No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Gaming

Hablamos con Elian Barrado, el representante argentino en el Mundial de Globos

Después de participar en el Mundial de Globos organizado por Ibai Llanos y Gerard Piqué, Elian conversó con Filo.news sobre su experiencia en el torneo, su encuentro con Momo, la posibilidad de estar en un segundo mundial y mucho más.

Hablamos con Elian Barrado, el representante argentino en el Mundial de Globos

Hablamos con Elian Barrado, el representante argentino en el Mundial de Globos

Por: Dante Conti

Repasemos la importancia de lo que fue el Mundial de Globos. Lo organizaron Ibai Llanos y Gerard Piqué, pieza clave de la época más prolífica del Barcelona con Pep Guardiola; fue visto por más de 8.7 millones de personas; contó con sponsors y personalidades tier A y el representante de Perú, Francesco De La Cruz, fue saludado por el presidente de su país, Pedro Castillo, ni bien se coronó campeón ante Alemania.

Y, como siempre, como en todos los aspectos de la vida, no importa cuál sea la circunstancia, estuvo metido un argentino. De nombre Elian Barrado, atiende a Filo.news desde Valencia, que es su casa desde que sus padres decidieron irse por el corralito en 2001.

A pesar de que se fue de muy chico de Mar del Plata y casi toda su vida la pasó en suelo ibérico, Elian todavía tiene un dejo de acento argentino en su habla, en su nick de WhatsApp tiene el emoji del mate y en su cuarto tiene colgada la bandera blanca y celeste. Claro, ese sentimiento también se vio en el Mundial.

 

¿Cuáles son tus sensaciones a dos días de haberse realizado el Mundial de Globos?

La sensación es... cansado. Todavía sigo un poco cansado porque fueron muchas horas de viaje y pocas de descanso. Hoy sí que ya descansé mucho más, pero todavía sigo bastante emocionado por todo lo que está pasando, por todo lo que sigo viviendo y... nada, la verdad es que fue genial. Fue genial haber vivido todo eso; estar desde dentro y no verlo desde una pantalla como lo hicieron más de 8 millones de personas. Poder ser ese afortunado que pudo estar ahí dentro representando a Argentina fue algo muy grosso, muy genial.

¿Cómo te enteraste de la existencia del evento?

Sigo bastante a Ibai en stream, en YouTube y tal. Él comentó que iban a estar con Piqué en directo y que tenían que contar algo. Como acá en España era de noche, digo: "Bueno, me lo pongo para dormir y a ver qué tal". Justamente, cuando salieron juntos en stream, comenzaron a decir que querían formar un mundial de globos. Dije: "Bueno, me voy a presentar". Envié un video como pedían, me llamaron y se contactaron conmigo.

¿Cuál fue tu primera reacción cuando te enteraste de que ibas a estar participando en el mundial como representante de Argentina?

Mi primera reacción fue ponerme muy nervioso. Era un sábado bastante temprano y estaba hablando con unos amigos. Cuando pasó todo eso me levanté, se lo fui a comentar a mi hermana, a mi cuñado y estuvimos ahí hablando. Pero yo pensaba que había quedado en un grupo selecto y que, de ahí, tenían que elegir a uno para luego representar. Y no: querían pedirme los datos para firmar el contrato y poder ir para allá.

¿Los nervios fueron por una cuestión de responsabilidad por representar a tu bandera? ¿O lo tomaste como un evento para ir a divertirte?

El hecho de representar a la Argentina tiene una gran responsabilidad. Nosotros queremos ganar en todo. Tanto la gente de Argentina como Ibai mismo y las personas que estaban ahí piden siempre que Argentina quede alto en todos los lados a donde vayamos a competir, sea en globos, en canicas, en cualquier juego, cualquier deporte... y sí, sí que me lo tomé en serio porque también había un premio bastante grande y quería representar bien.

Para las personas adultas siempre suele ser más difícil entender todo lo que está pasando en el mundo de Twitch y del stream. ¿Cómo reaccionaron tus padres cuando les comentaste que ibas a participar en un mundial de globos?

Mi madre bien porque conocía a Ibai y sabía que se estaba formando eso. Le ilusionó, le gustó mucho. Mi papá se pensaba que era una estafa. No conocía muy bien a Ibai; sabía lo de la Copa América, pero... [citando a su padre] "¿Seguro de que no es una estafa?", porque tenía que dar mis datos para el premio. Hasta el último momento estuvo más pensando en si era algo bueno o no, pero cuando vio que todo iba en serio, cuando vio los sorteos y todo dijo que fuera, que me lo pase bien y que intente ganar.

 

En cuartos de final te tocó perder contra el competidor de Perú, que después terminó saliendo campeón. ¿Que ganara la competencia te alivió el hecho de haber perdido, como, "bueno, por lo menos fue contra el campeón", o no te importó eso?

No, no. En parte me fui contento porque, si te das cuenta, de todos los partidos que había el mío fue el más peleado. Le iba ganando siempre hasta los últimos cinco segundos, que él me hace un punto un poco extraño de que le doy sin querer con el globo en la cara, los árbitros lo interpretan como que le doy a propósito y tenemos que ir al globo de oro. Si el árbitro lo hubiera interpretado como que fue sin querer hubiera pasado yo y, seguramente, hubiera llegado a la final. Pero sí, me voy bastante feliz de que por lo menos se lo llevó Perú. No sé si lo hubiera hecho igual de bien que él.

¿Cómo fue el contacto con los otros participantes?

El contacto lo tuvimos desde el momento uno. Se creó un grupo de WhatsApp y estuvimos desde el primer día hablando hasta...  bueno, siguen hablando. La verdad es que todos fuimos muy amigos, comíamos juntos, salíamos a tomar algo. Todo muy bien.

¿Y entre los participantes latinos hubo cierto tipo de lazo especial?

La mayoría vivimos aquí en España. Por todo el tema del COVID-19, supongo que el primer mundial lo habrán hecho así; porque si es de otros países tienen que hacer cuarentena o ver si tienen vacunas que son o no compatibles con Europa. Aquí todos éramos de Madrid, Barcelona, Valencia, había gente del norte, del sur, así que todos nos llevamos muy bien.

¿Con Ibai pudiste conversar?

Sí, sí que pude tener contacto con Ibai al final del evento, cuando se terminó todo. Nos dieron un par de minutos para poder hablar con él y con otros streamers. Por ejemplo, con Momo. Con Momo la verdad que de 10: salíamos del partido, venía, me daba un abrazo, me decía que lo había hecho bien. Cuando él perdió con Marruecos fui yo y lo abracé y cuando perdí contra Perú él hizo lo mismo. Con Markito Navaja también estuve hablando un tiempo, unos cinco o diez minutitos antes de que me tocara contra Perú.

 

Cuando te contacté para esta entrevista me dijiste que tenías el Instagram explotado de mensajes, ¿cómo viviste eso? ¿Pudiste leerlos todos?

Cuando iba a empezar el primer partido tenía mensajes de mis amigos y de mis familiares, cinco o diez mensajes. Terminó ese partido y el teléfono, que lo tenía en la taquilla, fui a buscarlo porque me tocaba contra Georgia, que me habían comentado que hacían muchos amagues y distintas cosas. Entonces digo: "Bueno, voy a rebobinar el directo de Ibai para ver qué tal juega el chico este, porque no lo pude ver", y, cuando agarro el celular, tenía muchísimos mensajes de gente que no conocía y que me bancaba, de gente que quería alguna nota, de mis amigos que me enviaban muchos mensajes. A raíz de que gané el segundo partido contra Georgia, tenía cincuenta llamadas de alguna radio, mensajes de mis amigos que no podía abrir porque el móvil se me buggeaba, en Instagram cuarenta solicitudes de gente que no conocía, la bandeja de entrada muy explotada... una locura. Luego, a la noche, cuando llegué al hotel, no me podía dormir de lo emocionado que estaba y me puse a responder a todo el mundo.

En caso de que haya un segundo Mundial de Globos, ¿te gustaría volver a ponerte la camiseta de Argentina?

Me encantaría. Me encantaría ir y poder quedar más alto, que sé que lo podré hacer porque me lo decía todo el mundo en los comentarios que me veían como favorito. En este deporte... bueno, juego, mejor dicho, tienes que tener un porcentaje de suerte. Lo vimos con Perú, que le dio en la cara y le dieron el punto. Yo puedo que de habilidad puedo dar la nota, puedo ir bastante bien, y, si me acompaña la suerte, podemos ganar el mundial perfectamente. Yo me veía vencedor, pero bueno, lo ganó Perú y está muy bien ganado por su parte. Si se puede repetir sí que me gustaría ir.

Comentarios