No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Música EXLCUSIVA

J Balvin hizo vibrar el Luna Park: una verdadera fiesta

Filo.News estuvo presente en el Estadio Luna Park el pasado sábado donde miles de fanáticos pudieron ser parte de "Vibras Tour".

J Balvin en Argentina

J Balvin en Argentina

Por: Katia Appelhans

El reggaetón tiene su origen en el reggae español. Fue usando los mismos instrumentos y los mismos ritmos musicales sobre bases de rap pero, obviamente, con diferentes letras y melodías.

Uno de sus grandes referentes hoy en día es, sin dudarlo, J Balvin (José Álvaro Osorio Balvin), quien logró posicionarse tanto en el mercado musical hispano como en el anglosajón, alcanzando la primera posición en varias listas musicales.

Y justamente, el reggaetón fue el hilo conductor de su show en Luna Park el pasado sábado por la noche, donde presentó su show "Vibras". 

Con entradas agotadas, Balvin hizo vibrar, literalmente, a todo el estadio. Antes de dar comienzo, se realizó un sorteo entre todas las personas que habían comprado merchandising, donde cinco tuvieron la posibilidad de conocer al artista colombiano.

Salió a escena a las 21.52 horas cantado "Machika", sorprendiendo al público con la entrada de Annita, la artista brasileña, y Duki, a quien lo presentó como el "representante de Argentina".

Foto: Mono Gómez

Dinosaurios gigantes, pelotas, palmeras, bailarines y bailarinas formaron parte de este gran espectáculo, el cual contó con una pequeña pausa en medio luego de la cual Annita apareció nuevamente esta vez cantando "Downtown", la canción que los identifica como dupla.

Y no fue la única que meneó junto a J Balvin, dos chicas del público tuvieron la oportunidad de hacerlo también.

Foto: Mono Gómez

"Buenos Aires es uno de los mejores escenarios", lanzó el colombiano en medio del recital, seguido de: "Estoy feliz de estrenar aquí esta canción que lancé hace seis días. Por qué... ¿a quién no le gusta el reggaetón?", dijo antes de entonar su último single.

"Yo no me quiero ir, quiero saber nuevamente cómo la están pasando y si vuelven el próximo año. Los invito a que sueñen, a que luchen por lo suyo, porque se hace realidad", fue su frase final con la que se despidió.

Bueno, un falso despido porque luego de la gran pregunta: ¿Quién quiere más J Balvin?, salió detrás de un huevo gigante cantando "Mi gente", convirtiendo así el Luna Park en una verdadera fiesta, en la que niños, y hasta señores mayores, bailaron al compás de su música.

Foto: Mono Gómez
En esta nota:

Comentarios