No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Gaming

Angry Birds cumple 10 años: su historia y su influencia en los videojuegos

El juego de los pájaros enojados fue un antes y un después en la industria de los móviles.

Angry Birds cumple 10 años(Rovio)

Angry Birds cumple 10 años | Rovio

Por: Leon Valle

En diciembre de 2009, tres años antes del lanzamiento de Candy Crush, debutó en dispositivos móviles el juego se volvió uno de los más grandes fenómenos del mundo y definió el gaming en los flamantes celulares con pantalla táctil: Angry Birds.

Dos años habían pasado desde el debut del primer iPhone, un dispositivo que cambió el paradigma de lo que entendíamos como teléfono celular, y hasta entonces los juegos se limitaban a ser versiones inferiores y descartables de juegos de consolas. Pero en aquel 2009 comenzaron a salir juegos diseñados y desarrollados con las fortalezas y el sistema de control de la nueva plataforma en mente, como Doodle Jump y Angry Birds. 

Doodle Jump era un juego entretenido y perfecto para el iPhone que estuvo durante meses a la cabeza del ránking de la tienda de iTunes, pero Angry Birds era un combo explosivo: personajes sencillos pero carismáticos, un sistema de control básico y perfecto para la pantalla táctil, y un objetivo claro que además promovía un comportamiento compulsivo, a través un sistema de calificación de estrellas (de una tres) dependiendo del desempeño. Completar un nivel destruyendo a los cerdos era parte del problema: la gratificación real llegaba cuando uno veía esas brillantes tres estrellas en pantalla, que generaban una dosis de endorfina.

Esa mecánica de puntuación garantiza rejugabilidad a experiencias pensadas como meros bocados entre actividad y actividad (para un viaje en colectivo o una sala de espera), y resultó tan exitosa que se volvió la norma en los juegos para dispositivos móviles.

Angry Birds estuvo disponible en la tienda por tres meses antes que Apple lo destacara dentro del mar de aplicaciones, en una pequeña sección en la página principal de la tienda de iTunes. Un mes después el juego se había convertido en un fenómeno viral, descargado millones de veces.

El éxito del juego original convirtió al estudio finlandés Rovio en uno de los estudios más grandes del mundo, y el equipo no perdió tiempo en seguir expandiendo la franquicia, tanto con secuelas tradicionales como en spin-offs y crossovers de alto perfil. Angry Birds Rio!, conectado con las dos entregas de la película animada de Dreamworks; Angry Birds Star Wars I y II; y Angry Birds Transformers (convertido en un runner con elementos de acción) son algunas de las franquicias que se subieron a la moda de los pájaros enfadados durante los años siguientes. No todos fueron un éxito, claro, y de hecho hasta el lanzamiento de Angry Birds 2 la empresa no pudo repetir el éxito, pero todas esa experiementación y colaboraciones dan cuenta de la vigencia de la marca.

En total, entre secuelas y spin-offs, Rovio lanzó más de 20 juegos basados en la franquicia Angry Birds, el último de los cuales (Angry Birds Explore) salió en junio de este año. Contando las descargas de cada uno de ellos, Angry Birds ha superado ampliamente las 4500 millones de descargas en todas las plataformas disponibles y hoy en día, aún cuando la fiebre pasó hace años, millones de usuarios continúan disparando pájaros por el aire cada día. 

Por supuesto la franquicia pegó rápidamente el salto a otros rubros: además de una series animadas emitidas entre 2013 y 2017 y varios libros (de cocina, documentales, y hasta en colaboración con National Geographic) , Rovio produjo dos sorprendentemente competentes películas de animación estrenadas en 2016 y 2019, cuyo éxito confirmó que el fenómeno continúa vigente una década después de su nacimiento.

Si bien la historia de Angry Birds y su estudio Rovio terminó siendo de éxito, como contó el diseñador Jaakko Lisalo, la realidad en aquel lejano 2009 era muy diferente.

Rovio sólo tenía dinero suficiente para un juego,” confiesa Lisalo. “Era 2009 y como el único diseñador de la compañía tuve que ponerme a pensar en ideas. Siempre me gustó dibujar animales, así que me senté en la computadora y dibujé una serie de pájaros con picos, forma redondeada y cejas enojadas. Tenía la idea de una bandada de pájaros enojados que destruye cosas.”

El diseñador cuenta que, de todas maneras, el primer concepto para el juego era muy diferente y, por ejemplo, no había catapulta. Pero cuando lo pusieron en las manos de jugadores no sabían qué hacer, por lo que entendieron que precisaban de un sistema de lanzamiento reconocible: probaron varias alternativas pero la gomera fue comprendida de inmediato por los usuarios y resultó definitiva.

El programador Tuomo Lehtinen también compartió sus impresiones de aquellos comienzos y contó que se percató que estaban frente a algo grande cuando vio la respuesta de sus familiares y amigos.

“Antes, cuando le mostrábamos los juegos a nuestros amigos o familiares, lo miraban y decían ‘Bueno, es un juego de celular’ y nos devolvían el dispositivo. Pero con Angry Birds no lo querían soltar. Todos lo estábamos jugando en la oficina: teníamos planillas con nuestras puntuaciones.”

Según comparte Lehtinen, el primer éxito llegó cuando una deportista comentó en un diario que jugaba Angry Birds para relajarse entre competencias:

“Llegamos al primer puesto de la App Store en nuestro país, Finlandia, pero el mercado es tan pequeño que podríamos haberlo hecho simplemente pidiéndole a nuestros amigos que lo descargaran,” recordó. “Luego llegó al primer puesto en Suecia cuando la famosa esquiadora Anja Parson le dijo a un daiario que jugaba el juego para relajarse entre competencias. En abril de 2010 estábamos en la cima de los Estados Unidos y sólo teníamos un objetivo: ser el juego más importante de la App Store. Eso sucedió dos meses después, cuando superamos a Doodle Jump.”

Para celebrar el décimo aniversario del juego, Rovio anunció a mediados de noviembre un evento llamado “Bring the Anger” en el que convocó a todos los jugadores de Angry Birds 2 a eliminar la mayor cantidad de cerdos posibles para alcanzar la delirante cifra de 10 mil millones. El evento culminó con una donación de 100 mil dólares al fondo de Educación y Emergencia de UNICEF de Finlandia, una asociación con la que Rovio colaboró durante gran parte del año.

Angry Birds también permitió, indirectamente, la expansión de la industria gamer finlandesa, a través de la formación de estudios como Supercell, Small Giant Games, Next Games y Fingersoft, por nombrar algunos. Según el analista de Sensor Tower Craig Chapple, la contribución de Rovio a la industria de su país durante la última década está a la altura de la de Nokia nada menos.

En esta nota:
  • angry birds

Comentarios