Espectáculos TELEVISIÓN

Pampita tuvo un invitado muy especial en su primer programa: ¿Ya lo viste?

Un comienzo brillante donde se revelaron muchas cosas de la intimidad de la conductora: Acá un resumen por si no lo pudiste ver

Por: Katia Appelhans

Pampita en Pampita Online

Pampita en Pampita Online

Pampita Online llegó a la pantalla de Telefe y con un debut impresionante, ya que Pampita entrevistó nada menos que a su pareja actual, Pico Mónaco, a quien se lo vio como nunca antes.

La conductora le preparó varias sorpresas y aseguró que no le había adelantado nada. El extenista se emocionó tanto que ni bien se sentó en el sillón, rompió en llanto. ¿Por qué? Le mostraron un video muy especial con sus sobrinas.

“Hay muchísimas cosas que en un principio un deporte de alto rendimiento te saca: tiempo con tu familia, la adolescencia, la infancia"

“Mis sobrinas… Es la primera vez que me hacen un video”, dijo, y su novia indagó: “¿Te lamentás haber perdido momentos especiales?”, a lo que respondió: “Sí… Uf, quiero respirar. Perdón, es que es la primera vez que mis sobrinas me mandan un video así”, aseguró junto a un gesto muy emocionante, le tomaba la mano muy fuerte a Pampita.

 

Obviamente no dejaron pasar temas de la pareja, él aseguró que con los hijos de ella trata de hacer lo mejor posible siempre respetando al padre y la madre, pero también hablaron de su intimidad: “Las primeras veces cuando dormía con Caro no me gustaba mucho el contacto. Obviamente hacíamos todo lo que teníamos que hacer como cualquier persona normal”, confesó.

Y agregó explicando: “Porque Caro, que es muy cariñosa y muy melosa, me cruzaba una pata, me metía una mano y yo se la sacaba. Muy pegada y hacía la típica que te va arrinconando y yo dormía con la pata afuera. No sabía cómo decirle ‘salí’”.

Hasta reveló la técnica que debió desarrollar por ese inconveniente: “A las tres de la mañana me iba para el otro lado y me despertaba ahí. Cuando ella se levantaba me preguntaba qué hacía en ese lado. Entonces empecé a aplicar el sistema de las almohadas, una pared de almohadones, corralito de mi lado, corralito de su lado y dejame dormir que mañana tengo que entrenar".

Y eso no es todo, ella es muy estricta con el orden como muchos ya sabemos pero él se tomó el trabajo de dejarlo bien en claro: “Al principio yo estaba acostumbrado a la vida de hotel, así que me bañaba y a la toalla le pegaba unos revoleos... Me sacaba la ropa y quedaba toda tirada por ahí. Entonces ella me decía ‘vení, vení, vení, ¿por qué la toalla en el piso?’. Y yo ‘porque después viene la chica que la levanta’. ‘No, no, la toalla va ahí y las medias van en este canasto de mimbre y después te la van a lavar’, me decía. Y así todos los días”, detalló. “Ahora soy un lord”, finalizó.

Leé También

Comentarios