No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Deportes

A 13 años del día que Messi emuló a Maradona con el barrilete cósmico

Corrían 28 minutos del primer tiempo cuando Xavi le dio la pelota atrás de la mitad de la cancha y La Pulga hizo historia.

A 13 años del día que Messi emuló a Maradona con el barrilete cósmico

A 13 años del día que Messi emuló a Maradona con el barrilete cósmico

Se cumplen 13 años del día que Lionel Messi reversionó el “barrilete cósmico” con una jugada calcada a la que hizo Diego Maradona contra Inglaterra en 1986, encarando desde la izquierda hacia el centro y dejando a cinco rivales en el camino.

Transcurrían recién los 28 minutos del primer tiempo, cuando el Barcelona le ganaba 1-0 al Getafe por la Copa del Rey. En ese momento, Xavi Hernandez, el excelente mediocampista catalán, se transformó en el Hector “El Negro” Enrique y se la dejó en los pies a un joven Messi, quien recién tenía 19 años y estaba jugando sus primeras temporadas en el Barcelona.

La Pulga recibió el balón atrás de mitad de la cancha y con la 19 en la espalda (todavía no utilizaba el numero 10) encaró a dos rivales con dos movimientos seguidos. "Vi el espacio y le metí para adelante", declaró en aquella oportunidad.

La primera “víctima” fue Javier Paredes, quien recordó: "Cuando Messi agarra la pelota, va con balón dominado y te encara, siempre piensas lo mismo... Lo cierto es que hace lo que quiere contigo", en dialogo con Olé.

Una vez que dejó atrás a Paredes, automáticamente se acercó Ignacio Pérez a presionar y Messi movió la pelota con la parte externa del pie izquierdo para hacerlo pasar de largo con caño incluido. Luego aceleró casi hasta la puerta del área, en donde se encontró con Alexis Ruano y sin ninguna exigencia lo dejó parado, pero David Belenguer, el último defensor, se tiró a cortarlo y Messi, sin la necesidad de hacer un movimiento de más, quedó mano a mano con el arquero.

Ese hombre es imparable. Lo único que recuerdo es que se fue de todo el equipo y marcó un auténtico golazo. Es que ha metido tanto golazo que cada vez se supera... Es una locura de jugador, para mí es el mejor del mundo", comentó Alexis Ruano, la tercera víctima.

Todo el Camp Nou abrió los ojos sin poder creer lo que estaban viendo, el astro argentino había hecho una corrida infernal en la que cuatro rivales habían quedado en el camino y estaba mano a mano con Conde Luis García, el arquero. Lio amagó con el cuerpo a patear al segundo palo, pero con un recorte justo encaró al arquero y mientras se caía, definió levantando la pelota para que un defensor que se tiraba desparramado no logre evitar el gol. 

En esta nota:

Comentarios