Actualidad Abuso sexual

Abusos en el Próvolo: La monja Kosaka Kumiko aseguró que es inocente

La mujer acusada de abuso contra niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo brindó una entrevista por videoconferencia a periodistas locales. Se encuentra en prisión domiciliaria. 

La monja acusada, Kosaka Kumiko(Foto: Gentileza)

La monja acusada, Kosaka Kumiko | Foto: Gentileza

Está a punto de comenzar el juicio por los casos de abuso sexual perpetrados en el Instituto Próvolo de Mendoza. Entre los imputados se encuentran los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho, además del ex administrativo Armando Gómez. Pero también está involucrada la monja Kosaka Kumiko, acusada de abuso y de encubrimiento. En total, son 14 las víctimas -todos niños hipoacúsicos- y los hechos, 49. 

Durante la tarde de este miércoles, la religiosa dio una entrevista a los medios de comunicación. De acuerdo a lo que contó Diario Uno, un periódico local, la monja habló desde el edificio religioso donde cumple prisión domiciliaria, con tobillera eléctrica y control de geoposición. 

"Siempre me pregunto, cada mañana, por qué me acusan y no encuentro respuesta. Doy lo mejor que puedo y hago lo mejor que puedo", señaló Kumiko en la entrevista. 

Además aseguró que es inocente de todos los hechos en los que está acusada -entre ellos de haber colocado un pañal a una alumna por el sangrado que tenía tras un abuso-. 

La monja insiste en que los testimonios de las víctimas fueron manipulados para conveniencia de la querella. Vale aclarar que durante todo el proceso, la defensa insistió con que los intérpretes falseaban la verdad sobre lo que declaraban los niños.  

Pidió también por un juez imparcial, "que pueda ver la verdad sobre lo que ha ocurrido en el Próvolo". 

La mujer estuvo en el penal durante algunos meses y luego le fue concedido el beneficio de prisión domiciliaria. La dirección del lugar donde se encuentra se preserva, por seguridad de la acusada.  

El hecho 

La primera denuncia de abuso se registró en noviembre del 2016. Fue la senadora Daniela García quien recibió a Luis Batistelli, el presidente del Movimiento de Sordos de Mendoza. El hombre le manifestó la grave situación por la que estaban atravesando niños hipoacúsicos: eran abusados en el Instituto Antonio Próvolo, ubicado en Luján de Cuyo. 

La legisladora fue a la justicia y allí se inició un largo proceso que terminó con tres causas. 

En el caso ya está condenado Jorge Bordón, el monaguillo que accedió a un juicio abreviado. El sindicado aceptó los cargos de abuso sexual con acceso carnal y ahora afronta una pena de 10 años de prisión con cumplimiento efectivo. 

En esta nota:

Comentarios