No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Salud

Día Mundial del Corazón: 4 formas de proteger tu corazón de un infarto

Expertos de la Fundación Cardiológica Argentina brindan las claves para mantener un corazón sano.

Día Mundial del Corazón: 4 formas de proteger tu corazón de un infarto

Día Mundial del Corazón: 4 formas de proteger tu corazón de un infarto

Por: Revolución Saludable

En tiempos de estrés intenso, como el que nos toca vivir a los argentinos, resulta crucial conocer cómo cuidar la salud para que este factor de riesgo no termine por socavarla.

Las estadísticas respecto del impacto de la enfermedad cardiovascular en el mundo no dejan de sorprender: cada año mueren 17,9 millones de personas por esta causa (que incluye la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular), y que es el primer motivo de muerte en la Argentina y el mundo.

Colesterol elevado, hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, obesidad, sedentarismo y estrés, entre otros, son los principales factores de riesgo responsables de las muertes por causas cardiovasculares.

Por eso, en el Día Mundial del Corazón, que se celebra hoy, especialistas de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) brindan las pautas que permiten prevenir la enfermedad cardiovascular.

Los invitamos a ser verdaderos héroes del corazón, impulsores del cambio por un corazón sano. Si logramos inspirar a otros para que también puedan hacerlo, ya habremos conseguido mucho.

Afirmó el doctor Jorge Tartaglione, presidente de la FCA.

En ese sentido, el cardiólogo enumeró cuatro pautas para cuidar el corazón:

1. Sé más activo: Está demostrado que llevar una vida activa reduce en un 20% el riesgo de presentar eventos cardiovasculares y por lo tanto aumenta de manera considerable la expectativa de vida. Incluso este beneficio es mayor (llega a un 30% de reducción de complicaciones cardiovasculares) mientras más actividad física realicemos.

  • Realizá por al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada 5 veces a la semana, o al menos 75 minutos de intensidad vigorosa repartidos durante la semana.
  • Jugá, caminá, bailá, ¡todo cuenta!
  • Sé más activo todos los días: subí las escaleras, caminá o andá en bicicleta en lugar de usar el auto.
  • Hacé ejercicio con amigos y familiares, ¡es más motivador y divertido!
  • Usá las aplicaciones de ejercicio en tu teléfono o aquellas que te permiten realizar un seguimiento de su progreso. 

2. Comé de manera más saludable:

  • Reducí el consumo de bebidas y jugos de frutas azucarados. En su lugar, elegí agua o jugos naturales.
  • Reemplazá las golosinas dulces y azucaradas por una fruta fresca como alternativa saludable.
  • Tratá de comer 5 porciones de fruta y verduras al día.
  • Intentá limitar los alimentos procesados y preenvasados que a menudo son altos en sal, azúcar y grasa.
  • Prepará en casa las viandas para el trabajo y el colegio de los chicos, suelen ser opciones más saludables.

3. No fumes: Es lo mejor que puedes hacer para mejorar la salud de tu corazón y de los que te rodean.

  • A los 2 años de dejar de fumar, el riesgo de padecer enfermedad coronaria y cardíaca se reduce sustancialmente.
  • A los 15 años, el riesgo vuelve al de un no fumador.
  • La exposición al humo de segunda mano también es una causa de enfermedad cardíaca en aquellos que no fuman.

4. Evitá el estrés: En la Argentina el estrés psicosocial es el quinto factor de riesgo cardiovascular más influyente, ocupando el tercer puesto a nivel mundial. Por eso, es importante que sepas que podés hacer muchas cosas revertir su impacto.

  • Consulta al médico.
  • La meditación, el yoga y las terapias con estrategias cognitivo-conductuales, pueden ser alternativas a tener en cuenta.
  • Mantené tus hábitos saludables.
  • Poné en práctica algunos pequeños cambios cotidianos como aprender a decir que no y no sobrecargar la agenda, disfrutar del ocio recreativo, focalizar en una sola cosa para hacer, aprender a priorizar y diferenciar lo urgente de lo importante.
  • Potenciá los lazos afectivos. Las personas con una buena red de contención social se enferman y mueren menos.
En esta nota:

Comentarios