No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género ENTREVISTA

Candela Yatche, creadora de Bellamente: "De mirar distinto no se vuelve"

Es activista por la diversidad y fundó uno de los proyectos más importantes del país con un objetivo: deconstruir los estereotipos de belleza preponderados. Con una mirada interdisciplinaria trata los temas de agenda, y va más allá: reflexiona sobre el empoderamiento y nos adelanta si trabaja en su próxima novela.

Candela Yatche, activista fundadora de Bellamente(Foto: Crédito Sol Santarsiero)

Candela Yatche, activista fundadora de Bellamente | Foto: Crédito Sol Santarsiero

Por: Antonella Morello

"Bellamente resumió todo lo que estaba pensando y por lo que quería que me valoren". Candela Yatche atiende el teléfono a fines de unas semanas caóticas, la coyuntura y las redes arden ante la aparición de mensajes sobre la corporalidad.

Por un lado una reconocida artista publica un video mostrando su cuerpo en ropa interior, reconociendo que tuvo un atracón y que durante diez años padeció de trastornos alimenticios. Por otro, una de las revistas más vendidas del país coloca en portada un mensaje repudiable. Y la lista de ejemplos podría seguir. Los vemos, están ahí. Todo el tiempo. Si bien no es algo nuevo, y este párrafo podría cobrar vigencia "no importa cuando leas esto", la situación cambió. Y el desafío, así como el trabajo de Candela es que estos hechos tengan fecha de vencimiento.

Mientras que antes se alababan discursos sobre belleza hegemónica y preponderada por estereotipos, ahora la sociedad atraviesa una grieta en su jarrón de falsa armonía y mucho tiene que ver con ella, con haber podido entender que responder a esos parámetros era parte de un sistema que nos vulnera, y aún más a las femeneidades.

"Fui a una secundaria en la que había muchísima presión social, y estaba en el grupo de las 'divinas', realmente se le ponía mucho acento al físico y a la ropa", recuerda. "El último año la tradición era hacer la Fiesta de Egresados. Así como estaba muy naturalizado hacer dieta para el verano se naturalizaba el 'llegar a la fiesta'", añade, aludiendo a sus meses -y los de sus compañeras- de gimnasio y dietas para conseguir el talle que deseaba en el disfraz.

"Cuando terminó ese año tres compañeras comenzaron tratamientos por desorden alimenticio. Eso fue como una piña en la cara para mí", asegura. Y esa trompada de realidad o del desmoronamiento de realidad internalizada, fue la que la condujo a comenzar la carrera de Psicología en la UBA (Universidad de Buenos Aires).

Integró el colectivo de investigación por trastornos alimenticios, y comprendió que para generar un cambio social había que arrancar desde lo individual. Así surgió Bellamente Argentina, un proyecto que supera los 128 mil seguidores en Instagram, y se alza como uno de líderes en el país con un principal objetivo: demoler los estereotipos de belleza y promover diversidad.

Pero todo camino lleva un proceso, y con él los vaivenes del aprendizaje, de desandar lo andado para poder continuar sin la mochila que nos ata y cargamos durante siglos. Todo esto pensó Candela cuando leyó La Dictadura de la belleza de Augusto Cury y a sus 21 años trazó un viaje de ida que sacudiría (sacude) los paradigmas actuales para que nos miremos con más amor.

"Arranqué Bellamente concientizando cosas que yo no cumplía y que me costaron muchísimo trabajarlas pero fue un proceso. Hoy me valoro mucho más y sobre todo cuando alguien te dice 'me copan tus ideas' y no 'me copa tu cuerpo'", se sincera.

Publicó su primera novela Bellamente (2019) y plasmó su discurso en la charla TEDx "Deconstruyendo el concepto de Belleza". Es activista, impulsora de estudios sobre el impacto de las redes sobre las corporalidades y de la campaña "Mostremos" -en trabajo con Dove- que arroja un dato estremecedor: 8 de cada 10 mujeres no se sienten identificadas con los estereotipos de belleza hegemónicos que presentan los medios.

  • Has construido un proyecto maravilloso que ya se vuelve bidireccional: tus seguidores te arroban y aportan en el contenido. ¿Qué sentís al ver que generaste eso y que la ola sigue creciendo?

Totalmente. Es muy mutuo. Antes buscaba sola mi contenido y analizaba cada cosa a mi alrededor y ahora los seguidores de Bellamente aprendieron eso y reaccionan "antibellamente" cuando algo no está bueno y lo mandan. Es lo mejor del universo, somos un equipo. Es hermoso. Creo que se contagia mucho. El otro día una seguidora me comentó: "Me cambiaste la forma de pensar porque de mirar distinto no se vuelve".

Cada vez que una, une hizo el click y ve las cosas de cierta manera es muy difícil volver para atrás, como pasa al ver la portada de Caras. Las revistas siempre tuvieron esta clase de discursos pero antes la gente las veía y pasaba. Hoy ya se miran distinto a esos estímulos y se produce otra reacción. Eso es para celebrarlo, me llena de esperanzas por más de que siga habiendo redactores con la cabeza en no sé dónde. Ojalá que vayamos evolucionando como sociedad. Es un proceso pero vamos bien.

  • Está buenísimo eso. ¿Qué pasa cuando aunque las redes crecen de activistas para deconstruir estereotipos y cada vez hay más conciencia, se publican noticias y portadas de esta clase? ¿nombrar o no la marca se vuelve un debate?

Qué buena pregunta. Habrás visto la publicación del redactor de la revista diciendo que todavía no había salido y ya era trending toppic.  

Es muy difícil saber dónde poner el límite. Es algo que lo hablo mucho con Brenda Mato y con Agus de onlinemami, dos amigas activistas; constantemente nos preguntamos: si vemos contenido en las redes que es negativo ¿qué hacemos?  ¿le seguimos dando visibilidad? ¿o nos indignamos en lo privado y publicamos contenido que está bien? Creo que cuando se trata de una marca y una empresa le generás una mancha negativa: miren esto pero con el subtítulo de "no está bueno".

En un pasado no tan lejano, todo estaba contaminado. Las voces que empezaban a hablar sobre estas temáticas eran invisibilizadas se los trataba de quejosos, y sobre todo a las femeneidades, qué histérica, etc. Una mirada conformista de que había cosas que nunca iban a cambiar. 

De a poco se le fue dando un poco de mayor visibilidad con mucho esfuerzo y un montón de movimiento de compañeres y como este es un proceso, las contradicciones van a convivir. Así como hoy en día hay emprendimientos con diversidad de talles, hay marcas mega conocidas que siguen teniendo 'talles únicos'. 
Vos tenés en la misma red social una página que puede estar deconstruyendo estereotipos y promoviendo diversidad y por otro lado una celebrity mostrando qué pastilla o polvito toma para para adelgazar.

  • Una de las frases que nos dejás en tu charla TEDx y que se relaciona con esto es: "No hay rentabilidad que justifique dañar a un otre" ¿Por qué sigue siendo un negocio lucrar con nuestros cuerpos? ¿qué rol juega el morbo de hablar de bullying y estigmas?

Sigue siendo rentable porque hoy en día a nivel social sigue habiendo una altísima insatisfacción corporal.
Desde Bellamente lanzamos un estudio que justamente busca poner en datos cómo el uso de Instagram impacta en nuestra imagen corporal. La convocatoria era hacia mujeres que se autopercibieran mujeres, en un rango entre los 18 y 35 años.

Así como se están concientizando mucho, sigue habiendo una industria enorme que lucra con que nos sintamos mal con nuestro cuerpo. En Instagram abundan los mensajes como: "tenés que cambiar lo que sos". No se piensa cómo eso puede impactar en la salud de los y las consumidoras.

Resultado del estudio de Bellamente | Fuente: Gentileza Candela Yatche

A nivel social somos re concientes de priorizar la salud, que está bárbaro y hay que resaltarlo pero también necesitamos que se nos cuide de los estímulos que nos llegan todos los días, de los medios de comunicación y las redes sociales. Las redes tendrían que tener una regulación de la publicación.

Hay un acento sobre la salud física, cuando también se ve impactado con los discursos que se fomentan. No sé habla de si tiene talento o conocimiento pero sí de su silueta, su forma de vestir, cómo le quedó el cuerpo después del embarazo o "estás más linda, ¿adelgazaste?". ¿Qué onda esto? ¿Por qué hay que aceptar que se nos ponga en ese lugar de objetos?

Como sociedad se transmite ese mensaje: tenemos que ocuparnos de nuestro objeto porque si no nos adornamos no agradamos a nadie.

Candela Yatche en TEDx | Foto: Gentileza Bellamente
  • Y por otro lado está el "querete" porque si no no entrás en el mundo feliz de Instagram

No entrás. Yo soy muy flaca, tengo un cuerpo muy cerca de lo que se considera hegemónico y me parece que hay una responsabilidad a la hora de comunicar sobre estos temas desde la corporalidad. Te dicen "aceptate" como si el problema fuera individual y no social. Somos seres sociales en constante interacción con un entorno, no perdamos de vista eso.

  • El debate sobre la belleza tiene infinidad de aristas que se ponen y salen de agenda con la influencia de personalidades reconocidas como Oriana Sabatini ¿qué pasa cuando muchos discursos vienen de parte de quienes entran en los parámetros de belleza pero también son víctimas de este sistema?

Me parece perfecto que una persona quiera compartir su historia y no es valiente por mostrar una estría que ni siquiera la tiene sino por poder expresar que tuvo trastornos alimenticios por diez años.

Yo trabajo con eso y realmente es durísimo. Puso el tema en agenda y me parece que está buenísimo aunque no dedique una cuenta en redes sociales para hablar de los trastornos alimenticios. Ella lo dijo "no soy ninguna gurú del amor propio" sino que con humildad dijo 'estoy aprendiendo y comparto que tuve un atracón'. Y es fuertísimo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Filo.news (@filonewsok) el

Por otro lado, hay quienes mueven un poco el culo y creen que con eso están cambiando el mundo y no le dan voz ni imagen a otros cuerpos. Es muy difícil.

  • Hay una idea bastante instaurada a querernos en "un abrir y cerrar de ojos" pero ¿cuál es el camino saludable para mirarnos con más amor?

Creo que los discursos fueron cambiando a través del tiempo, como la idea de 'autoaceptación' que focaliza sólo en el cuerpo. No hay una receta mágica ni una manera de hacer las cosas sí focalizar en que cada persona pueda elegir cómo vivir.

El otro día hablaba con una señora que me decía —yo estoy trabajando un montón con respecto a mi cuerpo pero viene mi viejo y constantemente me critica—. Las realidades no son las mismas.

En principio, cuestionar todos los estímulos del afuera, los discursos de los medios, las imágenes de la publicidad (saber que están retocadas) y también tratar de no comparar tu cuerpo. Cada uno tiene su propia lucha interna.

Cande Yatche para Filo.News
  • Recordando tu lema de Twitter, ¿cuándo entendiste que comenzar a quererse era un primer acto revolucionario"? ¿cuál fue el click para crear Bellamente?

Empecé a estudiar psicología y a formar parte de investigación en prevención por trastornos alimenticios. Viajaba a congresos, y en paralelo yo seguía usando las redes sociales y me empezó a hacer ruido. Quería prender fuego Instagram. Sucedió hace dos años y medio. No había tanto activismo y consideré que hacía falta un espacio para pensar estas cosas.

  • ¿Qué es para vos la belleza?

Respetarnos entre nosotros, tener vínculos que nos hagan bien. No sé si encasillarla en una definición puntual pero ni ahí se la pongo al cuerpo.

  • Otra de tus grandes frases es "El reflejo de este espejo puede estar distorcionado por la construcción social de la belleza" ¿cuál es tu relación con el espejo?

Buenísima pregunta. Fue cambiando mucho. Durante un tiempo me levantaba y me miraba mucho los ojos. Hoy sé que me gusta lo que veo y no sólo por lo físico sino por lo que fui construyendo con trabajo, ideas, vínculos. Ese es mi empoderamiento. Ya no me desvío hacia una parte que no me gusta de mi cuerpo y ese fue un logro tremendo.

Candela Yatche | Foto: Instagram @bellamentearg
  • ¿Qué entendés por empoderamiento?

Pensar que lo que me proponga lo voy a poder hacer.

  • Sé que La Dictadura de la belleza (Augusto Cury) te voló la cabeza y creo que vos le volaste la cabeza a muchas personas también con tu libro ¿tenés en mente escribir otro? ¿se viene la segunda parte?

Alto piropo. No es algo que pueda comunicar aún. Cuando estaba escribiendo el primer libro Planeta justo me habló y fue como coincidencia. Este año necesitaba escribir sin la presión de la fecha de entrega ya para no apurarme y que el conocimiento decaiga. Estoy escribiendo una radiografía de lo que está pasando a nivel todo. Porque hemos evolucionado. No es lo mismo lo que escribía Naomi Wolf en El mito de la belleza que lo que está pasando ahora.

  • ¿Qué pregunta considerás que no te hacen los medios y periodistas pero que sería fundamental?

Alta pregunta pero te la voy a retrucar: ¿Qué van a hacer desde los medios para aportar a la causa?
Porque me llaman medios que después preponderan los mismos estereotipos de belleza con otras notas el mismo día.

  • ¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Qué preguntón. Mi sueño es tener una clínica para tratar trastornos alimenticios desde una perspectiva interdisciplinaria y atender a gente que no pueda pagar el tratamiento.

Candela Yatche | Foto: Instagram @bellamentearg
  • Como vos decís "Cada uno de nosotros es influencer de su entorno" ¿qué implica ser influencer? ¿con qué acciones podemos serlo para desde lo individual generar cambios colectivos?

Lo primero es no hacer comentarios acerca del cuerpo de los demás sin que te lo pidan. No valorar a las personas por su físico. No quejarse constantemente del cuerpo que tenemos y compararlo con el de los demás. Es muy importante cuidar nuestro discurso para influir positivamente en el entorno.

Candela Yatche. Inminente licenciada en Psicología, integrante de la investigación por trastornos alimenticios, creadora de Bellamente, un espacio para deconstruir estereotipos y fomentar diversidad, autora de la novela homónima y activista para que mirarnos con amor no sea un privilegio selectivo.

En esta nota:

Comentarios