Tecnología

Un adelantado: Trump exige que lancen la tecnología 6G lo antes posible

El presidente de los Estados Unidos se volcó a las redes para demandar a las empresas norteamericanas que aceleren su ritmo de desarrollo, pero todo parece indicar que las razones son más militares que evolutivas.
 

Donald Trump quiere el 6G lo antes posible(Flickr Gage Skidmore)

Donald Trump quiere el 6G lo antes posible | Flickr Gage Skidmore

Uno de los grandes argumentos de venta del nuevo Samsung Galaxy S10 es la inclusión de un modem 5G. Durante los próximos meses escucharemos y leeremos a muchas compañías intentando convencernos de que esta nueva tecnología de conectividad es fundamental para la vida, pero la realidad es que no es más que espejismo.

Si se toma como referencia el tiempo que demandó la transición de 3G a LTE (4G), podemos pensar que el servicio estará funcionando en plenitud recién en unos dos años. ¿Tiene sentido invertir en un celular con 5G en 2019? Probablemente no.

Sin embargo, de la misma manera que una madre, un amigo o un abuelo lee 5G en una publicidad y lo relaciona con el lema “lo nuevo siempre es mejor”, el presidente Donald Trump decidió sacar a relucir su título de líder del mundo libre y presionó a las empresas a lanzar la tecnología 6G. ¿Qué ventajas ofrece esa frontera aún no explorada? Solo Donald lo sabe. Quizá el gobierno de los Estados Unidos está desarrollando la tecnología en secreto.

 

Quiero tecnología 5G e incluso 6G en los Estados Unidos lo antes posible. Es más poderosa, veloz e inteligente que cualquier estándar. Las compañías norteamericanas necesitan aumentar sus esfuerzos, o quedarse atrás. No hay razón por la que tengamos que estar retrasados…,” escribió el mandatario.

Más allá de la ridícula demanda, las palabras de Trump probablemente están relacionadas con los preparativos de la Unión Europea para instalar tecnología 5G de Huawei, la empresa China que los Estados Unidos ha acusado de espionaje y prohibido en el país.

En diálogo con la cadena de noticias Reuters, un oficial del Departamento de Estado del país del norte confirmó que se ha reunido con la Comisión Europea para advertir de los riesgos de seguridad que la decisión conlleva.

Estamos diciendo que deben ser muy cautelosos e instamos a que no se apresuren y firmen contratos con distribuidores poco confiables de países como China,” declaró. “Trabajar con un distribuidor como Huawei o [la compañía china] ZTE tendrá todo tipo de ramificaciones para la seguridad nacional y… dado que somos aliados militares con casi todos los miembros de la Unión Europea, para nuestra seguridad nacional también.”

Son pocas las compañías alrededor del mundo que ofrecen conectividad 5G y, cuando lo hacen, es sólo en una cantidad limitada de ciudades. Las principales características de la nueva tecnología, más allá de su alto índice de conectividad, vienen a solucionar dos de los grandes problemas de las conexiones LTE: la latencia y el limitado ancho de banda.

La latencia es el tiempo que le toma a la conexión enviar y recibir información, mientras que el ancho de banda representa la cantidad de información que puede ser transmitida en un mismo espectro de señal, que en las conexiones 4G es muy limitada — es por eso que cuando nos encontramos en un espacio con muchos dispositivos solemos perder señal, porque hay mucha demanda de tráfico para poca disponibilidad de banda.

Pero el 5G ya es tecnología obsoleta. Trump es un visionario y tiene el foco puesto en el futuro. O quizá el 5G represente el comienzo de una nueva Guerra Fría. Solo el tiempo lo dirá.
 

En esta nota:

Comentarios