No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Brasil: líder social preso por quemar estatua en acto contra Bolsonaro

El juez Xisto Rangel, del Tribunal de Justicia de San Pablo, negó por segunda vez la libertad de Paulo Galo por considerar que "el derecho a la manifestación no justifica la depredación del patrimonio público".

El juez Xisto Rangel negó por segunda vez el pedido de libertad

El juez Xisto Rangel negó por segunda vez el pedido de libertad

Por segunda vez un tribunal de apelaciones de la ciudad de San Pablo negó la libertad del líder sindical de los repartidores de comida por aplicaciones, Paulo Silva Lima, conocido como Paulo Galo, luego de dos semanas de prisión por haber participado de la quema de una estatua que homenajea al conquistador esclavista Manuel Borba Gato.

El dirigente social recibió el apoyo de gran parte del arco político opositor, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, dirigentes internacionales y artistas, que reclaman que su detención es "política".

Entre los famosos que pidieron la libertad de Borba Gato se sumaron este lunes los artistas del movimiento negro Emicida, Mano Brown, líder de la popular banda rap Racionais MC, y Crioulo.

Sin embargo, el juez Xisto Rangel, del Tribunal de Justicia de San Pablo, negó por segunda vez la libertad de Paulo Galo por considerar que "el derecho a la manifestación no justifica la depredación del patrimonio público" y que el detenido miente al afirmar que no tiene previsto realizar una manifestación similar.

Galo, conocido por organizar huelgas y protestas de los motociclistas de aplicaciones de comida en reclamo de mejores condiciones de trabajo, participó el pasado 24 de julio de las protestas para pedir la renuncia de Jair Bolsonaro.

La acción de su organización fue quemar neumáticos en torno a la gigantesca estatua de Borba Gato en el barrio de Granja Julieta, en San Pablo, causando la condena del gobernador paulista, Joao Doria.

Esta decisión judicial va en contra incluso de la decisión del Supremo Tribunal de Justicia (máxima corte penal) de liberarlo.

Borba Gato fue uno de los bandeirantes paulistas, conquistadores internos, que participaron de las masacres de indígenas y sometimiento a la esclavitud de los pueblos originarios para explorar el oro en la segunda mitad del siglo XVII.

Los bandeirantes paulistas fueron responsables por la ampliación del Tratado de Tordesillas entre la América Portuguesa y Española y por ser los principales ejecutores de las aldeas indígenas que encontraban a su paso en la conquista del llamado interior de Brasil.

Comentarios