No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Gaming

California demanda los creadores de World of Warcraft por abuso y acoso sexual

El Estado de California presentó una demanda contra Activision Blizzard por acoso y abuso sexual, intimidación y pago desigual de sus empleadas.

California demanda los creadores de World of Warcraft por abuso y acoso sexual

California demanda los creadores de World of Warcraft por abuso y acoso sexual

Después de dos años de investigación el Departamento de Empleo y Vivienda de California presentó esta semana una demanda contra Blizzard, la empresa creadora de Diablo, World of Warcraft y Overwatch.

Según el texto de la demanda la empresa promovió una cultura sexista que se define como un “club de hombres”, en la que las empleadas sufrieron acoso y abuso sexual, intimidación y pago desigual, entre otros ataques.

“Los empleados varones jugaban videojuegos durante el trabajo, bromeaban sobre sus encuentros sexuales, hablaban abiertamente sobre los cuerpos femeninos y hacían numerosas bromas sobre violación”, explican los demandantes, que aclaran que las empleadas, que representan el 20% de la fuerza laboral, debían tolerar que sus compañeros tomaran en el trabajo o llegaran borrachos y las acosaran sin repercusión.

“Las mujeres fueron sometidas a numerosos comentarios e insinuaciones sexuales, manoseos y toques físicos no deseados y otras formas de acoso. Una empleada destacó que empleados varones al azar se acercaban a ella en el lugar de trabajo de los Demandados [Activision Blizzard] y hacían comentarios sobre sus senos”.

El Departamento de Empleo y Vivienda también relaciona el suicidio de una empleada de Blizzard con el supuesto acoso sexual del que fue víctima durante un viaje de negocios realizado con su supervisor. Antes de ese habían circulado por el estudio imágenes privadas della en un evento.

“Los empleados varones jugaban videojuegos durante el trabajo, bromeaban sobre sus encuentros sexuales, hablaban abiertamente sobre los cuerpos femeninos y hacían numerosas bromas sobre violación”

Si bien el Estado apunta contra la empresa como una entidad, destaca que desde el sector ejecutivo esa cultura era promovida, alentada o ignorada. La investigación asegura que el presidente de Blizzard, J. Allen Brack, estaba al tanto de estos comportamientos; y destaca a un ex jefe de tecnología que, estando ebrio, manoseó a una empleada durante un evento de la compañía.

Pero la demanda dedica una sección entera a Alex Afraisabi, el ex director creativo de World of Warcraft, el MMO más popular del mundo, quien se había hecho una reputación dentro de la empresa por avanzar inapropiados sobre las empleadas. Según testimonios su habitación de hotel era conocida como la “Suite de Cosby”, en referencia a Bill Cosby, el actor acusado de violación.

“Durante un evento de la empresa (una convención anual llamada Blizz Con), Afrasiabi realizó avances sobre las empleadas, les decía que quería casarse con ellas, intentaba besarlas y las abrazaba. Esto quedó a la vista de otros empleados varones, incluidos los supervisores, que tuvieron que intervenir y sacarlo de encima de ellas”.

De acuerdo a las declaraciones de las entrevistadas, la empresa también se habría negado a promover mujeres dentro de la estructura alegando que no podían arriesgarse a hacerlo porque “podrían quedar embarazadas”, y las denuncias de acoso eran desalentadas porque el personal de recursos humanos “eran cercanos a los acosadores”.

Inmediatamente Blizzard envió un extenso comunicado a todos los portales negando las acusaciones y asegurando que valoran la diversidad y trabajan para “promover un espacio de trabajo inclusivo para todos”.

“No hay lugar en nuestra empresa o industria, ni en ninguna industria, para la conducta sexual inapropiada o el acoso de ningún tipo. Nos tomamos en serio todas las acusaciones e investigamos todas las afirmaciones. En los casos relacionados con la mala conducta, se tomaron medidas para abordar el problema”.

"Afrasiabi realizó avances sobre las empleadas, le decía que quería casarse con ellas, intentaba besarlas y las abrazaba".

Asimismo Blizzard acusa al organismo del Estado de actuar de manera incorrecta y califica de “reprobable” y repugnante el “arrastrar a la denuncia el trágico suicidio de una empleada cuyo fallecimiento no tiene nada que ver con este caso y sin tener en cuenta a su afligida familia”.

“Es este tipo de comportamiento irresponsable de burócratas estatales que no rinden cuentas lo que está expulsando a muchas de las mejores empresas del estado de California”, dice Blizzard para defenderse.

“Confiamos en nuestra capacidad para demostrar nuestras prácticas como un empleador que ofrece igualdad de oportunidades, que fomenta un lugar de trabajo de apoyo, diverso e inclusivo para nuestra gente, y estamos comprometidos a continuar con este esfuerzo en los años venideros. Es una pena que el DFEH no quisiera hablar con nosotros sobre lo que pensaban que estaban viendo en su investigación”.

Sin embargo, después de haberse hecho pública la demanda, varias ex-empleadas del estudio se volcaron a Twitter para contar su propia experiencia dentro de la compañía. Una de ellas, Stephanie Krustsick, ofreció detalles de lo vivido.

“Simplemente voy a decirlo. Mi incidente sucedió en 2013 en BlizzCon”, contó en un hilo de Twitter. "No dije nada oficialmente hasta que decidí irme de la compañía el año pasado por el miedo a una represalia”.

Krustsick dijo que en su experiencia trabajar en Blizzard fue maravilloso, aunque a veces no lo haya sido, y que la mayoría de sus compañeros eran personas geniales y talentosas preocupadas por hacer juegos de calidad, pero “algunos no”.

“El problema era la falta de responsabilidad”.

El Departamento de Empleo y Vivienda también participó en la investigación que resultó en una demanda contra Riot Games, los creadores de League of Legends, por acoso y discriminación.

En esta nota:

Comentarios