No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Género ¡Feliz día!

Todos los caminos conducen a tu vieja

En este Día de la Madre, desde Filo.news queremos reflexionar sobre algunas cuestiones que pocas veces se dicen en los medios de comunicación sobre este tan noble rol social.

Todos los caminos conducen a tu vieja

Todos los caminos conducen a tu vieja

Por: Paula Gimenez

Cada año, el tercer domingo del mes de octubre da lugar a una celebración que unifica sociedades enteras: el día de la maternidad. Si bien las flores y los bombones son regalos hermosos para esta fecha, el espacio de reflexión es necesario. 

¿Por qué? Durante siglos el silencio respecto a ser madre protagonizó la escena, la idea de que es lo más hermoso que le puede suceder a una persona gestante se retroalimenta en una cultura que no le da respiro ni lugar a una charla sincera al respecto.

No todas las realidades son las mismas, tampoco las facilidades ni los deseos. No todos los vínculos se parecen y no siempre las paternidades están presentes. De hecho en nuestro país, de cada diez parejas que se separan, sólo tres varones aportan alimentos. O sea, el 68% de los varones no se hacen cargo económicamente de sus hijes. 

El título de madre tiene una larga lista de "deber ser" e instrucciones muy poco precisas cuando todo eso que se espera de una persona gestante no sale como esperábamos. Los dolores, las angustias, el miedo y las responsabilidades tienen que tener un espacio, también la culpa, concepto enorme que rige en la vida de muchas madres. 

El fantasma de la buena y la mala madre rondan y ponerlo en palabras puede servir para ahuyentarlo y también, por qué no, para tener más herramientas a la hora de desarrollar uno de los roles más fundamentales, exigidos y complejos de nuestra sociedad.  

Comentarios