No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Espectáculos

Miguel Herrán sigue luchando contra la vigorexia y llegó a querer quitarse la vida

El actor conocido por sus interpretaciones en Elite y La casa de papel habló sobre su personalidad y los problemas que viene sufriendo desde hace tiempo.

Miguel Herrán sigue luchando contra la vigorexia y llegó a querer quitarse la vida

Miguel Herrán sigue luchando contra la vigorexia y llegó a querer quitarse la vida

Miguel Herrán, el actor español conocido por sus papeles en Elite y La casa de papel, recientemente le brindó una entrevista a el diario El País y se describió como un niño que fue "muy cabrón, un verdadero hijo de puta".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

��

Una publicación compartida de Miguel Herrán (@miguel.g.herran) el

"Si yo te cuento las cosas que hacía antes no te cuadraría con la persona que soy ahora. Odiaba la vida, odiaba el mundo. Tuve una manera de ser bastante cabrona y de momento tengo miedo de contarlo, porque hice cosas de las que no me siento orgulloso. Me levantaba, me miraba al espejo y no me gustaba ni cómo era, ni lo que hacía, ni cómo trataba a la gente, ni cómo me trataba a mí mismo", detalló al respecto.

Incluso dijo que muchas veces pensó que estaría mejor muerto y que no quería levantarse a la mañana. Lo que lo salvó de eso fue la actuación. 

Por otra parte, Miguel contó que lucha contra la vigorexia (trastorno del comportamiento que se caracteriza por la obsesión de conseguir un cuerpo musculoso) desde su adolescencia: "Cada verano es la comidilla con mis colegas: cómo está mi cuerpo, si estoy más grande o más definido. Y yo siempre les digo que lo triste es que ellos con su barriga y sus cervezas son diez veces más felices con su cuerpo que yo".

Y tampoco dejó de lado el tema de su próspero presente, sobre el cual admitió: "El dinero no me ha hecho feliz, me ha quitado bastante felicidad y me ha dado más preocupaciones que cuando no lo tenía. Me ha hecho más ambicioso. El dinero me ha ensuciado como persona. No lo valoro. En el resto sigo igual o peor".

Si usted, o algún familiar o allegado suyo, está atravesando una crisis emocional de cualquier tipo, siente que nada tiene sentido o se encuentra atrapado en una situación a la que no le encuentra salida, llame al 135 (línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires) o bien al (011) 5275-1135 (desde todo el país). Su llamado es personal, confidencial y anónimo.

En el caso de sufrir trastornos de la alimentación comunicarse con la red de asistencia, prevención, capacitación e investigación al (011) 4863-8888 de lunes al viernes de 8 a 20 hs.

Comentarios