No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Economía explicó por qué la reducción de subsidios no impactará en las tarifas

El Gobierno estinará el 1,5% del PBI a subsidios de electricidad y gas durante el año que viene. Avanzará con el esquema de segmentación de tarifas.

El Gobierno avanzará con la segmentación en las tarifas.

El Gobierno avanzará con la segmentación en las tarifas.

El Ministerio de Economía emitió en la noche del domingo un comunicado de aclaraciones sobre la posibilidad de un aumento de tarifas de servicios públicos como luz y gas, a raíz de lo que marca el Presupuesto 2022 en ese área.

Este último estimó que los subsidios a las tarifas de servicios públicos alcanzarán al 1,8% del PBI, pero que este porcentaje podría reducirse en un 0,3%, una vez que se implemente un esquema de segmentación de subsidios de acuerdo a los ingresos. Es decir, que en principio esa reducción de subsidios se cubriría con aumento de tarifas.

"En vista de interpretaciones erróneas de algunos medios de comunicación sobre anuncios y decisiones de planificación presupuestaria recientes", expresó el Ministerio de Economía de la Nación, antes de detallar aclaraciones sobre 5 puntos.

Respecto a la planificación tarifaria para el año próximo, el Presupuesto 2022 establece un gasto en subsidios de las tarifas del 1,5% del PBI. Se apunta a alcanzar este valor principalmente mediante tres acciones concretas:

  •  Caducidad de la Resolución 46, que había sido implementada en 2017 por la administración de Juntos por el Cambio y ofrecía un precio para el gas que oscila entre 7,50 USD/MMBTU en 2018 y 6,00 USD/MMBTU en 2021.
  • El Plan GasAr adoptado en el año 2020 permitió -a partir del acuerdo y el diálogo con el sector privado- establecer un precio promedio de 3,50 USD/MMBTU.
  • La caducidad de la Resolución 46 permitirá, en términos de subsidios, una reducción de aproximadamente 600 millones de USD, con respecto a 2021.
  • Obras de infraestructura para el sector previstas en el presupuesto 2022 por más de $100.000 millones -principalmente en construcción de gasoductos- permitirá mejorar la distribución federal de la energía, mayor ahorro fiscal producto de sustitución de importaciones y menor costo del gas.
  • Segmentación en el subsidio de las tarifas que permita construir un esquema tarifario más progresivo y seguir acompañando a los sectores que lo requieren a través de un uso eficiente de los recursos del Estado.

De hecho, el Presupuesto 2022 presentado la semana pasada, y que fue uno de los principales focos de conflicto en la interna del Frente de Todos por el nivel de gasto público para asistir la crisis socioeconómica, no precisaba un nivel de incremento tarifario.

Este año ya hubo un conflicto dentro del Gobierno que terminó con una suba de 6% para el gas y un 9% para la electricidad. Los porcentajes se definieron en medio de tironeos entre el equipo de Martín Guzmán y los funcionarios del kirchnerismo.

En esta nota:

Comentarios