lo mejor de la cerveza con lo mejor del vino: 

  • Es accesible: una botella de vermú rinde varios vasos, más aún si está rebajado con soda o tónica. El precio va de $200 por un clásico que podés comprar en cualquier súper, como el Cinzano Rosso; a los $600 por uno más artesanal, como Vermú La Fuerza. También los hay importados, como el Lillet, que es francés, a $850. 
  • No necesitas entenderlo: el mundo del vino pone bastantes trabas como para que ingreses: muchísima información en sus etiquetas, sobre oferta en las góndolas, mil tipos y precios en las cartas de restaurantes, etc. En cambio el vermú es simple. En general, la regla es: rojo y dulce por un lado, o blanco y seco por el otro.
  • Es ligero: te lleno muchísimo menos que la birra, y ni hablar que la artesanal, por eso es mejor para acompañar una comida.
  • Es fresco: el vermú se toma con hielo, y eso hace que sea una bebida más fresca y fácil de tomar. Además, tiene una graduación alcohólica baja, si lo comparás con el resto de tragos y cocktails en un bar. El vermú varía según la marca, pero en general tiene cerca de 15% de graduación alcohólica (el doble que una cerveza artesanal, un poquito más que un vino, bastante menos que un fernet). 
  • Es ATP: una botella de vermú puede tomarse de la forma en la que cada uno de los bebedores quieran. ¿Con soda? podés, ¿con agua tónica? podés, ¿con una rodajita de naranja y ya? Podés también. El vermú es para todes. 

Para validar todo esto, le hicimos algunas preguntas a la persona indicada: Martin Auzmendi, que además de ser uno de los socios fundadores de Vermú La Fuerza, es el organizador de BA Cóctel y trabajó durante muchos años en el Grupo Campari. 

SOBRE POR QUÉ DE REPENTE LOS JÓVENES DESCUBRIERON EL VERMUT:

“La gente joven siempre está buscando cosas “nuevas”, o por lo menos originales, y creo que los productos y categorías se renuevan en la medida que logren interpelar o conectar con esa gente joven que la vuelve a poner en escena y poder de alguna manera empezar una historia nueva. 

Los jóvenes encuentran en él un montón de cosas que son muy importantes hoy: bebida natural, genuina, social (el vermú se comparte) y una bebida liviana o de bajo nivel alcohólico”.

SOBRE EL VERMUT VS. CERVECERÍAS

“No creo que sea una competencia. La cervecería aportó mucho a la escena de bares porque logró armar una propuesta que tiene que ver con la lógica de lo que pide una persona joven hoy: uno, dispuesta a renunciar al servicio pero no a la calidad y segundo, que quiere pagar un precio justo por producto que consume, y no por todo lo que lo rodea. 

Además, las cervecerías crecieron yéndose a los barrios, recuperando lo barrial y cotidiano. Nosotros como bar de vermú miramos mucho eso, hay cosas valiosas, el ambiente relajado, de todos los días, una propuesta sencilla y fácil de entender. Nosotros no tenemos nada en contra de las cervecerías, sino que somos un complemento, aporta mucho en una ciudad tener diversidad y variedad”.

Comentarios