No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad REGRESO A LOS COLEGIOS

Clases presenciales: "Diferimos en la necesidad o no de exponer a los chicos"

Tras comunicar que no hubo acuerdo entre Nación y Ciudad de Buenos Aires, el ministro de educación aseguró que todavía "no hay datos epidemiológicos" para asegurar la vuelta a las escueles.

Nicolás Trotta sobre la vuelta a clases presenciales

Nicolás Trotta sobre la vuelta a clases presenciales

Mientras continúa el aislamiento social y preventivo por la pandemia por coronavirus en la Argentina, la Ciudad de Buenos Aires intenta llegar a un acuerdo para garantizar el regreso a clases presenciales para 6.500 estudiantes que tienen el menor vínculo con la escuela.

Este lunes 21 de septiembre, el ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta se reunió con su par porteña, Soledad Acuña junto los ministros de Salud, Ginés González García y Fernán Quiros, para definir la vuelta progresiva a las aulas. 

Reunión entre ministros de Educación y Salud de Nación y CABA por la vuelta a clases presenciales

Acuña presentó una propuesta para volvieran a estar en los institutos con clases de apoyo. Sin embargo, no hubo acuerdo con Trotta, quien consideró que la situación epidemiológica aún no es apta para garantizar el regreso a clases presenciales.

"Todavía no hay datos objetivos epidemiológicos que den un marco de tranquilidad a los estudiantes, a los docentes y a la familia; que las decisiones que se están tomando no son apresuradas", argumentó el funcionario en diálogo con Radio la Red.

"Ningún otro distrito en las circunstancias que está la Ciudad, o inclusive en algunas instancias mejores en el campo epidemiológico, está promoviendo el regreso a las aulas", resaltó Trotta.

Fue el ministro quien se encargó durante la jornada del lunes en confirmar que no hubo acuerdo y que directamente no se trató el tema de que los chicos puedan estudiar en los patios de los colegios o las plazas de la Ciudad de Buenos Aires, como se explicaba en uno de los tantos planes iniciales.

Según Trotta, hace tres meses se acordó un protocolo, que también aprobó el Gobierno porteño, que dice que para promover el regreso a actividades escolares "tiene que haber nulo o muy bajo nivel de contagio". Sin embargo, Quirós plantea que "ese escenario es imposible en la Ciudad, que hay que generar otro indicador", entonces "nosotros le planteamos que generemos el indicador objetivo para llevar tranquilidad a toda la comunidad educativa".

"Parte de lo que le planteamos a Quirós, que tiene una mirada muy positiva en cuanto a la posibilidad del regreso a las actividades en la Ciudad, es que su equipo epidemiológico se junte con el de Nación y establezcan datos e indicadores objetivos para tranquilidad de todo los equipos porque el nuestro está planteando que todavía no están dadas las circunstancias epidemiológicas en esta Ciudad", manifestó.

"Estamos planteando la posibilidad de acompañarlos con promotores de la Universidad de Buenos Aires para agilizar la marcha y ya tenemos listas 6.500 computadoras y aunque la conectividad no resuelve el problema de fondo, es una herramienta que ayuda a restablecer la institucionalización del vínculo escolar", consideró el ministro.

Sin acuerdo para la vuelta a clases presenciales

"Nosotros pedimos que individualizaran a los estudiantes porque queremos colaborar, van seis meses y todavía quedan 5000 chicos por visitar en su hogares. Hay que lograr que el Estado, que la escuela, que los promotores sociales, que el Ministerio de Desarrollo Social, vayan a esos hogares y que se acelere la marcha porque no se puede perder más tiempo. Decimos que el Estado vaya a esos hogares", expresó Trotta.

Sobre el acuerdo con CABA, el ministro mencionó que "diferimos en la necesidad o no de exponer a los chicos", y al tiempo que remarcó "soy un promotor del regreso a clases", recordó que que en cinco provincias argentinas que retomaron con clases presenciales, en tres de ellas hubo que retroceder porque se modificó la realidad epidemiológica.

Días atrás, Trotta confirmó la entrega de computadoras para 6.500 estudiantes, para garantizar la conexión a Internet y así poder participar de las clases por videollamada y las tareas cargadas en las plataformas virtuales.

"Ningún otro distrito en las circunstancias que está la Ciudad, o inclusive en algunas instancias mejores en el campo epidemiológico, está promoviendo el regreso a las aulas", concluyó.

En esta nota:

Comentarios