No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Viral

Encargó unas bolsas bordadas con motivo de La Novicia Rebelde y se hizo viral

La compradora no especificó la imagen que quería y al recibir el pedido se llevó una sorpresa que quizo compartir en redes. 

Encargó unas bolsas bordadas con motivo de La Novicia Rebelde y se hizo viral

Encargó unas bolsas bordadas con motivo de La Novicia Rebelde y se hizo viral

Una usuaria de redes sociales, compartió con los internautas el pedido que le llegó tras realizar un encargo de dos bolsas bordadas, con la temática de "La Novicia Rebelde".

En el tuit la mujer cuenta el uso que pretende darle a la bolsa y afirma que además le compró una igual a su hija, quién da clases en algunos colegios.

Admiradora de la película que se estrenó allá por 1965, y que fue inmortalizada por Julie Andrews, quien encarnó a esta inocente novicia austriaca que debe cuidar a siete niños, hijos de un capitán. Con amor y mucha música la vida de todos se va transformando y deja en el espectador una sensación gloriosa.

Pero si bien, la película es un clásico del cine Hollywoodense, las nuevas generaciones no están tan empapadas de la formidable historia, y quizá tengan la referencia por algún meme.

Y esto es lo que le sucedió a esta compradora, que dejó al libre albedrío el diseño de dichas bolsas y al recibir su pedido, quedó azorada.

"Le encargo unas bolsas a una jovena que tiene un emprendimiento de bordados. Una para mí y otra para que hijita de 21 lleve sus libros a los colegios donde da clases. Le pido que sean de La Novicia Rebelde. Silencio. Evidentemente la jovena no conocía la película y gugleó", escribió en twitter Natalia Moreno.

Ya que la emprendedora, bordó el famoso meme de Julie Andrews sobre la pradera y sus brazos extendidos con la épica frase: "Me importa tres hectáreas de verga".

Claro está que la foto además de hacerse viral, ya tiene en su hijo varios pedidos queriendo una igual. Así que como diría Guido Kaczka: "Está mal, pero no tan mal". 

Mirá. 

Comentarios