No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género ni una menos

Femicidio de Araceli Fulles: Uno de los acusados llegó al juicio con un arma blanca

El hombre quedó detenido. Se trata del segundo acusado que no podrá participar en libertad del juicio que comenzó este lunes: el primero fue detenido este domingo

Femicidio de Araceli Fulles: Uno de los acusados llegó al juicio con un arma blanca

Femicidio de Araceli Fulles: Uno de los acusados llegó al juicio con un arma blanca

Este miércoles, uno de los ocho acusados por el femicidio de Araceli Fulles ingresó la sala de audiencias de los Tribunales de San Martín, recinto donde se lleva a cabo el juicio, portando un elemento cortante.

Se trata de Hugo Cabañas, uno de los acusados por el asesinato de la joven en la localidad de José León Suárez en 2017, que quedó detenido luego de que la policía hallara entre sus ropas el arma blanca al momento de ingresar a la segunda audiencia del juicio oral, indicó Télam.

Araceli fue asesinada a los 22 años en abril del 2017

El juicio por el femicidio de la joven de 22 años comenzó este lunes y se prevé que se extenderá hasta el 7 de octubre. En ese tiempo, comparecerán entre 150 y 300 testigos. Los ocho acusados llegaron al proceso en libertad pero ahora dos de ellos permanecen detenidos.

El primero es Carlos Damián Cassalz apresado este domingo en Villa Ballester luego de que se presentara a votar a las elecciones PASO. Fue detenido por presuntas amenazas a la madre de Araceli. Este miércoles, se sumó Cabañas.

Además de Casalz y Cabañas están imputados Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Antonio Ibarra, Marcelo Escobedo, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos a quienes se los acusa del delito de "homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas", que prevé la pena de prisión perpetua.

Fuente: Las Rojas

El femicidio

Araceli tenía 22 años cuando fue hallada muerta el 27 de abril del 2017 debajo de unos escombros en el patio de la casa de Darío Badaracco (31), ubicada en José León Suárez, partido de San Martín.

La última vez que se la vio con vida fue en la madrugada del 2 de abril de 2017, en una plaza cercana a su domicilio. A las 7 de la mañana de ese mismo día, la chica le había mandado un mensaje a su madre avisándole que en breve llegaría a su casa.

Pero Aracelí nunca volvió y su cuerpo sin vida fue hallado 25 días después. La autopsia determinó que la joven murió por "asfixia mecánica" por "estrangulamiento a lazo" con un elemento compatible con precintos plásticos.

Darío Badaracco era el único detenido por el crimen pero fue asesinado a golpes y quemaduras en abril del 2019 por dos compañeros de celda en el penal de Sierra Chica.

Comentarios