No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes ITALIA 1990

A 30 años del golpe inesperado de Camerún a la Argentina en el debut del Mundial de Italia 1990

La Selección Nacional llegaba como campeona del mundo y sufrió una dura derrota que quedó en la historia.

La patada criminal que Victor N’Dip le dio a Diego Maradona fue un fiel reflejo de la dureza de Camerún ante Argentina en el debut en Italia 1990

La patada criminal que Victor N’Dip le dio a Diego Maradona fue un fiel reflejo de la dureza de Camerún ante Argentina en el debut en Italia 1990

La imagen de la patada criminal al pecho que Victor N’Dip le dio a Diego Maradona y por la que sólo vio la tarjeta amarilla, quizás sea la mejor forma de resumir aquella tarde del 8 de junio de 1990, cuando la Selección Argentina estrenó su título de campeón del mundo (en México 1986) en el Mundial de Italia con una derrota ante Camerún por 1 a 0.

Ese partido, que este lunes está cumpliendo 30 años, quedó en la lista de los imborrables. El impacto de la inesperada derrota de la Selección Nacional fue tal que, en abril pasado, el diario The New York Times le pidió a sus lectores que elijan los encuentros más importantes de la historia del fútbol entre 1946 y 1992, y el Argentina-Camerún quedó en el quinto puesto.

De las patadas sistemáticas, que tuvieron como víctimas principales a Maradona y Claudio Caniggia, Camerún pasó a un golpe de nocaut del que Argentina nunca pudo recuperarse: a los 20 minutos del segundo tiempo, Omam-Biyik saltó dentro del área, cabeceó y a Nery Pumpido se le escurrió una pelota que terminó definiendo la historia.

El gol de Omam-Biyik que puso en jaque a la Selección Argentina

Argentina, que terminó con un jugador más tras la expulsión de Andre Kana-Biyik, quedó de rodillas en su debut ante el asombro del mundo.

Nada fue igual después de ese partido. Según contaron algunos de los protagonistas, días después de la derrota, Carlos Bilardo les dio una charla como nunca antes a los jugadores. Y el equipo reaccionó. Pasó la primera fase y llegó a la final. Una hazaña difícil de imaginar.

En esta nota:

Comentarios