No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Chegusan VINO

Vinos de Finca: los vinos nuevos (y muy ricos) de Matías Riccitelli

Matías Riccitelli es un enólogo joven mendocino que hace vinos igual de ricos que de lindos. Conocé su línea nueva: Vinos de Finca. 

Vinos de Finca: los vinos nuevos (y muy ricos) de Matías Riccitelli

Vinos de Finca: los vinos nuevos (y muy ricos) de Matías Riccitelli

Por: Celina Bartolome

Probablemente conozcas al enólogo Matías Riccitelli por uno de los primeros vinos que hizo apenas empezó su proyecto, siendo muy joven y visionario: Hey Malbec. Fue pionero no solo en hacer etiquetas vanguardistas, sino en dedicarle la misma (o mayor) atención al contenido que está dentro de la botella.

Los vinos de Matías son una especie de vino bastante particular en el mercado local: son vinos de altísima calidad, que tienen detrás mucha atención al estudio de suelo y vitivinicultura, pero también son muy ricos, equilibrados y fáciles de tomar. O sea, no te pide que los entiendas o que los interpretes. Son vinos que lo único que te piden es que te sientes con amigos, en tu restaurante preferido o en tu casa, lo abras y disfrutes sabiendo que detrás siempre va a haber mucho trabajo y calidad. El mejor de dos mundos.

Si vas a una vinoteca vas a encontrar vinos de Matías en diferentes gamas, pero mi recomendación personal, si estás por adentrarte recién ahora en su mundo, es que juntes para una ocasión especial y pruebes los vinos de su línea nueva "Vinos de Finca"

Estos vinos están elaborados teniendo en cuenta la relación entre el tipo de uva y su suelo. Todos están hechos con uvas provenientes de diferentes regiones de Mendoza, que fueron seleccionadas especialmente para que se transformen en vinos que expresen su lugar. 

El sauvignon blanc proviene de La Carrera, una zona muy alta y muy fría de donde sale poco vino, y es cómo ningún otro sauvignon blanc que hayas probado. Es bastante eléctrico, muy fresco y verde en boca, con una acidez buenísima que es ideal para tomar como aperitivo e ir abriendo el apetito. 

Su bonarda es de una zona histórica de Mendoza, Vistalba, y es una puerta de entrada ideal tanto para conocer la mano y estilo del enólogo como para ahondar en estos vinos tintos muy frutales y amigables que se están haciendo con esta uva ya clásica para nuestro país. 

DATO: si la situación es aún más especial, podés ir a cenar o tomar un par de copas a uno de los restaurantes más lindos de Buenos Aires, Casa Cavia. Su recientemente renovada carta de vinos ofrece una amplia selección de Riccitelli, que junto con otrás etiquetas muy especiales, conforma la curaduría realizada por la sommelier Sorrel Moseley-Williams. 

En esta nota:

Comentarios