Género

Si no tenés un cuerpo hegemónico, el boliche L'ARC te discrimina y no entrás

Por segunda vez el boliche recibe una denuncia por sexismo y gordofobia. Malena Insúa Vozzi fue rechazada en la puerta de la institución y realiza una campaña para visibilizar esta práctica que sucede a diario y de la que nadie habla. 

L'ARC Saturday's en Palermo. | Foto: Facebook.(L'ARC Saturday's en Palermo. | Foto: Facebook.)

L'ARC Saturday's en Palermo. | Foto: Facebook. | L'ARC Saturday's en Palermo. | Foto: Facebook.

Por: Paula Gimenez

¿Cuántas veces las mujeres entraron gratis a los boliches mientras que ellos pagaban entradas carísimas? En un mundo en el que nadie te regala nada, dudar de este gesto de amabilidad, está bien. Porque no es que las mujeres pasan gratis ya que entienden que ganamos un 27% menos o porque trabajamos el doble en las tareas del hogar, la idea de estos lugares es llenarlos de chicas para que los hombres, que son quienes históricamente gastan dinero en alcohol, tengan "razones" para ir y gastar dinero. 

Si bien ese mecanismo es perverso, se puede poner peor aún. En L'ARC Saturday's no sólo no le cobran a las mujeres sino que, además, las eligen. Eligen quiénes entran y quiénes no de acuerdo a su aspecto físico. El año pasado este boliche tuvo varias denuncias también por la misma razón. 

Malena Insúa Vozzi lo sabe, en realidad, lo supo el viernes pasado cuando quiso entrar a bailar al boliche y no la dejaron pasar porque "estaba en zapatillas". Sus amigas, que ya habían ingresado al lugar, también estaban en zapatillas. El tema es que había una diferencia más entre ellas y Malena lo sabe. "Yo no tengo un cuerpo hegemónico", cuenta. 

Desde el momento en el que Malena entendió que no la estaban dejando pasar por la forma de su cuerpo, comenzó una campaña y encontró, entre otras cosas, una ley sancionada durante el 2018 en la cual, negar el ingreso por el aspecto a alguien, tiene un costo alto

Filo.News habló con ella quien lleva adelante una campaña para, no sólo que deje de pasar esto en L'ARC Saturday's, sino también en todos los boliches del país. 

"No me dejaron entrar porque tenía zapatillas, pero los varones entraban con zapatillas y mis amigas también. Claramente las zapatillas era una excusa, porque no les servia mi cuerpo para su boliche. Ellos lucran con los cuerpos de las mujeres porque nos dejan entrar gratis por eso deciden quién entra y quién no", explica.

Luego del rechazo, Malena realizó una denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) e inició, a su vez, un pedido de testimonios para poder entender cuánto pasa lo que le pasó a ella. "Hice una denuncia en el INADI y me puse averiguar, me enteré que el año pasado se sancionó una ley que dice que se debe mantener iguales condiciones de admisión para todos los concurrentes. Está lleno de boliches en Buenos Aires que no cumplen con esto", indica Insúa Vozzi.

La Ley 26.370, sancionada en mayo de 2008, regula el derecho de admisión en los eventos y espectáculos públicos que suceden en espacios privados como bares, locales bailables, restaurantes y locales de espectáculos, entre otros.

La ley establece que el derecho de admisión no debe ser contrario a los derechos reconocidos en "la Constitución Nacional ni suponer un trato discriminatorio o arbitrario para las personas, así como tampoco colocarlas en situaciones de inferioridad o indefensión con respecto a otros concurrentes o espectadores o agraviarlos” (textual de la Ley).

"A partir de todo esto hice una cadena para juntar testimonios y con todos estos testimonios me di cuenta de que pasa en el 90% de los boliches de Buenos Aires, todas las noches dejan afuera a chicas con excusas por no ser parte de un patrón hegemónico. Discriminan a las chicas, las hacen sentir mal con ellas mismas y encima lucran con nuestros cuerpos. Es muy difícil pero me cansé de que me traten así y están yendo en contra de la ley. Algo hay que hacer", finaliza Malena. 

Comentarios