No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Gaming

Los 10 videojuegos que definieron el 2020

Desde fenómenos culturales como Among Us hasta juegos llenos de controversia como The Last of Us Part 2, repasamos los títulos que marcaron el pulso de este particular 2020.

Los 10 videojuegos que definieron el 2020

Los 10 videojuegos que definieron el 2020

El que termina fue un año de grandes contrastes para la industria de los videojuegos. La pandemia afectó los cronogramas de trabajo de los estudios y equipos enteros se encontraron enfrentando los desafíos del trabajo remoto, lo que forzó retrasos en algunos de los lanzamientos más importantes.

Sin embargo, el encierro hizo que millones de jugadores y no jugadores encontraran en los videojuegos el escapismo perfecto. Se registraron números record de ventas de hardware y software, y plataformas de streaming como Twitch alojaron a millones de usuarios que transmitieron o espectaron miles de millones de horas.

Los juegos fueron grandes protagonistas de la pandemia, y por eso vamos a repasar los destacados del año, no solo por su calidad sino también por el impacto que tuvieron en la cultura popular en un 2020 en el que necesitábamos olvidarnos un poco del mundo de a ratos.


Valorant (Riot Games, PC)

Riot Games, el estudio responsable del fenómeno League of Legends, tenía un difícil desafío por delante: demostrar que hay vida más allá del exitoso MOBA, y que podía penetrar el duro mercado de los shooters competitivos con éxito.

Valorant no es una oda a la originalidad, sino más bien un compendio de sistemas y elementos de otros juegos existentes, en particular Overwatch y Counter-Strike: Global Offensive, los dos títulos con los que compite directamente. Pero una gran campaña de márketing, un lanzamiento libre de problemas técnicos (más allá de una controversia con el sistema anti-cheat Vanguard), un modelo de negocio gratuito y una jugabilidad accesible pero con mucha profundidad lo establecieron como una gran alternativa en la escena competitiva.


Flight Simulator (Asobo Studio, PC)

Poner un género tan de nicho como los simuladores de vuelo en una lista de lo mejor del año puede parecer arbitrario, pero de alguna manera el nuevo Flight Simulator fue una tormenta perfecta, que resultó ser exactamente lo que muchos usuarios necesitaban cuando la pandemia y el encierro ya se habían extendido más de lo que imaginábamos.

Flight Simulator no es sólo una experiencia extraordinaria y única, que aprovecha la nueva tecnología de mapeo de Microsoft y el sistema de servidores Azure para crear uno de los mejores juegos del género de la historia, sino que además estuvo disponible en el servicio Xbox Game Pass desde el primer día, dándole la oportunidad a millones de usuarios que quizá no hubieran invertido en el género de enamorarse de la paz que transmite el pasar horas volando.


Final Fantasy VII Remake (Square Enix, PS4)

Final Fantasy VII Remake podría haber sido un desastre, y muchas alarmas se encendieron cuando Square Enix anunció que iba a ser sólo la primera de varias partes. Sin embargo el equipo se las arregló para modernizar la experiencia original de 1997 no sólo en el aspecto gráfico sino también en la jugabilidad, desde el sistema de combate hasta las mecánicas de progresión de personaje.

No es un juego perfecto, por supuesto. Tiene algunos problemas de ritmo y misiones secundarias que por momentos se sienten de relleno, algo natural cuando consideramos que un segmento de unas horas del original se convirtió en un juego “completo”. Pero la magia del que para muchos fue su primer contacton con el rol tradicional japonés se mantiene intacta, y eso es lo importante.


Fall Guys: Ultimate Knockout (Mediatonic, PC/PS4)

Desde 2017 el género battle royale se ha convertido en uno de los más exitosos de la industria y no fueron pocos los estudios que intentaron (y fracasaron) capturar la magia y capitalizarlo. Pero donde otros fallaron el equipo de Mediatonic triunfó alejándose de la violencia tradicional.

Fall Guys propone coloridas competencias que recuerdan a clásicos como SuperMatch o Gladiadores Americanos, en las que adorables personajes deben hacer todo lo posible por no resultar eliminados. El juego explotó en su primer mes y se fue quedando sin impulso en las siguientes semanas, en gran parte porque fue víctima de su propio éxito, pero continúa siendo una sana (aunque por momentos exasperante) experiencia apta para todo público.


Call of Duty: Warzone (Activision, PS4/PC/XONE)

Si Fall Guys encontró el éxito con una propuesta de battle royale diferente al resto, Activision decidió no arreglar lo que no estaba roto: Call of Duty: Warzone es un juego del género puro y duro, que cuenta con el empuje de una de las marcas más importantes del gaming y un enorme equipo que le otorga soporte constante.

De todas maneras el fenómeno Warzone no solo se sostiene en el nombre. La jugabilidad ajustada de Call of Duty: Modern Warfare se adapta perfecto a las mecánicas del battle royale, y el juego recompensa el compromiso y la práctica no solo con progresión artificial sino con una mejora real en las habilidades de los usuarios. Activision tampoco se sonrojó al inspirarse en Fortnite para convertir el juego en un gran escenario para sus anuncios, creando una perfecta integración con los juegos pagos, que lo convirtió en un éxito masivo.


Half-Life: Alyx (Valve, PC)

Half-Life 3 es uno de los juegos más esperados de la historia del gaming, pero lo más probable es que Valve nunca encare el proyecto porque es imposible que esté a la altura de las expectativas de los jugadores. En su lugar les dio Half-Life: Alyx, un juego exclusivo de realidad virtual que lanzó junto al Valve Index, un visor de casi 1000 dólares que por supuesto se agotó de inmediato.

Half-Life: Alyx es una precuela de Half-Life 2 enfocada en Alyx, quien se convertiría en la compañera de Gordon Freeman durante la secuela original, y su lucha como parte de la resistencia en City 17. Si bien la historia es gran parte del atractivo del juego, se alza por sobre el resto porque Valve creó una de las experiencias inmersivas más profundas y elaboradas disponibles en el mercado, y una excelente muestra de las capacidades de la realidad virtual que —esperamos— ayude a avanzar la tecnología.


Animal Crossing: New Horizons (Nintendo, NS)

Animal Crossing siempre fue una de las franquicias más exitosas de Nintendo, pero esta entrega del simulador de vida se benefició por llegar en el momento indicado. Desde su lanzamiento Nintendo Switch es una de las consolas más populares del mundo, y un juego que le permitiera a los usuarios construir y desarrollar su propia realidad y perder horas con diferentes distracciones resultó ideal en tiempos de pandemia.

New Horizons no solo es uno de los mejores juegos del año, sino que se convirtió en un fenómeno cultural, y el lugar de encuentro para millones de amigos y familiares. Figuras de la talla de Brie Larson se volvieron embajadoras de la experiencia, un talk-show del que participaron estrellas como Sting se gestó dentro del juego, y hasta el flamante Presidente de los Estados Unidos hizo campaña allí. 


The Last of Us: Part II (Naughty Dog, PS4)

The Last of Us es para muchos uno de los mejores juegos de la historia, y por eso el anuncio de la secuela fue recibido con tanto entusiasmo como cautela. La historia de Joel y Ellie parecía cerrada, pero Neil Druckmann consideró que el gaming necesitaba canalizar toda la bronca acumulada en una experiencia tan violenta como visceral. 

Mientras que el primer juego proponía un relato de esperanza y amor, la segunda parte sorprendió con una premisa basada en la venganza, que lanzó a Ellie, la protaonista, a un espiral de destrucción y autodestrucción con algunas sorpresas en el camino, muchas de las cuales no vamos a mencionar para no arruinarlas. El juego fue polarizador por varios elementos de su narrativa y su tono, pero es innegable que (aunque queda la mancha de la explotación de los empleados) es una obra maestra técnica, que exprime las capacidades de la consola de Sony en su último año como el original lo hiciera con la PlayStation 3.


Hades (Supergiant Games, PC/NS)

Como la gran mayoría de los juegos independientes es posible que Hades haya pasado desapercibido para el grueso de los jugadores, pero ningún amante de la acción y las buenas historias debería dejar pasar este proyecto de Supergiant Games, que se siente como la culminación de un corto pero intenso camino de evolución para el estudio.

Hades es un roguelike como tantos otros y a la vez como ninguno. Un sistema de combate preciso y dinámico y un enorme arsenal hacen que cada nueva partida se sienta completamente diferente, pero la historia, uno de los puntos flojos del género, no solo es atractiva sino que su extraordinario guión se adapta a la experiencia del jugador para conservar la frescura incluso después de decenas de muertes. Completa el paquete un apartado audiovisual exquisito, que es la marca registrada del estudio.


Among Us (Innersloth, PC/iOS/NS)

Among Us fue lanzado originalmente en 2018, pero no nos enteramos de su existencia hasta que un grupo de streamers le dio notoriedad y lo convirtió en una pasión de multitudes y uno de los fenómenos culturales de este año, que el mes pasado se convirtió en uno de los juegos más populares de la historia.

Among Us es la versión virtual de una decena de juegos de cartas que más de uno habrá jugado alguna noche de lluvia en la costa. Su atractivo no es la originalidad de sus mecánicas o su premisa, sino las dinámicas de grupo que propone y cómo hace uso del medio para sumar elementos (como las tareas) que expanden el concepto inicial. Estar disponible de forma gratuita en celulares terminó de catapultarlo e instalarlo como uno de los juegos que todos, al menos un rato, jugamos durante este 2020.

En esta nota:
  • gaming 2020

Comentarios