Ir al contenido
Logo
Rusia_2018 #rusia#argentina#francia#mundial#2018

Mundial Rusia 2018 | Las claves para comenzar a entender la eliminación argentina

El seleccionado falló en muchísimos aspectos, en casi todos; analizamos punto por punto para saber por qué
Mundial Rusia 2018 | Las claves para comenzar a entender la eliminación argentina

Sampaoli, decepcionante. Su pasado lo posicionaba. Haber armado conjuntos con estilo (U de Chile, selección de ese país) permitía creer que la selección iba a tener funcionamiento. Lejos de mostrarse como un equipo, el suyo nunca fue tal. Decenas de cambios, volantazos, partidos imaginados lejos de la realidad, cambios que no favorecieron.

En la conferencia del día anterior, reconoció que el resultado contra Francia le daría dimensión a él como entrenador. Tenía razón: la derrota y sobre todo el esquema elegido terminan de hundirlo. 

Sin defensa. A Argentina le convirtieron todos los rivales; uno de ellos, Islandia, casi sin proponérselo. Salvo la férrea marca en el primer tiempo frente a Nigeria, los argentinos perdieron los duelos individuales siempre. La velocidad de Mbappé los expuso. 
Un equipo tan vulnerable no puede tener aspiraciones. 

 

Messi, apagado. Existen claros atenuantes para analizar el Mundial del 10: mal rodeado, compañeros dependientes, rivales decididos a marcarlo para apagar a todo el equipo. También es obvio que su actuación en general fue floja. Impreciso (penal incluido) contra Islandia, inexpresivo ante Croacia, inspirado frente a Nigeria, resignado mucho antes del final (aun así, en esos últimos 15 minutos generó situaciones claras).

Su posición de hoy fue insólita, propia de un entrenador que le erró a cualquier planificación.

Gastados y novatos. La selección no mostró término medio. Se dividió entre los referentes de la vieja guardia y los de casi nula experiencia en la selección. A los primeros hoy les falta dinámica; arman una manera de jugar anunciada que deriva de sus características.

Sobre los otros quedó claro que les falta tiempo para estar a la altura de un seleccionado. No tienen gran culpa los Pavón y los Meza, sólo exponen que el torneo doméstico está muy por debajo de la jerarquía internacional. 

 

Falta de especialistas. El fútbol argentino no encuentra centrales, laterales y volantes con llegada de calidad. El declive en la formación empezó a sentirse y se sentirá más en próximas generaciones. Mientras en Europa se interesaron por mejorar la técnica, nosotros descansamos en la histórica cantera fértil. El fútbol se dirige desde hace años hacia lo colectivo. Ya es hora de que entendamos que no se puede depender del surgimiento natural de un crack.
 

  • rusia
  • argentina
  • francia
  • mundial
  • 2018