No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Así sobrevivieron las hermanas que se perdieron en Tucumán: "Comíamos tres bizcochitos y media nuez por día"

Estuvieron 48 horas perdidas hasta que fueron rescatadas y se reencontraron con sus familiares que viajaron a colaborar con la búsqueda.

Las hermanas contaron qué hicieron hasta que fueron rescatadas│Foto: captura de video

Las hermanas contaron qué hicieron hasta que fueron rescatadas│Foto: captura de video

Claudia María y Mónica Cristina López son las dos hermanas que, entre risas y desesperación, grabaron un video mientras estaban perdidas en el Cerro San Javier, en Tucumán. 

En una entrevista de La Gaceta, las hermanas contaron cómo pasaron las horas perdidas en la selva: responsabilizaron a la mala señalización del recorrido y cuidaron los alimentos que tenían.

"Está mal señalizado, el cartel de salida no se ve. Así que seguimos de largo. Caminamos, caminamos hasta que nos dimos cuenta que habíamos hecho un largo trayecto y las piedras empezaron a cambiar de color, ahí nos dimos cuenta que no era ese el camino", recordó Mónica.

"Pasamos once horas sentadas, agarradas a unos árboles, porque adelante teníamos un precipicio", contaron sobre 

"Habíamos bajado a tomar mate, gracias a Dios me olvidé el mate así que nos quedó el agua. Entre el agua que tenía ella (por su hermana) en una botella y el agua del mate, fuimos viviendo estos tres días", relató Claudia.

Sobre su alimentación en esos días, contaron: "Teníamos bizcochitos y nueces, nada más". "Comíamos tres bizcochitos y media nuez por día. Tomábamos cinco sorbos de agua por día", detallaron. "A mí se me terminaron los puchos, imaginate", remarcó Mónica.

"Sentíamos tristeza por pensar que no íbamos a volver a ver a nuestros hijos ni a nuestros nietos, pero el último día ya estábamos abandonadas", recordaron.

Recordaron cómo fue el momento del rescate: "Vi las luces y empezamos a gritar como locas. Cuando respondieron creí que tocaba el cielo con las manos. Fue la primera vez que nos abrazamos y lloramos de alegría".

Comentarios