No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género

Estremecedor relato: denuncia que la drogaron y violaron en un sanatorio

La investigación está en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 14, a cargo del doctor Andrés Esteban Madrea 

Estremecedor relato: denuncia que la drogaron y violaron en un sanatorio

Estremecedor relato: denuncia que la drogaron y violaron en un sanatorio

Por: Valeria Presa

Una mujer hizo viral el calvario que asegura haber vivido cuando fue internada en el Sanatorio San José, donde según contó, fue "drogada, atada a una camilla y violada entre cuatro enfermeros"

Según el relato de la mujer, todo comenzó el 3 de junio cuando fue derivada por su obra social a la clínica San Camilo por presunción de neumonía bilateral. Fue internada de inmediato y la aislaron por posible caso de Covid-19 aunque luego dio negativo. “Encontraron en mis pulmones, sangre y una bacteria llamada Acinetobacter Baumanii. Me hicieron innumerables estudios algunos muy invasivos, probando diferentes antibióticos que no daban resultados. Mi estado comenzó a deteriorarse física y mentalmente ya que al no saber cómo atacar la bacteria era a prueba y error, luego de unos días, un antibiótico comenzó a hacer efecto y mejoré rápidamente”, detalló la mujer en un relato facilitado por su letrado Roberto Damboriana a Filo.news

Tras días de internación, le dieron el alta y pudo volver a su casa. Debido a todo el estrés vivido y los meses de aislamiento por la cuarentena, decidió junto a su marido Gustavo, llamar a su obra social para solicitar atención psicológica

“En pocos minutos, nos dijeron que una ambulancia se dirigía a nuestro domicilio con los supuestos profesionales para proporcionarme un diagnóstico y tratamiento para esos nervios que tenía, que son entendibles luego de tanto encierro. Cuando llegó la ambulancia le dijeron a mi marido que me tenían que llevar a una clínica para que los doctores evaluaran mi estado. Accedimos ya que pensamos que iba a ser por mi bien y que iba a poder hablar con una psicóloga. Ahí empezó el calvario: me llevaron en la ambulancia sola ya que no dejaron que mi marido suba como acompañante”, contó la mujer.

Y continuó: “Me ingresaron por una parte totalmente deteriorada del Sanatorio San José, parecía una obra en construcción. Una vez ingresada me llevaron al área de guardia donde está lleno de camas con pacientes con COVID, estaba aterrada ya que yo tenía neumonía y no podía exponerme a esas situaciones. Pasados unos minutos, me ingresaron en un box apartada y me dijeron que tenía que esperar, luego de 40 minutos, volvió una enfermera y me colocó una vía en mi brazo derecho a lo cual yo pregunté: ¿Qué me estás haciendo?, pero lo único que recuerdo es que ella me miró y me desvanecí completamente. Sé que esto parece sacado de una película de terror pero es mi realidad y cuento las cosas tal cual las viví porque por más drogas que me administraron mi mente recuerda cada una de las atrocidades que me hicieron”.

Según agregó la mujer, al despertarse se encontró en una camilla sin sábanas, sin colchón y estaba atada de pies y manos, rodeada de varones. “Yo no tenía muy claro dónde estaba ni qué pasaba. Empecé a preguntar, pero ellos se reían entre todos y comenzaron a ultrajarme sexualmente. Sé que eran 4 hombres aunque ellos siempre estaban con máscara y barbijo, también había 2 mujeres, una de ellas era rapada de altura baja y corpulenta, no usaba barbijo ni máscara, la otra rubia cabello corto a la altura de las orejas más o menos lacio estoy muy segura de eso”, contó.

También, aseguró que los enfermeros “se turnaban para abusarla” y que le hicieron cosas “que jamás en su vida imaginaría”. 

“A mí me arrancaron el alma, mi vitalidad, mis ganas de todo, yo entré por una consulta psicológica nada más y desde el día uno me ataron de pies y manos, no me dejaban ir al baño, me ponían pañales para adultos, me mantenían sedada en todo momento jamás pude hacer nada. Nadie me ayudaba, hicieron lo que quisieron conmigo”, relató.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pasando ya dos semanas y sin que nadie actue por mi mamá, voy a tener que hacer esto publico para que los que me siguen me ayuden a viralizarlo ya que la justicia se toma su largo tiempo en actuar, el dia 13/07/2020 voy a contar brevemente lo sucedido, mamá ingreso a este lugar que llaman SANATORIO SAN JOSE en el cual LA VIOLARON entre 4 enfermeros del establecimiento no quiero dar mucho detalle de las cosas q le hicieron en ese lugar que se supone es un establecimiento de ayuda y recuperacion de los pacientes, como dejo adjunto aca se ve que mi mamá no es la unica que tuvo problemas con este lugar, tendria que estar cerrado tengo que hacer que esto llegue a los medios porque es una locura lo que ella tuvo que pasar. Como cuentan otras personas que fueron pacientes allí a ella tambien la sedaban todo el tiempo sin motivo alguno pero igualmente recuerda todo, ya hicimos ese mismo dia la denuncia a la comisaria correspondiente pero como dije todo tarda bastante y a mi mama la tranquilidad, la vitalidad que tenía, su carisma su buena energia no se la devuelve nadie lastimosamente en este pais es asi hay q agradecer que por lo menos no la mataron como otros casos de femicidio pero es de suma importancia que esto no le pase a ninguna mujer mas que pise ese lugar de mierda ya estoy harta de callarme esto hace dos semanas que quiero gritarlo y contarlo quiero justicia por ella en ese lugar hacen lo que quieren con los pacientes es de terror!!! Pido que los/as que lean esto etiqueten a quien se les ocurra que pueda ayudarnos, ya sean medio de comunicacion, famosos, militantes, etc. Hoy fue mi mama mañana puede ser tu hermana tu tia tu abuela o quien sea porque como ellos le dijeron a mi mama cuando la violaban "hay para todas" asi son los sinicos y enfermos de ese lugar. Les pido porfavor que me ayuden!!!

Una publicación compartida de @ _nnerina el

Tanto el marido como su hija Nerina, que fue quien hizo viral la denuncia a través de sus redes sociales, llamaban al sanatorio para consultar cómo estaba la mujer, pero la respuesta era que “estaba incontrolable y quería quitarse la vida”. 

Por este motivo, el marido decidió trasladarse al establecimiento y subir al cuarto piso donde se encontraba la mujer. “Me encontró atada de pies y manos totalmente sedada muerta de frío, sed, hambre y sin ropa, al escuchar la voz de Gustavo empecé a pedir ayuda, estaba desesperada, le dije que me habían violado y que me sacara de ahí. Entonces pidió que me desataran y que me vistieran porque no me iba a quedar ahí ni un día más y eso es lo que sucedió inclusive llamó a la policía, grabó y fotografió todo el escenario, pero se escondían de la cámara y se lavaban las manos. Ningún médico responsable vino en ningún momento a hacerse cargo de la situación”, agregó la mujer en su relato. 

Al día siguiente, comenzó con el protocolo de denuncia por violación que fue realizado en el Hospital Álvarez donde le hicieron todos los estudios. “Cuando llegué a mi hogar, luego del hecho, no me quise bañar ya que tenía muchas pruebas de ellos en el cuerpo hasta me acuerdo que rasguñe como pude a uno de los que abusó de mí. Tenía huellas de ellos por todo el cuerpo”, detalló. 

En su cuenta de Instagram, su hija Nerina reclamó: “A mi mamá la tranquilidad, la vitalidad que tenía, su carisma, su buena energía no se la devuelve nadie. Lastimosamente, en este país es así hay que agradecer que por lo menos no la mataron como otros casos de femicidio, pero es de suma importancia que esto no le pase a ninguna mujer más que pise ese lugar de mierda ya estoy harta de callarme esto, hace dos semanas que quiero gritarlo y contarlo. Quiero justicia por ella. En ese lugar hacen lo que quieren con los pacientes es de terror”.

Por su parte, el abogado de la mujer, Roberto Damboriana, dijo: “Estamos esperando los resultados de ADN que le extrajeron a mi clienta. Allí podremos identificar a los imputados. Actualmente, los imputados son N.N, aunque cuando se recomponga un poco mi defendida haremos una rueda de reconocimiento con las enfermeras que estuvieron en todo momento a cara descubierta”.

Respecto a la clínica, detalló: “Desde la clínica hubo cero comentarios, ningún tipo de respuesta por parte de ellos. Hay silencio total. La investigación está cursando correctamente, pero en estas circunstancias de pandemia está yendo un poco más lento”.

“El marido de la señora declaró como testigo en la causa que fue quien la encontró atada. Hay fotos y videos donde se puede observar en las condiciones en las que estaba”, detalló el letrado. 

Por último, la mujer lamentó: “Estamos haciendo todo lo posible para que se haga justicia, aunque ni eso me va a devolver la tranquilidad después del ultrajamiento que tuve, pero puedo ayudar a que nunca más nadie pase por lo que yo pase en ese lugar de terror”.

La investigación fue caratulada como “abuso sexual con acceso carnal” y está en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 14 y a cargo del doctor Andrés Esteban Madrea.

Comentarios