Ir al contenido
Logo
Actualidad

Filo.explica│9 años sin Mandela: uno de los grandes líderes de la historia

¿Cuál es su historia? ¿Cómo construyó su legado? ¿Fue un pacifista o un revolucionario? 

Filo.explica│9 años sin Mandela: uno de los grandes líderes de la historia

El 5 de diciembre se cumplen 9 años de la muerte de uno de los grandes líderes políticos de la historia reciente: Nelson Mandela. Símbolo de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, estuvo muchos años preso y finalmente logró llegar a la presidencia de su país.
 

Nelson Rolihlahla Mandela nació el 18 de julio de 1918 en el pueblo de Mvezo. A los nueve años su padre se fue de la casa y falleció de una enfermedad pulmonar. Su madre lo llevó a un internado, y él no volvería a verla por muchos años. 
 

En la universidad, Mandela estudió inglés, Antropología, Política, Administración de pueblos nativos y legislación de Derecho Romano-Neerlandés. Su objetivo era ser intérprete o empleado del Departamento de Asuntos Indígena.
 

En 1948, cuando Nelson Mandela tenía 30 años, en Sudáfrica se legalizó algo que en los hechos ya ocurría todos los días: el llamado apartheid, que no era otra cosa que la segregación racial en favor de la minoría blanca. El alcance del apartheid era total: en cada ciudad sudafricana había áreas denominadas como “solo para blancos" o "solo para negros".
 

Mientras tanto, crecía la participación activa de Mandela en la política de su pueblo. En 1950 asumió al frente del Congreso Nacional Africano, un partido que buscaba combatir el apartheid. Aunque faltaba mucho para que este movimiento triunfara, las bases ya estaban sentadas.
 

En un principio, Nelson Mandela impulsaba una resistencia pacífica a las injusticias de su país, con inspiración a lo que había hecho Mahatma Gandhi en la India. Pero en 1955 llegó a la conclusión de que el único camino para vencer era el de la resistencia armada. Su partido fue prohibido y la violencia hacia las personas negras se hizo cada vez más evidente a la vista del mundo. El líder sudafricano viajaba por el país disfrazado como chofer. Buscaba organizar una huelga masiva. Pero el 5 de agosto de 1962 la policía lo capturó. Empezaba una larga noche en prisión.
 

Nelson Mandela estuvo 27 años preso, 18 de ellos en la isla Robben en condiciones inhumanas. En ese tiempo sufrió de tuberculosis, su partido siguió proscripto y el apartheid continuó segregando a la población negra de su país. Sin embargo, esos años también contribuyeron a convertirlo en una figura mundial, y en un símbolo de los derechos humanos. Finalmente, el 11 de febrero de 1990 fue liberado. Emprendió una gira por cada rincón de su país y se reunió también con los líderes más relevantes del mundo. En 1992 logró lo que parecía imposible: el final del apartheid. Y en 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz.
 

Un año después, en 1994, Nelson Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica. Era la primera vez en la historia de su país que la presidencia iba a ser ejercida por una persona negra.  Su presidencia no estuvo exenta de conflictos, y la política de cambios en la sociedad fue muy compleja. En 1999, al terminar su mandato, y con 80 años de edad, decidió retirarse de la política.
 

Una vez retirado de la política de su país, Nelson Mandela se convirtió en una especie de embajador itinerante. En 2010 se realizó en Sudáfrica el primer mundial de fútbol del continente africano, y él fue un anfitrión de lujo.
 

Nelson Mandela murió el 5 de diciembre de 2013. Tenía 95 años, y varias vidas vividas en la misma vida. Casi un siglo dedicado a combatir las injusticias y a defender a los oprimidos.